Categoría:Malasia

Con colorido

 

Qué mejor forma de dar la bienvenida al fin de semana con un poco de colorido. Parece que el tiempo empieza a acompañar de nuevo, la temperatura es más cálida y hoy ha lucido algo más el sol, ¿querrá decir que la primavera empieza de verdad? esperemos que si.

El otro día dejaba en el aire una pregunta sobre las impresiones de la escapadita del fin de semana pasado a Penang. Igual algunos intuyeron que otro aspecto por el que tiene fama el lugar, es sin duda, la comida. Es una mezcla para los sentidos en toda regla, no escapa a la vista ni el olfato. Luego, ya está en nuestra mano el ir probando lo que nos pille más a mano.

¿Qué les parece empezar con algunos aperitivos?
 

Con la misma podemos seguir con un plato de más consistencia y tomarnos unos noodles con cierto toque picantito. Bastante famoso el laksa de Penang. Igual no apto para todos los paladares pero podremos ajustar el tono del picante a nuestro gusto. Yo por si acaso, aunque me gusta lo picante, prefería reservarme para otra ocasión.
 

Y otro elemento indiscutibles: los jugos de frutas. Refrescantes y muy ricos, ideales para tomar a cualquier hora del día. Éste en concreto era de fruta del dragón pero una variantes que es más moradita, consiguiendo este bonito color. A pesar de no hacer un calor intenso, algo más seco en comparación que Hong Kong, el cuerpo agradecía de vez en cuando un juguito.
 

Creo que por hoy ya está bien, aunque seguro que a muchos les van a entrar unas ganas de comer con las fotos, y yo el primero, jaja. La verdad que los sitios que elegimos para comer durante nuestra estancia, estuvieron todos muy bien y altamente recomendables si tienen un día la ocasión. ¡Cuánta tentación por las calles de Penang!

 

  Qué mejor forma de dar la bienvenida al fin de semana con un poco de colorido. Parece que el tiempo empieza a aco...

Leer más »

Con buen sabor

 

Este pasado finde como comentaba nos habíamos ido de escapadita a un país cercano. El amigo Ángel de Artecar24 estuvo rápido a la hora de adivinar el destino. Aún me pregunto cómo fue que lo sacó tan rápido, un lince 🙂

El destino era Penang, Malasia. Un destino fácilmente accesible desde Hong Kong ya que con la compañía Airasia existe un vuelo directo hasta allí que te deja en apenas unas 3 horitas y 20 minutos. Salimos a eso de las 7 de la tarde. El vuelo agradable y aprovechando para echar una sueñecito de vez en cuando. Una vez allí tocaba pillar taxi para llegar hasta el hotel, total que entre una cosa nos plantamos en el hotel sobre las 11 y pico, tiempo justo para colocar algunas cosas del equipaje y prepararnos para dormir.

Lo poco que pudimos de camino al hotel, nos dio la impresión de ser una una isla bastante bien desarrollada. Con bastantes negocios a pie de carretera, edificios en plena construcción y constante movimiento de gente. Ya había ganas de conocer un poco mejor sus calles de día.

Después del correspondiente desayuno, buen momento para dar un paseíto por los playa y hacer un poco la digestión. A pesar que algunas nubes daban la bienvenida a un nuevo día, al poco el sol hacía acto de presencia para que el día brillase con luz propia. ¿Y de temperatura? pues sobre uno 28-30 grados pero sin llegar a ser húmedo, sino más bien seco, con una ligera brisita. Perfecto.
 

Al igual que nosotros, nos encontramos con algo más de gente haciendo su paseo matutino. No eran ni las 11 de la mañana y el calorcito del sol se iba notando en el cuerpo. Uno no puede fiarse y antes que nada ponerse un poco de protector, no vaya ser que desde el primer día nos chamusquemos. Después del paseíto, volvimos a la piscina del hotel y a darnos unos chapuzones hasta casi la hora del almuerzo. Optaríamos para quedarnos cerquita del hotel para luego a la tarde darnos un saltito hasta Georgetown, la ciudad principal en la isla de Penang y que conforma una mezcla muy interesante de razas y arquitectura.

En esta ocasión era la tercera vez que visitaba Malasia, después de haber pasado por Kuala Lumpur y por Kota Kinabalu, de las cuales tengo muy buen recuerdo. La gente de Penang bastante agradadable, sin agobios para comprar souvenirs o coger transporte, la mar de bien.
 

Y al final supieron a poco los tres dias de escapadita, pero antes que nada, ibamos a intentar relajarnos aunque eso no quita para que uno quiera calmar sus ansias de turisteo 🙂 no me importaría volver, quien sabe..

 

  Este pasado finde como comentaba nos habíamos ido de escapadita a un país cercano. El amigo Ángel de Artecar24 es...

Leer más »

Rolling KL

Rescatando momentos de la KDD que tuvimos en Malasia, entre la isla de Tiomán y Kuala Lumpur. Tuvimos la ocasión de estar en el parque de atracciones y darnos unas vueltecitas en la montaña rusa. Gozamos como críos… y luego una de autos-locos, aunque de eso ya no tuve tiempo para video.

Mi compañera de trayecto, Pura de Manila. Aunque seguro que lo captarán en algún momento del video. La verdad que hacía la tira que no me subía a una montaña rusa, y lo disfrué de lo lindo… más bien, lo disfrutamos todos. Yo hasta 3 veces, no sé si hubo gente que se atrevió a una cuarta, jeje.

Ok, let´s go…

Rescatando momentos de la KDD que tuvimos en Malasia, entre la isla de Tiomán y Kuala Lumpur. Tuvimos la ocasión de esta...

Leer más »

Regreso a KL

Y terminando de contar el viaje del puente pasado. Habíamos pasado unos días increíbles en la isla de Tioman, pero el sábado por la mañana teníamos que regresas a KL para ver un poco la ciudad y como no… las torres Petronas.

A primera hora del sábado, dispuesto para coger el ferry de vuelta hasta Mersing y luego el consiguiente trayecto Mersing-Kuala Lumpur. He de decir que esta vez, no sé, el viaje como que fue más llevadero que a la ida. Llegamos finalmente a eso de las 6, con tiempo para buscar el alojamiento y prepararnos para dar una vuelta y de cenita.

Así que, acabamos yendo a un centro comercial cercano a casa de Juan, donde según nos contaba, es el parque de atracciones indoor más grande del mundo. Resulta bastante curioso estar dentro del centro comercial, levantar la cabeza y ver la estructura de una montaña rusa, oir los gritos de la gente cuando estaban montados.

Y para no ser menos, quisimos hacernos un poco más chicos y disfrutar de algunas de las atracciones del parque, entre la montaña rusa y los coches de choque, el resto eran ya demasiado infantiles y no quedaba mucho tiempo para que el parque cerrase.

Después del rato divertido del parque, tiempo para la cena que sino nos quedabamos sin ver las Petronas, a eso de las 12 es cuando las apagan, y tiene su encanto verlas de noche, a uno le dejan sin palabras… y cuanto más miro las fotos más me gustan. Aprovecho para recomendar ver el documental de cómo se construyeron, una pasada! Más información, aquí -> Torres Petronas

Sólo nos quedaba conocer un poco la noche de KL, con lo que después de las consiguientes fotos de las torres, nos dirigimos al Zouk, club el cual también está en Singapur, pero que no tuve la ocasión de ir. Llegamos algo temprano, pero poco a poco el sitio fue cogiendo ambiente. Aprovechar nuestra última noche en la capital, y hasta que el cuerpo aguante, jeje.

Estuvo muy bien la despedida de la ciudad. Ya ibamos avisados de que la marcha en KL acababa pronto, pero se aprovechó lo que se pudo. Al día siguiente, sin tiempo para mucho, prepararme para el viaje de vuelta a Hong Kong.

Los demás se quedaron haciendo una barbacoa… que pena no haberme quedado, sólo de pensarlo se me hacía la boca agua. Por lo que me contaron, estuvo muy bien aunque la gente estaba algo desganada… ya se sabe, que después de un día de fiesta…

Me encantó reunirme con mi compañeros de Beca, algunos no los veía desde que no separásemos en Madrid una vez terminado el curso del verano (¡cómo se pasa el tiempo!) y una alegría haber pasado estos días juntos. Ojalá se pueda repetir. Creo que todos tendremos un buen recuerdo, y eso es lo importante.

Y terminando de contar el viaje del puente pasado. Habíamos pasado unos días increíbles en la isla de Tioman, pero el sá...

Leer más »