El wok

Tanto que a veces hablo de comida, que si este plato por aquí, esta salsa por allá… y se me olvida lo más importante que es el elemento fundamental para la preparación de estos platos. La palabra de origen cantonés que da nombre a dicho elemento, ni más ni menos que el wok.

Sartén metálica cóncava que se usa en la cocina asiática principalmente para saltear los ingredientes (stir frying), en el que se usa poco aceite debido a la forma características del wok. Permite que se concentre gran cantidad de calor en la parte más baja y sin tener que gastar demasiado gas, e implica que se tiene que estar removiendo de forma constante la comida. Aunque no sólo para saltear sirve el wok, sino que también se le puede dar usos para guisar, hacer una sopa, ahumar… eso ya depende del tamaño.

Aunque es un elemento originiario de China, se ha ido introduciendo en los hogares de todo el mundo poco a poco, además que se puede disfrutar de una cocina saludable y probar nuevas recetas. Que levante la mano quien no haya visto un wok en Ikea 😛 Recuerdo que mi tío en su momento compró uno para probar y le resultó bastante práctico.

¿Y respecto al material con el que están hechos? nos podemos encontrar con varias combinaciones entre la parte de cocinar y el mango o mangos (madera o plástico), aunque principalmente está hecho de metal o a veces se puede encontrar en aluminio, pero sin duda resulta mejor el primero de todos, ya que reparte mejor el calor a la hora de hacer la comida. Eso sí, necesita de unos “cuidados” especiales como son:

– Antes de usarlo, se calienta aceite para hacer que una fina capa se adhiera al metal.
– Lavarlo con agua caliente (nada de jabón) después de usarlo y dejarlo algo engrasadito para evitar que se oxide.

Resulta muy espectacular ver como se manejan los cocineros entre fogones mientras dan vueltas y vueltas a los ingredientes y cuando de repente salen algunas llamaradas.

Ya por último dejar un video que he encontrado donde se puede ver un wok en plena acción. La verdad que hay que tener maña para menearlo tan bien 🙂

Tanto que a veces hablo de comida, que si este plato por aquí, esta salsa por allá… y se me olvida lo más importante que es el elemento fundamental para la preparación de estos platos. La palabra de origen cantonés que da nombre a dicho elemento, ni más ni menos que el wok.

Sartén metálica cóncava que se usa en la cocina asiática principalmente para saltear los ingredientes (stir frying), en el que se usa poco aceite debido a la forma características del wok. Permite que se concentre gran cantidad de calor en la parte más baja y sin tener que gastar demasiado gas, e implica que se tiene que estar removiendo de forma constante la comida. Aunque no sólo para saltear sirve el wok, sino que también se le puede dar usos para guisar, hacer una sopa, ahumar… eso ya depende del tamaño.

Aunque es un elemento originiario de China, se ha ido introduciendo en los hogares de todo el mundo poco a poco, además que se puede disfrutar de una cocina saludable y probar nuevas recetas. Que levante la mano quien no haya visto un wok en Ikea 😛 Recuerdo que mi tío en su momento compró uno para probar y le resultó bastante práctico.

¿Y respecto al material con el que están hechos? nos podemos encontrar con varias combinaciones entre la parte de cocinar y el mango o mangos (madera o plástico), aunque principalmente está hecho de metal o a veces se puede encontrar en aluminio, pero sin duda resulta mejor el primero de todos, ya que reparte mejor el calor a la hora de hacer la comida. Eso sí, necesita de unos “cuidados” especiales como son:

– Antes de usarlo, se calienta aceite para hacer que una fina capa se adhiera al metal.
– Lavarlo con agua caliente (nada de jabón) después de usarlo y dejarlo algo engrasadito para evitar que se oxide.

Resulta muy espectacular ver como se manejan los cocineros entre fogones mientras dan vueltas y vueltas a los ingredientes y cuando de repente salen algunas llamaradas.

Ya por último dejar un video que he encontrado donde se puede ver un wok en plena acción. La verdad que hay que tener maña para menearlo tan bien 🙂

Sobre el autor

Entradas relacionadas

8 Comments on “El wok

  1. Pingback: Bitacoras.com

  2. Pues yo me compré uno de esos de IKEA también… pero casi no lo he usado :\

    Además lo compré sin la rejilla esa, ¿es eso lo que sirve para ahumar y guisar?

    1. Pues muy mal, hay que darle más uso y probar recetas, jeje. Lo que me dices de la rejilla es cierto, aunque no es que lo haya probado, pero pones la comida encima y luego con el agua debajo hirviendo para guisar unas verduritas o algo, aunque el uso principal como comentaba es para “freir”, saltear.

  3. Yo tengo uno! jajajaj Y no es de IKEA eh! jajajjaj Me gusta bastante, puedes hacer un montón de cosas distintas con él…

    1. Te veo un chico apañado, asi me gusta. Y las recetas que preparas son de comida española o asiática? interesante 🙂

      1. jajajaja Ni lo uno ni lo otro jajajajaj Invenciones! así rollo asiático pero no es nada vamos… cosas salteadas y uso salsa de soja… jajajajjaja

  4. Vic

    Nunca he probado uno …¿será parecido a un sartén antiadherente?

    1. Digamos que tiene un parecido, aunque suelen ser de metal. Basta con poquito aceite para cocinar, aunque hay que mover bastante para que no se pegue, porque de antiadherente tiene poco, por lo que he visto el que tengo en casa y cuando lo usa mi novia. Luego me toca fregar, jeje 🙂

Comentarios no permitidos