Al metro

 

Una de las formas más cómodas de desplazarnos por una ciudad, es hacer uso de la red de metro. Una ciudad como es Tokio, no iba a ser una excepción y también todo lo que rodea a este medio de transporte tiene un cierto aire más auténtico. El interior de las estaciones es amplio y algunas tienen los andenes sin protección, algo que contrasta con el metro de Hong Kong u otras ciudades asiáticas, aunque seguro que poco a poco hagan un esfuerzo por renovarlo e incluir esta medida de seguridad.

La presencia del aire acondicionado no es tan intensa a lo que estoy acostumbrado, y simplemente con la brisa que sopla por los túneles o cuando pasa el tren es sufciente o bien ayudado de algún ventilador para mover el aire. Y siendo finales de verano, el calor aprieta afuera, concentrándose un poco bajo tierra. En otro sitio ya nos hubiéramos sentido como cubito de hielo, y experimentado un gran contraste entre dentro y fuera de la estación, en Japón no nos pasó así, el metro tiene su propio ritmo.
 

Pero hay algunas estaciones que si tienen barreras como las que vemos en esta foto, pero que sólo cubren hasta media altura, pero al menos es algo.
 

Si hay algo que tenga el metro tokiota es: diversidad de líneas. En la foto tan solo unas pocas y teniendo en cuenta que son varias las compañías de metro que operan, tales como: JR, Tokyo Metro… y cuando queremos cambiar de una a otra, los intercambios pueden llevar un poco de tiempo.
 

Una de las cosas que me gustan, es el poder comprar en alguno de los estanquitos existentes en el interior de la estación una vez pasadas las compuertas. Y es que no habiendo restricción de comida y bebida en el andén y los vagones, podemos comprar algo si nos apetece sin tener que esperar a estar fuera de esta zona. Me pregunto qué pasaría si en Hong Kong sucediese lo mismo, pero de momento, tenemos que andar con ojo de no comer o beber dentro de la estación o los vagones, no obstante, la gente lo hace de forma discreta y hasta la fecha nunca he visto que hayan pillado a nadie. La multa que te puede caer es de 150 euros si no recuerdo mal. Creo que es todo cuestión de educación, y si la gente supiese guardar las formas como hacen en Japón, no habría estas medidas.
 

Otro servicio muy práctico son las taquillas. Recuerdo haber hecho uso de ellas en mi primer viaje al país. Era mi último día de estancia y debía salir del hotel temprano, aproveché para ir de visita a Yokohama y para no estar cargando con el equipaje, lo dejé en unas de las taquillas de las estación por la que pasaría más tarde de camino al aeropuerto. Las hay de varios tamañitos en función de las dimensiones de nuestras maletas y con ello, el precio acorde.
 

 

La publicidad que cuelga del techo de los vagones no pasa desapercibida. Suele ser de lo más variada como de anuncios de bebidas, estética… Lástima que no tuvieran su versión en inglés para enterarnos un poco mejor lo que cuentan.
 

Desde por la mañana hasta cuando empieza a hacerse de noche, el metro lleva a la gente a su trabajo o a su casa, y siempre con la puntulidad japonesa característica. Siempre todos en orden y respetando las señales de quien sale y quien entra. Mientras tanto podemos elegir cómo hacer que nuestro viaje se haga más llevadero: escuchar música, jugar con nuestra PSP o el móvil, leer…
 

Podría decir muchas bondades de este transporte, pero lo mejor es experimentarlo nosotros mismos. Seguro se acuerdan de la línea Yamanote cuando vayan de visita. ¡Vaamos al metro!

 

 

Una de las formas más cómodas de desplazarnos por una ciudad, es hacer uso de la red de metro. Una ciudad como es Tokio, no iba a ser una excepción y también todo lo que rodea a este medio de transporte tiene un cierto aire más auténtico. El interior de las estaciones es amplio y algunas tienen los andenes sin protección, algo que contrasta con el metro de Hong Kong u otras ciudades asiáticas, aunque seguro que poco a poco hagan un esfuerzo por renovarlo e incluir esta medida de seguridad.

La presencia del aire acondicionado no es tan intensa a lo que estoy acostumbrado, y simplemente con la brisa que sopla por los túneles o cuando pasa el tren es sufciente o bien ayudado de algún ventilador para mover el aire. Y siendo finales de verano, el calor aprieta afuera, concentrándose un poco bajo tierra. En otro sitio ya nos hubiéramos sentido como cubito de hielo, y experimentado un gran contraste entre dentro y fuera de la estación, en Japón no nos pasó así, el metro tiene su propio ritmo.
 

Pero hay algunas estaciones que si tienen barreras como las que vemos en esta foto, pero que sólo cubren hasta media altura, pero al menos es algo.
 

Si hay algo que tenga el metro tokiota es: diversidad de líneas. En la foto tan solo unas pocas y teniendo en cuenta que son varias las compañías de metro que operan, tales como: JR, Tokyo Metro… y cuando queremos cambiar de una a otra, los intercambios pueden llevar un poco de tiempo.
 

Una de las cosas que me gustan, es el poder comprar en alguno de los estanquitos existentes en el interior de la estación una vez pasadas las compuertas. Y es que no habiendo restricción de comida y bebida en el andén y los vagones, podemos comprar algo si nos apetece sin tener que esperar a estar fuera de esta zona. Me pregunto qué pasaría si en Hong Kong sucediese lo mismo, pero de momento, tenemos que andar con ojo de no comer o beber dentro de la estación o los vagones, no obstante, la gente lo hace de forma discreta y hasta la fecha nunca he visto que hayan pillado a nadie. La multa que te puede caer es de 150 euros si no recuerdo mal. Creo que es todo cuestión de educación, y si la gente supiese guardar las formas como hacen en Japón, no habría estas medidas.
 

Otro servicio muy práctico son las taquillas. Recuerdo haber hecho uso de ellas en mi primer viaje al país. Era mi último día de estancia y debía salir del hotel temprano, aproveché para ir de visita a Yokohama y para no estar cargando con el equipaje, lo dejé en unas de las taquillas de las estación por la que pasaría más tarde de camino al aeropuerto. Las hay de varios tamañitos en función de las dimensiones de nuestras maletas y con ello, el precio acorde.
 

 

La publicidad que cuelga del techo de los vagones no pasa desapercibida. Suele ser de lo más variada como de anuncios de bebidas, estética… Lástima que no tuvieran su versión en inglés para enterarnos un poco mejor lo que cuentan.
 

Desde por la mañana hasta cuando empieza a hacerse de noche, el metro lleva a la gente a su trabajo o a su casa, y siempre con la puntulidad japonesa característica. Siempre todos en orden y respetando las señales de quien sale y quien entra. Mientras tanto podemos elegir cómo hacer que nuestro viaje se haga más llevadero: escuchar música, jugar con nuestra PSP o el móvil, leer…
 

Podría decir muchas bondades de este transporte, pero lo mejor es experimentarlo nosotros mismos. Seguro se acuerdan de la línea Yamanote cuando vayan de visita. ¡Vaamos al metro!

 

Sobre el autor

Entradas relacionadas

15 Comments on “Al metro

  1. Pingback: Bitacoras.com

  2. A mí me encanta el metro. Me parece un medio de transporte genial: rápido, cómodo… La pena es que donde vivo no hay aunque están construyendo algo parecido 🙂
    El de Tokio debe de ser un poco complicado hasta que te acostumbras, no? Con tanta linea y compañía distinta…

    1. Entiendo que no todas las ciudades están hechas para el metro y otros medios de transporte pueden suplirlo, pero a veces por el tráfico con los demás no es fácil.

      Puede que al principio impresione al ver el mapa con todas las líneas, pero luego uno se hace a ello. Además, también hay alguna app para el móvil que te facilita aún más las conexiones de un punto a otro indicando qué líneas son las mejores. Recuerdo que me lo comentó Alberto (volver.asia)

      1. iurgi

        Lo que cambian las cosas en cinco años. Desde mi viaje allí perdidos del todo a ahora, el Android cargado con mapas y el trip planner del metro y arreglado. Bendita tecnología 🙂

        1. Es una ayuda esencial a la hora de viajar, facilita mucho y ahorrar tiempo para no perdernos en sitios nuevos. Molaa lo que ayuda la tecnología, aunque a veces soy partidario de dejarme llevar y lo que surja 🙂

  3. Pau

    Aunque el de Hong Kong es impresionante, el de Tokyo es uno de los más auténticos del mundo.

    La primera vez que tomé la Yamanote aluciné en colores 😀

    1. Por sencillez el de HK es un ganador, pero el de Tokio tiene su encanto por la maraña de líneas y lo bien que se puede llegar a cantidad de puntos de interés.

  4. Personalmente creo que si te sabes mover por el metro es cuando empiezas a conocer la ciudad de verdad.

    1. Igual a la primera no le coges el tranquillo a las combinaciones, pero seguro que para una siguiente visita uno termina por aprenderse el metro casi tan bien como la palma de su mano.

      Hay mucha gente que no podría concebir su día a día sin él. Cuando deja de funcionar o tiene sus retrasos, es cuando realmente uno se da cuenta lo necesario que nos es.

  5. Sabes que es lo que me sorprende de este post? Que parece MUY tranquilo; yo me imagino el metro de Tokio como un hormiguero de gente con prisa, con los empujadores y todo eso (que ni siquiera sé si es una leyenda urbana). Pero en tus fotos se ve casi vacio y con la gente muy de relax? Es lo normal? o es que fuisteis a unas horas / lineas muy determinadas? Otra cosa que me sorprende es lo que comentas de las protecciones… yo creo que no las he visto nunca, en ninguno de los metros que conozco (Madrid, Barcelona, Lisboa y Londres). Y bueno… nada… que a mi es que el metro me da un poco de claustrofobia… lo uso si hay que usarlo, porque práctico es, pero lo de andar bajo tierra no me acaba de molar.

    1. En las estaciones principales como Shibuya o Tokyo, el hormigueo que comentas si que es constante. Ahora que me ponga a pensar, las fotos son por la mañana sobre las 10 o puede que alguna por la tarde-noche. La estación que teníamos cerca del hotel era de lo más tranquilita 🙂

      En el metro de Londres la última vez que estuve, hay una de las líneas y creo recordar en la parada de Waterloo tenían puerta acristalada completa. Poco a poco lo estarán modernizando que buena falta le hace al tube, no?

      En este metro o el de HK, no debas temer por sentirte aprisionada, son bastante ventilados y no dan sensación de claustrofobia.

      1. Si me acuerdo te lo digo para enero, que tengo planificada una escapadita invernal a Londres, jeejejje

        1. Ah si, me acuerdo que estuviste preguntando hace poco sobre la city. Tendrás ganitas 🙂 verás como no te disgusta la ciudad, y seguro que con nieve y todo.

  6. Hola Javier!

    La verdad es que cuando estuve por allí, el metro me sorprendió muchísimo de su eficacia y rapidez. Además, incluso con esos planos enrevesados, era muy fácil moverse por allí.

    ¿Qué tal el funcionamiento del metro de HK? 🙂

    1. Creo que le habrá pasado a más gente cuando de entrada ve un mapa del metro y se puede confundir un poco, pero como dices, luego moverse por él es muy fácil y sabiendo qué es lo que queremos ir a ver y cerca de qué paradas está.

      El de HK es bien fácil, tiene muchas menos líneas y todas pertenecen a la misma compañia y los cambios entre líneas se hacen en la misma plataforma, no tardas ni 10 segundos y si los trenes están sincronizados en ese momento, mejor aún. Un 10

Comentarios no permitidos