Etiquetado por:Cultura

Pedacitos

La semana pasada fue a medio gas en lo que al trabajo se refiere puesto que desde el lunes ya se notaba menos gente de lo habitual y como anticipación a los días festivos al final de semana. Días oficiales eran jueves y viernes pero visto lo visto, mucho aprovecharían para cogerse unos días más y completar una semanita de vacaciones que es lo suyo cuando llegan las fechas del Año Nuevo Chino. Los colegios también cogían sus vacaciones, que por cierto las alargan durante toda esta semana también; el ambiente en general se nota menos cargado y en especial de turistas chinos que cruzan la frontera y cogen el tren a diario. Un respirito al menos que se agradece los que cogemos esta línea a diario, y ya saben cómo andan los ánimos últimamente por recientes manifestaciones.

A lo que iba, es tiempo de pasar en familia bien sea en la ciudad como salir hacia la zona continental donde muchos locales tienen sus núcleos familiares. No hay que olvidarse de los orígenes, gente que hace muchos años decidió dejar el pueblo y buscar mejores oportunidades en la vecina Hong Kong. Desde otros muchos puntos de China se inicia una movilización masiva y disfrutar de unos días que para muchos saben a gloria puesto que es el único momento del año en el que todos están bajo un mismo techo compartiendo comida, brindando y prendiendo tracas o fuegos artificiales.

wpid-imag1219.jpg

Los restos de las tracas que se prenden durante la media noche y en la mañana del primer día del año nuevo se esparcen por la calle; los pedacitos se mantienen un par de días hasta que luego se inicia su recogida. Es preferible esperar, puesto que no es bueno hacerlo inmediatamente en el mismo día de la traca, cosa de las tradiciones.

wpid-imag1217.jpg
 
wpid-2015-02-23-06.36.49-1.jpg.jpeg

Después de una noche de celebración y muchos estallidos, se da paso a un poco más de calma y ambiente familiar repartido entre el almuerzo y la cena con partidas de mahjong entre medio mientras los niños juegan con las bicis o corretean con la pelota, a veces siendo partícipe del juego y disfrutando como el que más :)

Después de varios días y haciendo un parón en la rutina habitual, la vuelta a la ciudad. Eso si, mejor hacerlo con un día de antelación al resto y evitar las clásicas colas. Menos mal que luego desde Lo Wu son dos paraditas hasta casa, uff

La semana pasada fue a medio gas en lo que al trabajo se refiere puesto que desde el lunes ya se notaba menos gente de l...

Leer más »

Con nota baja

Una de las cosas que más suele preguntarme la gente es el aspecto del idioma en la ciudad y normalmente lo que suelo comentar es que con el inglés no hay problemas para uno comunicarse aunque no está de más poder aprender algo de cantonés o mandarín ya con miras a darle uso en el resto de China continental. Ahora bien, ¿cómo es el nivel inglés de la población? Claro, hay diferencias entre la población joven y adulta, siendo esta última la que ha experimentado ese bajón. No obstante, en los jóvenes debiera ser algo mejor pero por lo que he podido he observar a veces el nivel que tienen no es el que uno pudiera esperar.

Esta noticia del año pasado ya recalcaba que el nivel del inglés estaba empeorando y uno de los culpables era la influencia china. A fecha de hoy se vuelve a confirmar que el nivel de inglés ha empeorado incluso a niveles inferiores en comparación con otras ciudades del resto de China como Shanghai, Pekín o Tianjin y un escalón por debajo de Taiwán. ¿Será que la gente ha perdido el interés o es que la educación no se está haciendo de forma adecuada?

Esto también depende del campo en el que nos movamos, porque si hablamos de negocios se supone que la gente debiera tener un nivel de inglés aceptable incluso gente que haya estudiado en China continental donde se supone que por lo general el nivel es inferior; pero en los últimos años ha ido mejorando y a la vista están los resultados de esa clasificación que comentaba en la noticia un poco más arriba pero tampoco hay que fiarse al 100 por 100 pues siempre hay matices.

Siempre se está a tiempo de que no caiga más aún el uso e impulsarlo sobre todo desde las escuelas y que los alumnos obtenga un buen nivel. Eso me recuerda que veía también un vídeo del departamento de trabajo que incentivaba a los trabajadores a aprender inglés y así poder cubrir las necesidades de sus puestos de trabajo bien sea de cara al público u otros sectores, siempre útil para el día de mañana.

Una de las cosas que más suele preguntarme la gente es el aspecto del idioma en la ciudad y normalmente lo que suelo com...

Leer más »

Semana hispánica

Con motivo de la reciente celebración del día nacional de España, en algunos sitios de la ciudad siguen celebrándose algunos eventos para promover el idioma. Es una buena ocasión para mostrar parte de la cultura, la gastronomía o la música.

Coincidí la semana pasada con mi paisano Eduardo que hace tiempo conocí por aquí y trabaja de profesor de español en un colegio de Tai Po. Me comentó sobre el evento de la “Semana Hispánica” que vienen celebrando desde hace unos años y si quería pasarme a ver algunas de las actuaciones que tendrían. Y si contaba con tiempo, incluso hacerme una pequeña entrevista. Le dije que por supuesto y que intentaría pasarme uno de los días, así que mejor día cuando empezaba toda la acción.

image

Ayer lunes me pasé a ver qué tal se lo montan los chicos del colegio de secundaria Law Ting Pong. Justo arrancaban con unas actuaciones musicales por parte de un grupo de estudiantes tocando la guitarra, a los cuales no se les daba nada mal por cierto.

image

Seguidamente de un grupo de mariachi, porque también la influencia latina es una parte importante y con la música es un buen nexo. Un grupo muy divertido, cantando desde la clásica “La bamba” o “Desperado” de la película. Se arrancaron a bailar y hasta sacaron algunos niños para que se soltasen un poco con ellos al ritmo de la música.

image
 
image
 
image

Después de la actuación, era el momento de regresar para los alumnos y pudimos aprovechar para dar una vueltita por las instalaciones del centro. Era la primera vez que tenía la ocasión de estar dentro de un colegio local, y este en concreto estaba bastante bien. No faltaban los mensajitos en español puestos en las paredes.

image

Pudimos ver cómo se desarrollaba una clase con los alumnosm los cuales nos preguntaron algunas cosas animados por el profesor y ver qué tal se manejaban con el idioma.

image

En definitiva una experiencia muy enriquecedora y que no me importaría repetir si se presenta la ocasión. Creo que de los pocos colegios en la zona de Nuevos Territorios que le pongan tanto empeño en la enseñanza del español y parece que la demanda va en aumento, algo que es para felicitar por la labor de los profesores y con iniciativas como esta. Aprovecho para dejarles un vídeo-resumen que recoge lo mejor de esta celebración y acercarles un poco más cómo lo vivieron; espero les guste y agradecer a toda la gente en el colegio de Law Ting Pong que lo hace posible en especial al departamento de español formado por Nicolás, Eduardo, Javier y Mariona.

Con motivo de la reciente celebración del día nacional de España, en algunos sitios de la ciudad siguen celebrándose alg...

Leer más »

Pequeña aldea

Hace muchos años atrás digamos unos 200, el panorama era bien distinto y ni siquiera habían pasado por aquí los ingleses. Los campos de arroz predominaban, la gente tenía como ocupación principal el campo aunque también el comercio marítimo despuntaba por la buena ubicación, así es como los ingleses se interesaron por Hong Kong y convertirla en una de sus colonias.

La gente se agrupaba en clanes y habitualmente se organizaban en pequeñas aldeas amuralladas como la protagonista de este post. El clan Chan procedente de Guangdong fue el que llevó la construcción de esta aldea en el año 1786. Su nombre: Sam Tung Uk (三棟屋博物館). Un parque se ha construído alrededor de esta construcción que también hace la vez de museo contando su historia particular. Y para llegar hasta este lugar, tendremos que coger el metro de la línea roja (Tsuen Wan) y bajarnos justo al final de la misma; siguiendo las indicaciones de una de las salidas llegaremos en menos de 5 minutos.

image

Debido a la importancia histórica de esta construcción, fue catalogada como bien de interés cultural en el año 1981 y posteriormente fue llevada a cabo su restauración. La distribución se asemeja a la de un tablero de ajedrez, teniendo la sala de bienvenida, un sala de reunión y la sala de ofrendas dispuestas a lo largo de un eje central. Con cuatro viviendas individuales en el medio, y rodeada por muros en todo su perímetro.

image
 
image

Si nos adentramos por los pasillos iremos accediendo a distintas salas que se han aprovechado para exponer murales en los que encontrar detalles de cómo transcurría la vida por aquel entonces. Como muchos imaginan muchos, casi todo giraba en torno al cultivo del arroz.

El recorrido se hace en círculo bien empezando por la izquierda en sentido horario o bien a la inversa. Este es uno de los pasillos que hace de eje horizontal del conjunto.

IMG_3267
 
IMG_3298

Los campos de cultivo se extendían a lo largo del territorio, desde Shatin hasta Tsuen Wan o pasando por Ma On Shan.

image

Los utensilios que se usaban durante el cultivo y recogida del arroz, cada cual más interesante. Un proceso que involucraba muchos pasos desde su recogida, lavado, secado y finalmente poder ser consumido.

image
 
image

Sin olvidarnos otros elementos de la vida cotidiana después de la vuelta de estar todo el día en el campo. Recipientes en los que poder hervir el agua, preparar el té y también la comida. Si nos fijamos en el último elemento de esta foto se trata de una vasija como de barro en la que mantener caliente un plato de arroz y seguro con verduras o algo de carne. En la actualidad este método se sigue usando y hay algunos restaurantes especializados en este tipo de plato “arroz a la piedra” o en vasija de barro (stone pot o clay rice).

image

El lugar de descanso tras una larga jornada de trabajo.

image

Una muy buena labor de restauración realizada para conservar esta edificación con tanto valor histórico y de los orígenes humildes de lo que es ahora la gran urbe. Uno de los detalles que más me gustó fue el techado, una labor minuciosa la de las capas de tejas y en distintos niveles. Madera, piedra y cerámica todos en armonía.

image
 
image

Otra de las joyas que merece ser recorrida con calma, que aunque desde fuera nos parezca un tanto pequeña pero las apariencias engañan y yo me tomé una hora que se me pasó volando entre que iba viendo con detalle los textos y figuras expuestas en las estancias. Disfruté mucho de la visita y conociendo esos detalles históricos que tanto me gustan.

Hace muchos años atrás digamos unos 200, el panorama era bien distinto y ni siquiera habían pasado por aquí los ingleses...

Leer más »