Etiquetado por:kowloon

Eléctrico

Es así como podría calificar el ambiente en Sham Shui Po, lugar de paso obligado para descubrir la esencia de los mercadillos que van desde la informática, componentes electrónicos, cámaras…pero hay mucho más por descubrir si miramos con detalle. No falta de nada y la especialización también está a la orden del día.

¿Vinieron a la ciudad y no pasaron por allí? puede que pase un poco desapercibida par algunos pero si se tiene un poco de pasión por los gadgets, uno podrá encontrarse bastantes cositas curiosas.

image

Si andamos buscando neones de colores o bombillas de cualquier tipo, éste es sin duda el puesto al que debemos de acudir. De noche sin duda es la mejor opción, porque a plena luz del día la elección de la tonalidad se antoja un poco más difícil. No obstante, hay puestos que no están abiertos desde primera hora sino que es más bien pasado el mediodía cuando empiezan su actividad.

image
 
image

Como todo es aprovechable, podemos encontrar puestos que se dedican a vender repuestos para determinados productos o bien hay otros que tienen un batiburrillo de cosas en las que uno se puede pasar un buen rato buscando alguna baratija.

image

Si de día hay veces que uno se puede hacer un lío con las calles, de noche ya se podrán imaginar y justo cuanta más gente hay. Aunque no es una zona que haya frecuentado tanto como Mongkok, pero digamos que tengo una asignatura pendiente para recorrerla como se merece porque tiene bastante historia y sobre todo en algunos edificios cercanos que merecen ser visitados.

Es así como podría calificar el ambiente en Sham Shui Po, lugar de paso obligado para descubrir la esencia de los mercad...

Leer más »

Minibuses

Siempre he comentado las excelencias del servicio de transporte en la ciudad, y no toda la gloria se la lleva el metro (MTR) sino también la comunicación entre muchos puntos se complementa con los servicios de guaguas y minibuses.

Si nos centramos en estos últimos, estos son los que unen rutas entre puntos algo más alejados de las vías principales, digamos que algunos barrios, zonas residenciales o también polígonos industriales. La ventaja es que se trata de vehículos que albergan un máximo de 16 pasajeros y tienen flexibilidad a la hora de parar a lo largo de la ruta que recorren a parte de las paradas establecidas. Muy prácticos y rápidos, aunque a veces algunos de los conductores les guste dárselas de piloto de rally.

Trayectos como los de Sai Kung o Shek O pueden ser algo moviditos, agarrarse que vienen curvas, jeje.

image
 
image

Para más referencias, aquí tienen la lista completa de rutas que cubren estos minibuses. Se darán cuenta que no sólo hay de color verde sino los verán de color rojo y la diferencia respecto a los verdes es que su horario es algo más irregular, los verdes tienen su horario a seguir más estricto.

Siempre he comentado las excelencias del servicio de transporte en la ciudad, y no toda la gloria se la lleva el metro (...

Leer más »

La ciudad revisitada

Aunque con algo de retraso pero finalmente llegaba la hora de que viese la luz el libro City of Darkness – Revisited, una versión mejorada del libro original que veía la luz unos cuantos años antes. Un libro que trata sobre la Ciudad amurallada de Kowloon y de cómo transcurría la vida en su interior. Historias cercanas y fotos que nos dan una idea lo que llegó a ser uno de los puntos más densamente poblados del globo hasta su demolición en el año 1996.

Ayer por la tarde era la presentación y también la ocasión para recoger el ejemplar, tenía muchas ganas de tenerlo en mis manos. Además de poder contemplar a gran tamaño una selección de fotos incluidas en el libro. Los autores Greg Girard e Ian Lambot han hecho una gran labor de investigación, un trabajo minucioso para juntar todas esas historias en torno a un lugar que ha despertado un interés especial con el paso de los años.

A eso de las 7 de la tarde daba comienzo el evento y cuando llegué algo de gente empezaba a entrar. Empecé dando una vuelta por la sala viendo las fotos. Había algunos corrillos de gente que charlaban mientras otros tomaban un refrigerio que nos obsequiaron junto con algún canapé. La casualidad que cuando fui a recoger el libro, coincidí con una señora y entablamos conversación en torno al libro. Curiosamente ella tuvo ocasión de visitar la ciudad en el año 1968 y decía que aún recuerda el laberinto de calles que se mostraban en algunas de las fotos. Fue una charla agradable y el conocer cómo había llegado a Hong Kong por primera vez; resulta que el libro era un regalo de cumpleaños que su hijo le había hecho, se pueden imaginar la ilusión que le hacía poder tenerlo y más sabiendo que ella pudo vivirlo más de cerca.

image

Con el libro ya en casa y con ganas de ir disfrutándolo poco a poco porque hay contenido con fotos e historias para rato.

image

Me alegra el haber contribuido junto con el resto de colaboradores en la plataforma de Kickstarter para que se pudiera llevar a cabo la reimpresión de este libro.

Cuando me haya puesto un poco más en detalle con el libro podré compartir mejor las impresiones con todos.

¿Se imaginan haber podido visitar el lugar? Ahora gracias al libro es casi como haberlo presenciado, un legado que permanecerá por muchos años y seguro seguirá levantando.

Aunque con algo de retraso pero finalmente llegaba la hora de que viese la luz el libro "City of Darkness - Revisited",...

Leer más »

Cena coreana

Domingo por la tarde después de haber estado de paseo entre la isla y parte de TST, dudando entre qué hacer de cenar cuando llegásemos a casa o bien aprovechar para cenar algo por la zona. ¿Opciones? pues la verdad que en la zona no nos falta de nada, dentro de la variante asiática tenemos: chino, japonés, indio, coreano y más, tampoco nos podemos olvidar de la cocina europea que también tiene buena representación.

Después de pensarlo un poco, la opción con más fuerza fue la del coreano y también porque hacía una semanas atrás que mi novia había probado uno con unas compañeras del cual había salido bastante satisfecha, así que era buen momento para repetir y de paso conocía yo el sitio.

A la hora de pedir podemos decantarnos por pedir bien sean platos sueltos o bien elegir unos de los menús en los que podremos probar de todo un poco y si vamos con más gente pues no saldrá más a cuenta. Esta vez éramos sólo dos pero como teníamos ganitas de comer, creo que podríamos con todo. El menú que elegimos constaba de 6 platos: sopa, arroz a la piedra, fideos, carne de ternera, carne de pollo y verduritas.

IMAG1167
IMAG1168

Como comentaba dentro del menú había arroz a la piedra (Bibimbap) y fideos con ternera (Bulgogi Japchae). Dos clásicos de la cocina coreana que no hay que dejar de probar.

IMAG1170
IMAG1169

Para terminar, nada mejor que te traigan un digestivo bien fresquito. Con hielito a modo de granizado y la bebida que es a base de un vinagre de frutos rojos (Hongcho), muy refrescante y lo mejor para calmar el fuego interior. Ya saben, para mantener el equilibrio.

IMAG1173

Para que no se pierdan dando vueltas por la zona, la dirección aquí debajito. Está metido en el portal, pero justo en la entrada hay un mostrador con una chica que nos mostrará el menú; siempre hay momentos para pensárselo antes de entrar y volver luego si finalmente nos hemos decidido. Yo digo que entren de cabeza porque la comida lo merece sin duda y las fotos anteriores hablan por sí solas :)

Domingo por la tarde después de haber estado de paseo entre la isla y parte de TST, dudando entre qué hacer de cenar cua...

Leer más »