Etiquetado por:Naturaleza

El calor no pudo

A principios de año les contaba como por vez primera hacía la ruta de Pat Sin Leng que es una ruta genial para poner a prueba las piernas. Para ese día la previsión del tiempo apuntaba algo de lluvias pero en lo que estuvimos en la montaña ni rastro de agua, algo que hubiéramos agradecido pero dentro de lo que cabe a veces las nubes tapaban un poco el sol y con un poco de brisa nos daba alas. El calor no pudo con nosotros y la completamos en cuatro horas escasas que era el objetivo.

Nada que ver los 17 grados de temperatura cuando hice la ruta anteriormente y sabiendo que hay unos tramos en los que uno no puede buscar sombrita para darse un respiro, agua en abundancia para el trayecto pero aún así todos llegamos justos al punto final en Tai Mei Tuk pero apretando hasta el final en la bajada desde la última cima.

Pat Sin range

Como se observa por la foto de a continuación, ese día había cierta bruma (al menos no era polución) aunque por momentos parecía que se iba aclarando según avanzábamos el camino. En este punto ya habíamos alcanzado una altura máxima de unos 600 metros, llaneando más o menos hasta llegar a las ocho cimas que conformar “Pat Sin”. Cada una de ellas está relacionada con un nombre de un dios chino, por lo que me pudo contar uno de mis amigos del equipo.

Tai Po Hills

Como la vez anterior hicimos una ruta nocturna no hubo ocasión para una foto de grupo, pero esta vez si que era propicio. Paradita en el camino, contemplar las vistas y un selfie de grupo. Tenemos un equipo de lo más diverso: uno de Hong Kong, un inglés, austriaco y un español :) Puede que para la camiseta que estamos pensando en diseñar incluyamos nuestras banderas junto con algunos logos de esponsor (si conseguimos), aún tenemos tiempo para ello.

Team Buzz

Antes de iniciar esta bajada cuando nos quedaban sólo cuatro cimas para rematar con la bajada, tuvimos ocasión de charlar durante unos minutos con dos hombres que estaban haciendo la ruta inversa y compartieron con nosotros su experiencia sobre el Trailwalker.

Tai Mei Tuk

Fue una ruta en la que disfrutamos mucho con las vistas. Puede que hayamos sufrido un poquito en algún tramo un poco duro pero eso viene bien para curtirnos de cara a la carrera, pero por lo general tuvimos buenas sensaciones. Casi 18 kilómetros desde el punto de inicio pero con casi 1200m de desnivel acumulado que no está nada mal. Creo que para la próxima vez que hagamos esta ruta será mejor cuando las temperaturas bajen un poco, seguro que para entonces se nos hace más llevadera aún.

Siguiente entrenamiento para este fin de semana de nuevo en la ruta Maclehose para conocer tramos que nos quedan pendientes y otros ya conocidos, creo que tocará visitar Tai Mo Shan jeje. Esperemos que conforme nos vayamos adentrando en el mes de septiembre las temperaturas sean buenas con nosotros.

Si se animan y quieren hacer una aportación, no dejen de visitar este enlace. Les estaremos muy agradecidos y siempre es un aliciente más para terminar el desafío con una sonrisa.

A principios de año les contaba como por vez primera hacía la ruta de Pat Sin Leng que es una ruta genial para poner a p...

Leer más »

Ruta nocturna

Llevaba tiempo queriendo estrenar esta linterna desde que la comprase el año pasado junto con la mochila de hidratación. Metidos en la preparación de la carrera Oxfam Trailwalker, tocaba hacer nuestra primera ruta nocturna en la que estaríamos finalmente el equipo al completo.

Justamente este pasado sábado había un charla sobre la carrera en la que se recomendaba asistir a los equipos nuevos para conocer algunos detalles más en profundidad sobre el recorrido, los puntos de control y preparación en general. Así que, después de asistir a la charla previo paso por Mongkok para comprar unas cosillas y luego dirigirnos al comienzo de la ruta que haríamos por la tarde-noche empezando desde la zona de Sai Kung.

wpid-imag1719_1.jpg

Por delante nuestro las secciones 4 y 5 de la ruta Maclehose con un total de 24km aproximadamente. A pesar de las lluvias de por la mañana, el clima parece que iba a acompañar y no había previsión para más lluvia en lo que íbamos a estar por la montaña. Humedad bastante y un poco de brisa que se colaba entre la vegetación y se agradecía de vez en cuando.

Una de las recompensas desde las alturas es disfrutar de estas vistas de la ciudad de noche. Impresionante!

wpid-imag1721-01.jpeg

Con bastante buen ritmo continuamos y especial atención a un tramo con algo de bajada con roca algo resbaladiza; todos llegamos de una pieza a pesar de algún tropezón que otro pero sin importancia.

wpid-imag1722-01.jpeg

Las casi 5 horas del recorrido nos pusieron a prueba y así hacernos una idea de cómo será en el día actual de la carrera, familiarizándo os con el terreno. Esperemos que las condiciones meteorológicas acompañen, eso nunca se sabe.

Afrontamos con mucha ilusión este reto y tenemos tres meses por delante para entrenarnos a tope. Vendrán más noches por delante para seguir entrenando, ya pensando en la siguiente ¡Vamos allá!

Llevaba tiempo queriendo estrenar esta linterna desde que la comprase el año pasado junto con la mochila de hidratación....

Leer más »

Campo a través

Saliendo a correr una tarde de domingo en una de mis rutas habituales pero esta vez decido desviarme un poco y ver con qué me encuentro, quizás pueda dar con una nueva conexión y así alternar en los días de entrenamiento. Por lo general soy alguien que le gusta cambiar las rutinas dentro de lo posible, a pesar de que a veces tengamos que ir siempre del punto A al B de la misma forma; sin embargo, cambiar está bien y te ayuda a ver las cosas desde un punto de vista distinto y además descubrir algún que otro rincón, es lo mejor de todo.

Aprovechando que las horas de sol se extiende hasta un poco pasadas las siete de la tarde, salir a correr a eso de las seis es una de las mejores horas puesto qur que hace menos calor y empieza a soplar un poco de brisa. Salir desde Fanling en dirección a Sheung Shui y volver está dentro de mis rutas con lo que es fácil hacerme una idea de los tiempos y ver si un día voy más rápido que otro. La de ese día sería una salida en plan tranquilo puesto que el día anterior había ido a la montaña con un amigo a entrenar de cara al Trailwalker y hoy tocaba carrera ligerita.

Fue en un desvío por una de las calles donde me encaminé hacia un pequeño conjunto de casas, “village” que dicen por aquí. Lo que viene a ser el sitio ideal para tener tu casita de cara al campo y con toda la tranquilidad del mundo.

IMAG1631

Una vez pasadas las últimas casas, ya sólo estaba la vegetación y yo. Cruzaba este “puente” para ver hasta dónde más lejos podía llegar pero finalmente tendría que volver sobre mis pasos. Por más que lo intenté no veía claro un camino a seguir que me permitiese conectar con un bloque de edificios cercano.

IMAG1632

Quizás para la próxima busque una alternativa, Google Maps me ha dado la idea :) Una nueva experiencia y el poder seguir descubriendo los alrededores de Fanling-Sheung Shui.

Saliendo a correr una tarde de domingo en una de mis rutas habituales pero esta vez decido desviarme un poco y ver con q...

Leer más »

Escalones amigos

Rompiendo la tradición de los viernes gastronómicos, aunque digamos que está un poco relacionado. Hoy les hablo de un desafío en toda regla y en el que también uno tendrá que ir bien alimentado a lo largo de todo el recorrido; en la práctica de cualquier deporte, un factor muy importante es el de la alimentación para estar en las mejores condiciones posibles.

Los que son habituales del blog habrán visto en veces anteriores que he posteado algunas entradas sobre caminatas por la montaña, desde Lantau y pasando por los Nuevos Territorios que es donde vivo actualmente. La diversidad de rutas que hay en el territorio es un gran atractivo para la gente amante de la naturaleza y una buena opción para salirse del turismo habitual descubriendo un lado más auténtico. Entre los diversos trazados, la ruta Maclehose que se extiende desde Sai Kung (en la zona este) hasta Tsuen Wan (al oeste) y cubriendo una distancia de 100 kilómetros (y con buenos escalones), es el escenario de esta prueba que lleva celebrándose ya más de 30 años: el Oxfam Trailwalker.

oxfam-hk

El año pasado formé equipo junto con un compañero del dragonboat y unos compañeros suyos de trabajo para probar suerte pero nuestro equipo no resultó elegido en el sorteo. Así que, este año hemos decidido probar de nuevo a ver si conseguíamos meternos dentro de los elegidos y esta vez si que hemos conseguido plaza, ¡menudo subidón!

Es una mezcla de sensaciones, de jubilo y sobre todo de respeto ante esta prueba. Era algo que me apetecía llevar a cabo y además es también por una buen causa el recaudar fondos para aquellos que más lo necesitan.

De momento nos quedan dos semanas más por delante de competición con el dragonboat y una vez finalizado tendremos tiempo de empezar a planificar los entrenamientos durante estos meses de verano. A pesar del calor que hará por las fechas, no nos va a echar para atrás ni mucho menos. Antes que nada pedir consejo a algunos conocidos que ya han hecho la carrera e ir progresando poco a poco con nuestro ritmo, tanto en equipo como también en solitario. Habrá que trabajar para fortalecer las piernas tanto en subida como en bajada. Los escalones y yo vamos a ser buenos amigos, no queda otra.

escalones

Cuando vaya teniendo más información respecto a la carrera lo publicaré en un nuevo post o también puedo aprovechar para actualizar este mismo. Espero que puedan colaborar con algunas donaciones puesto que cada equipo necesita un mínimo, que seguro conseguimos pero cada aportación cuenta de igual forma y ayudar al conjunto. ¡Sigan atentos al blog y en las redes sociales!

¡Buen y saludable fin de semana a todos!

Rompiendo la tradición de los viernes gastronómicos, aunque digamos que está un poco relacionado. Hoy les hablo de un de...

Leer más »