China extensa

Aunque llevo tiempo por la zona aún quedan sitios por ver en China y es no es una tarea fácil, no sólo por lo extensa y también el tiempo que hay que dedicarle para desplazarse entre ciudades de interior algo más remotas.

No obstante, dando un vistazo atrás de los viajes hechos en este tiempo tampoco puedo quejarme pero uno siempre se queda con la espinita de visitar más rincones. El viaje más presente que tengo es cuando fui con mi amigo Alberto hasta Guilin y Yangshuo, y eso que fue hace 4 años casi por estas fechas al comienzo del veranito. Aún lo recuerdo como si fuera ayer, fue un viaje muy completito.

La primera toma de contacto con China continental fue yendo a Pekín durante un mes que fue toda una experiencia para poder practicar el mandarín aprendido durantes las semanas previas, así como poder visitar algunos de los sitios de interés como la Ciudad Prohibida, el Templo del Cielo o la Gran Muralla. Mucho habrá cambiado la ciudad desde entonces y más aún después de las Olimpiadas celebradas en el verano de 2008.

Uno tampoco tiene que irse demasiado lejos desde Hong Kong para descubrir sitios tan interesantes como Huizhou y que dicen tiene cierto parecido con la Venecia de China (Hangzhou) pero que aún no he tenido la ocasión de ir. Puede que cuando tengamos en mente una futura visita a Shanghai, nos gustaría incluir la visita a esta ciudad.

Desde las zonas con más tradición y paisajes increíbles hasta otras que se han modernizado totalmente en los últimos 20 años como puede ser el caso de Shanghai; se dice que esta ciudad quiere plantarle cara a Hong Kong en lo que al aspecto financiero se refiere y como no, los edificios altos no podían faltar y sin descuidar las zonas históricas de cuando la ocupación francesa.

De Norte a Sur, hay muchos contrastes y eso que sólo he estado en las grandes ciudades porque lo que es el interior, tiene mucho por ver y armarse de paciencia en las conexiones; principalmente en tren (aunque la alta velocidad avanza rápido) o sino en guaguas pero que no van por lindas autopistas y se hacen eternos algunos tramos, es lo que sería la China profunda 🙂

Seguro que les gustaría poder saborear un poquito de cada cara y sacar conclusiones, ¿verdad? No dejen de visitar mi página de Facebook o Google+ para más información y posts anteriores.

Aunque llevo tiempo por la zona aún quedan sitios por ver en China y es no es una tarea fácil, no sólo por lo extensa y también el tiempo que hay que dedicarle para desplazarse entre ciudades de interior algo más remotas.

No obstante, dando un vistazo atrás de los viajes hechos en este tiempo tampoco puedo quejarme pero uno siempre se queda con la espinita de visitar más rincones. El viaje más presente que tengo es cuando fui con mi amigo Alberto hasta Guilin y Yangshuo, y eso que fue hace 4 años casi por estas fechas al comienzo del veranito. Aún lo recuerdo como si fuera ayer, fue un viaje muy completito.

La primera toma de contacto con China continental fue yendo a Pekín durante un mes que fue toda una experiencia para poder practicar el mandarín aprendido durantes las semanas previas, así como poder visitar algunos de los sitios de interés como la Ciudad Prohibida, el Templo del Cielo o la Gran Muralla. Mucho habrá cambiado la ciudad desde entonces y más aún después de las Olimpiadas celebradas en el verano de 2008.

Uno tampoco tiene que irse demasiado lejos desde Hong Kong para descubrir sitios tan interesantes como Huizhou y que dicen tiene cierto parecido con la Venecia de China (Hangzhou) pero que aún no he tenido la ocasión de ir. Puede que cuando tengamos en mente una futura visita a Shanghai, nos gustaría incluir la visita a esta ciudad.

Desde las zonas con más tradición y paisajes increíbles hasta otras que se han modernizado totalmente en los últimos 20 años como puede ser el caso de Shanghai; se dice que esta ciudad quiere plantarle cara a Hong Kong en lo que al aspecto financiero se refiere y como no, los edificios altos no podían faltar y sin descuidar las zonas históricas de cuando la ocupación francesa.

De Norte a Sur, hay muchos contrastes y eso que sólo he estado en las grandes ciudades porque lo que es el interior, tiene mucho por ver y armarse de paciencia en las conexiones; principalmente en tren (aunque la alta velocidad avanza rápido) o sino en guaguas pero que no van por lindas autopistas y se hacen eternos algunos tramos, es lo que sería la China profunda 🙂

Seguro que les gustaría poder saborear un poquito de cada cara y sacar conclusiones, ¿verdad? No dejen de visitar mi página de Facebook o Google+ para más información y posts anteriores.

Sobre el autor

Entradas relacionadas

7 Comments on “China extensa

  1. Pingback: Bitacoras.com

  2. ¿Un mes en Beijing?

    No te puedes quejar Javier 😛

    1. Fue una experiencia muy interesante el poder practicar mejor el idioma y conocer tantos rincones de la ciudad. Me gustaría poder volver después de todo este tiempo.

  3. Pau

    Y es que China es enorme, tengo muchas ganas de hincarle el diente

    1. Ganas de poder ir al interior y visitar montañas y templos, o bien más hacia el norte norte dando con Mongolia. Tiempo y dinero..

  4. Estuve de ruta por Guilin, Yangshuo, Xian y Beijing en Verano de 2011, y me gustó mucho. Ahora que tengo mejor chino me encantaría hacer alguna ruta más rural cuando tenga la ocasión. Tuviste la ocasión de tomar el tren de Chengu a Lhasa? Es uno de mis viajes pendientes, aunque oí que estaban empezando a limitar los permisos de entrada al Tíbet.

    1. Hiciste bien visitando el sur con las localidades de la provincia de Guangxi, el río Li y sus formaciones cársticas no dejan indiferente.

      Si que me apetecería mucho ir a Tíbet pero a veces tal y como andan las cosas por la zona. No estoy muy puesto con lo del permiso, pero no me extrañaría porque ya se ponen pesados para hacerte un simple visado a China y cuando es de múltiple entrada ni te digo. Mucha paciencia 😛

Comentarios no permitidos