Categoría:Tailandia

Navidades Tailandesas

Aunque ya se que es algo tard, pero siempre se está a tiempo 🙂 actualizando el blog para comentar como pasamos las navidades, algo distintas a como sería en España, pero una experiencia distinta. Como resulta que el día 24 era festivo en la oficina, pues aprovechamos y nos dimos una escapadita a Tailandia. Nos quedamos esos días en Bangkok, aunque hubo un día que fuimos a Pattaya para ver algo de la costa más que sea, ya que, como fue algo precipitado no pudimos ir a Phuket o Krabi (más al sur) cogiendo algún vuelo interno. Quizás para la próxima, con algo más de calma y podamos ver nuevos sitios, seguro.

Aprovechando que me había comprado una cámara nueva, pues que mejor sitio que seguir usándola por Tailandia. Al día siguiente de llegar, una vueltita para ver algunos templos de la ciudad. Las vistas desde la habitación del hotel muy buenas como se aprecia en la foto, aunque día estaba un poco gris pero no veas el calor que hacía.. ufff

Después de salir a la calle y encontrarme con un hombre muy amable que me indicó qué sitios podía ir a visitar, me dispuse a montar en un tuc-tuc y moverme mejor por la ciudad.

La primera parada fue el templo del Lucky Buda. Siguiendo las recomendaciones del señor que me había encontrado antes me dirigí a dicho templo, aprovechando que era domingo y por lo visto sólo lo abren al público una vez al mes, y justo coincidió ese día.

Continuando con mi visita, la siguiente parada fue el Marble Temple (templo de marmol blanco), con cantidad de estatuas de distintos budas en su interior, encontrados en distintas partes de Tailandia y en distintas posiciones: meditación, advertencia… parece que finalmente no saqué ninguna foto de ellos :/

Dentro del Grand Palace, que también se encuentra este palacio (en la foto de la derecha). Los pantalones con los que salgo en la foto no son míos.. el motivo: pues no te dejaban pasar a dentro de parte de los templos con pantalones cortos y a las chicas si llevaban falda, por lo que, podías alquilar unos pagando una fianza que luego te devolvían al salir. Además, con el calor que hacía ese día, ya ni les cuento.

Una vista de la ciudad desde lo alto de Golden Mountain, la última de mis paradas por ese día, ya que el día había dado bastante de sí. Entre una cosa y otra, ni tiempo para comer pero si estar bien hidratado ya que el calor que hacía lo requería.

Curiosamente a la vuelta hacia el hotel me encontré a otro hombre con su tuc-tuc, que me ofreció a llevarme a una parte más tranquila de la ciudad con no tantos turistas. Al lado del río, con un pequeño templo donde la gente hace ofrendas de peces al buda y con vistas a uno de los puentes de la ciudad. La verdad que valió la pena.

Y pues el día de Navidad lo pasamos cenando en el restaurante del hotel. Mi cena: un padtai, plato típico tailandés, nada que ver con un pavo o el salmón ahumado que hay por estas fechas 🙂 pero muy bueno.

Al día siguiente fuimos a Pattaya, al sur de Bangkok a unas 2 horas en guagua, aunque finalmente tardamos más de lo esperado y tan sólo estuvimos unas horas. La playa algo pequeñita, pero más que sea para darse unos baños.

Y bueno, al día siguiente un poco de visita a algún que otro centro comercial y comprar algunos detallitos para la familia (que por cierto no he mandado :/). Esperemos que para la próxima pueda ir más al sur y ver las playas “de verdad” de Tailandia.

Aunque ya se que es algo tard, pero siempre se está a tiempo :) actualizando el blog para comentar como pasamos las navi...

Leer más »