Comida a domicilio

Para romper el silencio después de que se haya iniciado el mes de Mayo, un post que aunque habla de comida (reservado para los viernes) también tiene el enfoque tecnológico de las startups. Un ecosistema que es cada vez más diverso y que apuesta por dar servicios de lo más variado: desde conseguir un taxi, hacer reservas de restaurantes o también tener comida a domicilio.

El reparto de comida no es un servicio nuevo ni mucho menos pero con la pegada de las nuevas tecnologías ha dado un pasito más para convertirse más útil y cómoda a golpe de un toque desde nuestro smartphone. Si bien el primer servicio que se empezaba a hacer un hueco había sido FoodPanda, no sin antes abrirse terreno haciendo algunas adquisiciones locales para ganar más mercado.

foodpanda

Parece que la competencia de la mano de Deliveroo ha empezado con fuerza y han hecho un buen despliegue de medios para que la gente lo conozca: reparto de folletos, publicidad en revistas, en tranvías…

deliveroo

Personalmente aún no he podido sacarle partido a este servicio y es que teniendo Wan Chai tan cerquita de la oficina con bastante oferta de restaurantes locales. La variedad que tienen tanto FoodPanda como Deliveroo está orientada a restaurantes de nivel medio-alto y también lo veo como cuando uno tenga un antojo de algún plato especial saber que lo tiene más fácil y sin tener que desplazarse. Y fuera de horario de oficinas, para una reunión de un grupo de amigos en casa tampoco es mal plan.

Seguro que no acaba aquí la “guerra” entre ambos y habrá que ver cuál de los dos termina por ser el preferido del público. Por lo pronto, siguen con sus campañas de promoción y de atraer más miradas. Quien sabe si me decida a probar un día y ver qué tal la experiencia. ¿Ustedes han probado algún servicio similar? sé por ejemplo que Just Eat es otro que pega bastante fuerte en Europa.

Para romper el silencio después de que se haya iniciado el mes de Mayo, un post que aunque habla de comida (reservado para los viernes) también tiene el enfoque tecnológico de las startups. Un ecosistema que es cada vez más diverso y que apuesta por dar servicios de lo más variado: desde conseguir un taxi, hacer reservas de restaurantes o también tener comida a domicilio.

El reparto de comida no es un servicio nuevo ni mucho menos pero con la pegada de las nuevas tecnologías ha dado un pasito más para convertirse más útil y cómoda a golpe de un toque desde nuestro smartphone. Si bien el primer servicio que se empezaba a hacer un hueco había sido FoodPanda, no sin antes abrirse terreno haciendo algunas adquisiciones locales para ganar más mercado.

foodpanda

Parece que la competencia de la mano de Deliveroo ha empezado con fuerza y han hecho un buen despliegue de medios para que la gente lo conozca: reparto de folletos, publicidad en revistas, en tranvías…

deliveroo

Personalmente aún no he podido sacarle partido a este servicio y es que teniendo Wan Chai tan cerquita de la oficina con bastante oferta de restaurantes locales. La variedad que tienen tanto FoodPanda como Deliveroo está orientada a restaurantes de nivel medio-alto y también lo veo como cuando uno tenga un antojo de algún plato especial saber que lo tiene más fácil y sin tener que desplazarse. Y fuera de horario de oficinas, para una reunión de un grupo de amigos en casa tampoco es mal plan.

Seguro que no acaba aquí la “guerra” entre ambos y habrá que ver cuál de los dos termina por ser el preferido del público. Por lo pronto, siguen con sus campañas de promoción y de atraer más miradas. Quien sabe si me decida a probar un día y ver qué tal la experiencia. ¿Ustedes han probado algún servicio similar? sé por ejemplo que Just Eat es otro que pega bastante fuerte en Europa.

Sobre el autor

Entradas relacionadas

2 Comments on “Comida a domicilio

  1. Pau

    Por aquí empiezan a implantarse empresas como Just Eat que ha comprado hace poco La Nevera Roja

    1. Sobre la Nevera Roja leí una historia no hace mucho sobre sus inicios y también que les salió una oferta inicial un poco sobrevalorada para que luego la volviese a comprar otra empresa, que sería Just Eat por menos precio que la primera vez. Ya sabes cómo va el mundo de las startups…

Comentarios no permitidos