Etiquetado por:España

Paella y sangría

Teniendo esos días festivos en la pasada Semana Santa, había que aprovechar el buen tiempo para salir de paseo y disfrutar de un almuerzo en condiciones. De eso que me acordaba de haberle mencionado a mi novia sobre un restaurante español en Tsim Sha Tsui que tenía en mi lista de pendientes desde hace tiempo. Con la cantidad de gente que salía de vacaciones, seguro que no tendríamos problemas para asegurarnos la reserva el día antes por la noche, y así fue. La chica que me atendió por teléfono me comentó que el formato del almuerzo era tipo buffet para los aperitivos y luego un plato principal a elegir, así que para ir con calma hice la reserva a eso de las 12.30 del mediodía.

Así que, para allá nos fuimos al día siguiente, y mejor imposible la ruta de guagua que cogimos puesto que la parada está justo en frente de casa y nos dejaba a pocos metros del edificio donde se encuentra el restaurate que es el centro comercial “The One” en pleno Nathan Road; un poco más abajo les dejaré el mapa con la ubicación como referencia.

La mesa nos esperaba, cerquita de la cristalera y con vistas parciales a la zona comercial asomando el skyline de fondo, otro de los atractivos de este restaurante que lo hace ideal para tomar algún cóctel en la terracita que tiene fuera mientras se contemplan las vistas y especialmente de noche.

En lo que nos miramos el menú para elegir el plato principal y luego al de beber; finalmente pedimos una jarrita de sangría y mientras tanto nos acercábamos a la zona del buffet para ir cogiendo un poco de ensalada, embutidos y algunas tapas variadas. La verdad que estaba bastante surtido y en especial nos gustaron una tapa de chorizos junto con una de mejillones con una salsita muy sabrosa y una ensalada templada de pollo con verduritas. En lo que respecta al ambiente del restaurante, se estaba genial porque no había demasiadas mesas y con una ligera música de ambiente.

IMAG1505

Después de dos rondas en el buffet creo que era el momento de dar paso al plato principal y pues como no, tuve que decantarme por la paella y ciertamente hacía bastante que no comía. Y no es que sea un especialista en paellas, pero ya de aspecto me gustó de entrada pero de sabor me gusto aún más, tenía buen puntito y el arroz no estaba ni demasiado seco ni caldoso. Por parte de mi novia, ella se pidió un salmón a la plancha pero coincidió conmigo que la paella había resultado una buena elección.

IMAG1508

No se crean que el almuerzo había acabado aún puesto que aún faltaba una selección de postritos acompañado del café. Un buen punto y final para el almuerzo aunque si que eché de menos que no tuviesen al menos una cremita catalana para ser perfecto, pero en líneas generales quedamos bastante satisfechos con la calidad de la comida y la atención recibida. Quizás para la próxima ocasión lo suyo sea ir de cenita a ver qué tal se portan.

¡Buen fin de semana a todos y que lo disfruten con los cinco sentidos!

Teniendo esos días festivos en la pasada Semana Santa, había que aprovechar el buen tiempo para salir de paseo y disfrut...

Leer más »

Semana hispánica

Con motivo de la reciente celebración del día nacional de España, en algunos sitios de la ciudad siguen celebrándose algunos eventos para promover el idioma. Es una buena ocasión para mostrar parte de la cultura, la gastronomía o la música.

Coincidí la semana pasada con mi paisano Eduardo que hace tiempo conocí por aquí y trabaja de profesor de español en un colegio de Tai Po. Me comentó sobre el evento de la “Semana Hispánica” que vienen celebrando desde hace unos años y si quería pasarme a ver algunas de las actuaciones que tendrían. Y si contaba con tiempo, incluso hacerme una pequeña entrevista. Le dije que por supuesto y que intentaría pasarme uno de los días, así que mejor día cuando empezaba toda la acción.

image

Ayer lunes me pasé a ver qué tal se lo montan los chicos del colegio de secundaria Law Ting Pong. Justo arrancaban con unas actuaciones musicales por parte de un grupo de estudiantes tocando la guitarra, a los cuales no se les daba nada mal por cierto.

image

Seguidamente de un grupo de mariachi, porque también la influencia latina es una parte importante y con la música es un buen nexo. Un grupo muy divertido, cantando desde la clásica “La bamba” o “Desperado” de la película. Se arrancaron a bailar y hasta sacaron algunos niños para que se soltasen un poco con ellos al ritmo de la música.

image
 
image
 
image

Después de la actuación, era el momento de regresar para los alumnos y pudimos aprovechar para dar una vueltita por las instalaciones del centro. Era la primera vez que tenía la ocasión de estar dentro de un colegio local, y este en concreto estaba bastante bien. No faltaban los mensajitos en español puestos en las paredes.

image

Pudimos ver cómo se desarrollaba una clase con los alumnosm los cuales nos preguntaron algunas cosas animados por el profesor y ver qué tal se manejaban con el idioma.

image

En definitiva una experiencia muy enriquecedora y que no me importaría repetir si se presenta la ocasión. Creo que de los pocos colegios en la zona de Nuevos Territorios que le pongan tanto empeño en la enseñanza del español y parece que la demanda va en aumento, algo que es para felicitar por la labor de los profesores y con iniciativas como esta. Aprovecho para dejarles un vídeo-resumen que recoge lo mejor de esta celebración y acercarles un poco más cómo lo vivieron; espero les guste y agradecer a toda la gente en el colegio de Law Ting Pong que lo hace posible en especial al departamento de español formado por Nicolás, Eduardo, Javier y Mariona.

Con motivo de la reciente celebración del día nacional de España, en algunos sitios de la ciudad siguen celebrándose alg...

Leer más »

España de invitado

Llegó el mes de noviembre y con ello la actividad de las ferias se intensifica durante las primeras semanas. Una de ellas, la “Hong Kong Wines and Spirits” con especial protagonismo entre los días 7 al 9, además en esta ocasión el papel del pabellón español sería algo más protagonista de lo habitual. Cada año, la organización otorga a uno de los países participantes el poder ser país invitado con lo que requiere mucha más atención y se vuelcan con él. Mucho más trabajo entre bastidores pero seguro que el resultado merece la pena.

image
 
image

No sólo es el pabellón en sí que este año ha contado con un total de 85 empresas, sino también son las actividades que se iban a realizar en paralelo como eran diversos seminarios sobre: vinos tintos, blancos y espumosos o maridajes. En tres días de feria hubo un total 9 seminarios, que no está nada mal aunque siendo el último día un poco más relajado que los iniciales.

Sin olvidarnos que el mismo día del inicio de la feria, se celebraba una cena de gala en la que no sólo los vinos serían las estrellas de la noche sino la comida a cargo de la “Asociación de Chefs Españoles en Asia”.

image
 
image

Por supuesto que otro punto importante era el material promocional, aquello que la gente se lleva a casa y hace que luego se acuerden de los vinos de España. Entre folletos, bloc de notas, bolígrafos, mapas D.O y bolsas para llevar el diverso material; muchos de ellos se iban bastante surtidos, y la bolsa les venía como anillo al dedo para llevar el resto de folletos que seguro recogerían en otros pabellones.

image

En una zona de la feria que era la “galería del vino”, cada país había expuesto una muestra de material promocional junto algunos elementos representativos del país. Como no, unas banderitas y unos abanicos.

image

Y por el resto de la feria había repartidas más señalizaciones apuntando al pabellón situado en el Hall 3C-D. Azafatas vestidas con traje de sevillana y todo para crear más ambiente :)

image
 
image

Unos días bastante cargaditos como habrán visto pero con la satisfacción del trabajo bien hecho durante la feria y en todos los meses previos.

Llegó el mes de noviembre y con ello la actividad de las ferias se intensifica durante las primeras semanas. Una de ella...

Leer más »

Maridaje

Nos sentamos a la mesa con unos amigos para disfrutar cenando. Un restaurante local en el que he estado unas cuantas veces ya, que por cierto me reservo por si viene alguien de visita, un sitio para sorprender por la calidad de su comida. Como decimos en mi tierra, es el típico guachinche familiar y donde se come estupendamente. Puedes llevar tus propias bebidas, así que esta vez era momento de llevar un par de botellitas de vino.

A pesar de que había platos de carne, el vino tinto no fue el elegido esta vez sino el blanco. Previamente enfriado un poquito y a la mesa esperar en lo que se hace la cazuelita que teníamos delante. También habrían verduras, arroz frito y algo de marisco; muy completita la cena.

image
 
image

La comida lista y el vino en el vaso, momento de ponerse manos a la obra!

image

Desde luego que no será el último de estos maridajes, y ahora que empieza época de algo más de fresquete viene bien para entrar en calor. También aprovecho para dar un poquito de promoción entre mis amigos locales y se aficionen más a nuestros vinos, que no sólo se vive de vinos franceses o italianos :P. Las dos botellas que llevé llegaron bien, pero creo que para la próxima llevaré una adicional porque parece que gustó y sino, pues rellenar con cerveza que tampoco es mal acompañamiento.

Nos sentamos a la mesa con unos amigos para disfrutar cenando. Un restaurante local en el que he estado unas cuantas vec...

Leer más »