Etiquetado por:Historia

Los barracones

La historia de la ciudad nunca deja de sorprendernos con pequeños elementos del pasado. Casualmente suelo pasar por delante del sitio en cuestión cuando voy a almorzar algo hacia Wan Chai, pero pocas veces me he parado a mirar con más detenimiento aunque seguro que no habré sido al primero que le pasa y son muchos los que no conozcan lo interesante del lugar.

Haciendo un poco de investigación al respecto, he dado con este artículo que cuenta sobre los barracones Victoria cuya construcción data de 1870. Por aquel entonces fue una mejora respecto a los barracones de Murray y Wellington. Estaban constituidos por cinco bloques y orientados hacia el muelle de la Armada Real y la bahía. Con el tiempo la zona iría sufriendo muchas transformaciones hasta nuestro días en que queda tan sólo un muro de piedra y una zona vallada que delimita parte del recinto donde estaban.

image

Es al comienzo de la calle Queens Road East y que delimita el distrito de Admiralty con Wan Chai donde podemos observar este muro. En él, hay una puerta bloqueada que daba acceso hacia a los barracones mediante unos túneles. Tiene cierto misterio por lo que cuenta el artículo anterior y a fecha de hoy no se sabe si estos túneles puede que interconectasen algunos edificios, que están colina arriba y pertenecen al gobierno, sigan siendo usados o bien sea un secreto que pertenezca a los militares que lo controlaban.

image

De los tiempo cuando la ocupación inglesa y comienzos de la colonia. Historias de las tropas que ocupaban los barracones y los túneles que en su día serían bastante transitados, en secreto por supuesto. Una vía de acceso rápido y silenciosa que ojalá un día se pueda destapar.

La historia de la ciudad nunca deja de sorprendernos con pequeños elementos del pasado. Casualmente suelo pasar por dela...

Leer más »

Legado

Teniendo tan cerca de la oficina el barrio de Wan Chai, es habitual que me suela escapar a la hora de comer y quieras que no se agradece estirar las piernas para disfrutar de una atmósfera distinta. El cambio que hay desde Admiralty lo empezamos a notar una vez iniciamos la calle Johnston por donde transcurre el tranvía y se va adentrando en pleno centro del núcleo de este barrio tan activo.

Es justo en esta calle y antes de pasar por la esquina de las canchas, que nos encontramos con un edificio histórico y donde en la actualidad tenemos un restaurante que ocupa las plantas superiores y con una tienda de decoración en los bajos.

Por lo que he podido leer, este edificio data de principios de los años 40. Aunque la edificación actual se compone como un todo, anteriormente era cuatro unidades individuales; cada unidad se denomina tong lau (唐樓), que es el nombre con el que se conoce a un este tipo de vivienda con balcones y para uso comercial o bien residencial. Y el nombre del restaurante en cuestión se debe a que había una casa de empeños en uno de los pisos. Fue en el año 2007 cuando se abriría este establecimiento.

image

Yendo por otra de las arterias del barrio pero más pegada hacia el interior, la calle Queens Road East también tiene algún ejemplo más de edificación de este estilo. Muchos meses atrás la fachada estaba cubierta por unas redes, pero parece que casi está disponible del todo. Se ha respetado la estructura tradicional de balcones, mientras que en sus alrededores han levantado unas nuevas torres residenciales. En el bajo de este “tong lau” pondrán algún negocio tipo boutique o tienda de decoración, uno de los negocios que más florecen en la zona.

image

No es que la ciudad tenga una extensa fama en conservación de edificios, y es que uno se da cuenta al ver las fotos antiguas lo que ha sido el antes y el después. Es importante mantener el legado de la ciudad con sus construcciones y que las nuevas generaciones puedan verlas por ellos mismos y no sólo en los libros, y Wan Chai es una buena muestra de fusión.

Teniendo tan cerca de la oficina el barrio de Wan Chai, es habitual que me suela escapar a la hora de comer y quieras qu...

Leer más »

Obras en marcha

Que haya obras de por medio es algo inevitable, se quiera o no, pero también hay distintas formas de llevarlas a cabo para que supongan el menor trastorno posible para el entorno. En este caso, son obras del tranvía en una de las arterias principales del distrito de Wan Chai, Johnston Road, y que hace de eje para las vías del tranvía.

Los trabajadores se encargan de picar el pavimento entre las vías y posteriormente limpiar los escombros sobre la marcha. No por ello el servicio se interrumpe, sino que se aprovechan los momentos en los que no pasan tranvías para picar y cuando viene uno hay un operario que detiene el tranvía unos instantes en lo que la maquinaria se aparta y todo sigue fluyendo. Puede que parezca complejo, pero teniendo una buena sincronización las obras avanzan con buen ritmo.

image
 
image

En poco menos de un mes habrán terminado este tramo que va desde la trasera de la salida del centro de tiendas de informática hasta el cruce con Wan Chai road.

La red de tranvías continúa modernizando su flota y a la vez que mejoran su infraestructura, que es parte vital para que siga funcionando por otros cien años o más.

Que haya obras de por medio es algo inevitable, se quiera o no, pero también hay distintas formas de llevarlas a cabo pa...

Leer más »

Uniendo destinos

Algo tan cotidiano como coger el transporte a diario para ir al trabajo y uno no se para a pensar en todo lo que hay detrás. Todo un equipo de personas que trabajan para dar lo mejor de sí mismos y que el servicio funcione de forma puntual. Infinidad de rutas y destinos que nos acercan un poco más entre nuestros hogares, lugar de trabajo, sitios de ocio u otros centros de transporte. Eso es lo que lleva haciendo la compañia de guaguas KMB (Kowloon Motor Bus) desde hace más de 80 años, una de las más longevas junto con la compañia de tranvías que opera desde hace más de un siglo.

Remontarme atrás en el tiempo sobre esta compañía hizo que me acordase de una escena muy característica de la película “Operación Dragón”, seguro que muchos la recuerdan. Las calles de la ciudad a principios de los años 70 y una de las guaguas de aquel entonces, y el modelo cómo ha ido evolucionando hasta nuestro días y manteniendo fieles sus colores pero ganando en comodidad, seguidad y respeto por el medio ambiente.

En esta foto podemos ver un instante en el que coinciden varias generaciones a la vez, siendo el modelo más reciente la guagua que se encuentra al medio. Los otros dos modelos cada vez se van viendo menos, sobre todo del modelo de la izquierda. En esta línea de tiempo se puede ver más claramente la evolución de los modelos desde sus inicios hasta nuestros días.

KMB sigue uniendo a miles de personas cada día y seguro seguirá apostando por nuevas tecnologías que hagan el transporte más eficiente y sobre todo cuidando el medio ambiente.

Algo tan cotidiano como coger el transporte a diario para ir al trabajo y uno no se para a pensar en todo lo que hay det...

Leer más »

Érase una cueva

Sigo descubriendo detalles del pasado de la ciudad y a cada cual más interesante. Recuerdo aquella vez que me enteré de la existencia del fuerte de Tung Chung y la historia de muchos años atrás. Es una satisfacción poder salir a disfrutar de la montaña y aprender cosas nuevas también :)

Al parecer, data del año 1886 las primeras extracciones de plata de la cueva, de ahí le viene el nombre Silvermine Cave. Contaba inicialmente con tres entradas pero dos de ellas quedarían bloqueadas por la tierra y sólo quedaría la que está orientada al sur. En su interior habitaban murciélagos, pero no sé si a día de hoy sigan habitando algunos. Al caer la noche seguro se podría comprobar.

Tan sólo diez años más tarde se detendrían las extracciones, la plata no era tan buena al parecer. Es el lugar perfecto para refugiarse si nos sorprendiese un palo de lluvia, por suerte, el tiempo sonreía el día que pasaba por allí, un solazo increíble.

image

Las vistas desde el lugar bien merecen la pena. A lo lejos se puede divisar la línea de costa del sur de la isla. Hasta el centro de Mui Wo, unos 3-4 kilómetros diría.

image

La entrada a la cueva tiene cierto halo de misterio, aunque lástima alguien haya decidido dejar su marca con algunas pintadas en la roca. Quise haberme adentrado algo más pero tras algo de lluvia caída la noche anterior, el suelo andaba algo fangoso y quise evitar posibles resbalones. Se podía escuchar el goteo de agua del interior solamente, todo muy tranquilo.

image

Esto no fue lo único que descubrí durantes ese día, pero mejor desgranarlo para un siguiente post, no les parece? Lo bueno si breve…

Sigo descubriendo detalles del pasado de la ciudad y a cada cual más interesante. Recuerdo aquella vez que me enteré de...

Leer más »