Yo soy gallo

Este fue uno de los primeros símbolos en lo que a publicidad se refiere. De mano de una conocida marca de chocolates, un tranvío decorado enterito con el símbolo de un gallo dorado. ¿Sabían que yo soy gallo? No hay mejor forma de dar la bienvenida al Año Nuevo Chino con algo dulce, ¿no les parece? No será la primera ni la última marca, todo es cuestión de captar el mayor número de miradas posibles.

yo soy gallo

Ya en el metro, momento para avistar la campaña de promoción de un billete conmemorativo del Año del Gallo que es el que está por venir. En los años previos le había tocado el turno al mono, la cabra, tigre… ¿saben ya qué animal les corresponde a cada uno?

De camino a Wan Chai a hacer unas diligencias, me llamó la atención este vinilo en un hotel que me venía de paso. La decoración para celebrar la llegada del Año Nuevo Chino llena todos los rincones de la ciudad. Muy chulo.

Estos sobrecitos colgando del árbol de cerezo en un centro de compras cerca de casa me parecieron muy monos. Muchos diseños y originales para estas fechas. A nosotros nos tocará preparar los sobrecitos de “lai si” para los más pequeños y también para los no casados, jeje. Ya se nos acabó el chollo a nosotros.

 

Pues en las vísperas de las celebraciones, la gente se afana en tenerlo todo preparado y no dejar nada para el último momento. Desde limpiar la casa, comprar comida, decoraciones, tener el dinero para los “lai si”… creo que no se me queda nada por el camino. Contando los días para celebrar con una buena traca de petardos y algún que otro fuego artificial.

Momento de reunirse con la familia de mi mujer en la zona de Dongguan a eso de 1 horita y poco entre tren/coche. Días de desconexión (por eso de tener poca wifi) visita de familiares, comida aquí y allá. Habrá que contenerse porque con las abundantes cantidades entre almuerzos y cenas, además de los aperitivos varios entre horas.

Este fue uno de los primeros símbolos en lo que a publicidad se refiere. De mano de una conocida marca de chocolates, un...

Leer más »

Carrera de trail

Sabiendo que a la vuelta de las vacaciones de Navidad tenía la primera carrera de trail del año, esta vez no me ha pillado tan mal como el año pasado. Los entrenamientos previos se pudieron hacer sin problema y me notaba mucho mejor que la vez anterior donde acusé el parón por nuestro viaje con la familia a Tenerife. Como nos hemos quedado por aquí, han sido unas fiestas bastante tranquilas con días de descansar más y seguir dándoles a las piernas.

En cambio, esta edición de “Green Race 15k” no la haría solo sino que me apunté en equipo con un compañero del dragonboat. A él le venía de maravilla para coger algo más de rodaje de cara a una próxima carrera que iba a disputar; al ir en equipo había un extra de motivación y con ganas de mejorar mi registro de 2016.

Mucho mejor la organización, y se nota que han cogido nivel con otros más eventos que han ido preparando a lo largo del año. La salida de la carrera mejor gestionada y los voluntarios del diez.

El circuito de la carrera se mantenía igual que el año pasado. El recorrido en la isla de Hong Kong se iniciaba en Braemar Hill para hacer una vuelta en dirección al sur hacia la presa de Tai Tam y luego volver en dirección norte al punto de salida.

El clima no pudo ser mejor, con algo de brisa en las zonas más altas pero un poco de calorcito casi al final. A veces siempre es una incógnita, porque los días anteriores había estado más fresco pero muy agradabable finamente.

Muy buenas sensaciones durante la carrera y consiguiendo rebajar en 3 minutos el tiempo de referencia de la edición anterior. En los últimos dos kilómetros lo dimos todo metiendo gas porque era todo llano y en bajada, los cuadriceps al fuego pero con ese tan buen sabor de boca al llegar a la meta.

¿Alguna carrera de trail más a la vista? de momento no pero tener una motivación adicional siempre viene bien, pero lo importante es mantenerse en movimiento para no perder la costumbre. Ya sabe uno lo vago que se vuelve el cuerpo si dejamos las cosas de lado, y lo mucho que cuesta ponerse después.

Los fines de semana disfrutando de una salida de un par de horas por las montañas cerca de casa, respirar monte y exigirse un poquito más para probarnos.

Sabiendo que a la vuelta de las vacaciones de Navidad tenía la primera carrera de trail del año, esta vez no me ha pilla...

Leer más »

Cuidando lo que se come

Los consejos para tener una dieta sana siempre son bienvenidos y más después de las fiestas Navideñas aunque el Año Nuevo Chino está a la vuelta de la esquina. Se tiene que ir cuidando lo que se come, sobre todo en casa que es donde tenemos más control sobre los alimentos pero también asegurarnos que fuera pedimos las cosas con menos sal o menos azúcar.

Es habitual ver en las puertas de los vagones de metro anuncios de distinto tipo y en esta ocasión es para recordarnos sobre hábitos saludables a la hora de cocinar, cuando salimos a comer fuera o bien a la hora de hacer la compra.

cuidando lo que se come

No digo yo que a veces el punto de azúcar en ciertas bebidas como el té con limón se les vaya la mano. La expresión “Siu tim” nos será muy útil a la hora de pedir nuestra bebida en el restaurante. Para algunas cosas muy dulces, pero en cambio cuando es el tema postres tiene un concepto de lo dulce muy particular jaja.

No tanto es la sal pero si algunos condimentos para darle un mejor sabor a los platos. Por ejemplo en fideos en sopa o bien en algunos salteados. Lo notaremos al rato porque tendremos mucha sed y tardará un rato en irse. Comida sabrosa pero mejor si es con un puntito menos de sal, o bien salsa de soja o similares que también pueden ser bastante concentrados.

Los consejos para tener una dieta sana siempre son bienvenidos y más después de las fiestas Navideñas aunque el Año Nuev...

Leer más »

Primera semana

Los compases de esta primera semana del año siempre son un poco más lentos, más que nada porque la gente está apurando las vacaciones de Navidad. El próximo lunes ya será otra historia y se vuelve a la rutina habitual con todo el mundo de vuelta en la oficina.

El fluir de gente es menor de lo habitual y a la hora de la comida se nota más aún puesto que hay menos colas dependiendo del restaurante. En ese sentido no suelo tener problema porque me gusta ir en un horario cuando ya ha pasado la hora punta, menos esperas y algo más de tranquilidad, antes de la gente del turno de la merienda.

primera semana

Empezar el año con flores nuevas

Los compases de esta primera semana del año siempre son un poco más lentos, más que nada porque la gente está apurando l...

Leer más »