Categoría:Naturaleza

Budas en la montaña

En las salidas de montaña que suelo hacer el fin de semana, no hay tiempo para aburrirse y poder descubrir cositas nuevas. Como bien apunta el título de este blog, hay un rinconcito donde hay budas en la montaña. No es que sea la primera vez que paso por esa zona, pero fue un día que me dio por hacer un desvío tras ver un caminito entre los árboles. La última vez que pasé, como se aprecia en la siguiente foto había un poquito de bruma lo que le daba un ambiente algo más místico.

Tempranito por la mañana con apenas gente y disfrutando de la brisita, por suerte no hizo un día de calor pero si con algo de humedad.

siguiendo el camino

La sorpresa de los budas en la montaña se la encuentra uno en el sitio más inesperado porque desde el camino principal pavimentado no se aprecia. Coger un camino de tierra unos metros a la derecha y tras una gran roca entre los árboles: salta a la vista! me quedé contemplando la escena durantes un rato porque bien merecía la pena. Este pequeño santuario en medio de la montaña y que ha debido costar su trabajo para juntar tantas figuritas. No tiene desperdicio si nos podemos a apreciar los detalles.

budas en la montaña

Seguro que la gente del lugar, es un sitio que no entraña mucho misterio pero que seguro es frecuentado de vez en cuando por todos aquellos que gustan de ir de paseo a la montaña. Ejercicios matutinos en la naturaleza y también espiritual para velar por la familia y los antepasados. Lo más inquietante es que había una voz como de cántico de monje que salía de entre las rocas; un pequeño transistor colocado junto a una de las figuras. Igual alguien tiene como misión el ir a cambiar las pilas de vez en cuando.

La ubicación me la guardo para mi porque seguro que así lo querrían los demás. Un secreto de la montaña que comparto con ustedes y que estará a buen recaudo 🙂

En las salidas de montaña que suelo hacer el fin de semana, no hay tiempo para aburrirse y poder descubrir cositas nueva...

Leer más »

Amaneciendo

En los días fríos y en los que el sol le cuesta salir un poco más y salir de la cama también nos cuesta. Una vez uno se pone en marcha y puede contemplar que el día está amaneciendo, todo cambia.

amaneciendo

Como rutina mañanera, me gusta salir a disfrutar corriendo y más sabiendo que tengo sitios bien cerquita con buenas vistas.

Cierto es que hay días que me cuesta más pero tras un cafecito y una tostada; luego el calentamiento e ir cogiendo ritmo. Ver el cielo así es un subidón de energía, llegar a la cima y respirar hondo. Prepararse para la bajada mientras se siente la primera brisa del día.

Aunque esta última es de cuando nuestra estancia en China durante el Año Nuevo Chino, merecía su lugar en este post. Justo el último día antes de regresar a Hong Kong.

Lo mejor de todo es que así el día se aprovecha mucho más. De vuelta para el desayuno en casa y recuperar energías, así da gusto. ¿No creen? 🙂

En los días fríos y en los que el sol le cuesta salir un poco más y salir de la cama también nos cuesta. Una vez uno se...

Leer más »

La presa Hok Tau

Y como parece que el otoño ya está haciendo de las suyas, la montaña se vuelve más apetecible que nunca. El cuerpo me pedía hacer una rutita de monte, pero en esta ocasión en vez de madrugar opté salir por la tardecita para evitar el calor. Y lo mejor que hice porque creo que hubiera sufrido por la mañanita con los casi 32 grados que daba la previsión. Antes de salir de casa tracé la ruta a seguir en mi cabeza y entre los planes estaba pasar por la presa Hok Tau que se encuentra dentro del parque de Pat Sin Leng.

Un par de kilómetros en llano y luego comenzando con la primera rampa que nos lleva en dirección a Cloudy Hill en el caso de continuar a hasta la cima. Nosotros nos quedaríamos un poco más abajo para seguir con nuestro ruta por una sección más divertida de la Wilson Trail. Un tramo que invita correr de forma animada en lo que vamos sorteando piedras y raíces, no demasiado técnica y que va serpenteando hasta que un poco más tarde podemos empezar a divisar la presa entre arbustos.

En lo alto

Y como parece que el otoño ya está haciendo de las suyas, la montaña se vuelve más apetecible que nunca. El cuerpo me pe...

Leer más »

Refrescante

No será la primera vez que les nombre un sitio muy refrescante en los Nuevos Territorios. Las cataratas de Ng Tung Chai son el sitio perfecto para estar en un entorno privilegiado dentro del parque de Tai Mo Shan a las afueras de Tai Po.

A pesar de la dureza de algunos tramos en la ruta, la excursión merece mucho la pena. Justamente cuando fui el fin de semana pasado me encontré bastante gente subiendo y eso que hacía un calor importante, por suerte el tramo a través del bosque se agradece pero el factor humedad si que no te lo quita nadie.

IMAG0762

A medida que vamos subiendo nos encontraremos con distintas secciones de las cataratas: baja, media, alta y la del final (por decirlo de alguna forma). En las dos primeras tenemos que salirnos un poco de la ruta bajando unos metros para acceder a ellas. Sin embargo, cuando llegamos a la principal tenemos que “atravesarla” casi y nos regala una vista magnífica del agua cayendo. Momento refrescante donde los haya y poder afrontar el último tramo de subida a través de la zona de piedras que se nos viene.

refrescante

Quedarnos un rato contemplando cómo cae el agua y el bonito efecto de los rayos del sol atravesando las gotitas de agua en suspensión. En ese momento estaba completamente solo, pero seguro que no tardaría en animarse con los grupos que había pasado algo más abajo.

catarata grande

Pasado lo más gordo, el último tramo que discurre entre rocas de cierto tamaño nos permite experimentar otro tipo de subida. Rodeados de vegetación muy diversa, incluso alguna platanera. Por si no lo había dicho antes, nos encontramos casi a 500 metros de altura.

IMAG0767

Ya podemos respirar tranquilos tras divisar el último tramo de catarata, el camino se relaja un poco y empieza a llanear hasta llegar a un cruce. Dos opciones: seguir subiendo un poco más en dirección a Tai Mo Shan o bien coger el camino alternativo de vuelta a la carretera principal. Nos vamos montaña abajo para darle caña a las piernas.

último trozo

Una excursión hecha con calma que nos llevaría sus 2-3 horitas y también se tercia para un picnic cerca de alguna de las cataratas. Consejo: sean previsores con el tiempo antes de salir de casa para que no les pille desprevenidos con una tormenta o bien con el sol intenso; sobre todo algo que no debe faltar es agua en abundancia y también algo de comida. De resto, a disfrutar con el trayecto.

Y antes de despedirme quería aprovechar para presentarles una web que se ha puesto en funcionamiento desde hace bien poquito: HK Outdoor Adventures. Un espacio que pretende ser un punto de encuentro para conocer los rincones más recónditos del territorio de Hong Kong; en un fin de semana se pueden montar excursiones muy chulas y es Iurgi quien nos trae de la mano de esta web. Espero se pasen a darle un vistazo.

¡Buen fin de semana a todos!

No será la primera vez que les nombre un sitio muy refrescante en los Nuevos Territorios. Las cataratas de Ng Tung Chai...

Leer más »