Etiquetado por:Personal

Punto de descanso

Este pasado fin de semana no fue uno de los habituales, y es que hacía ya bastantes meses desde la última vez que me había subido a un avión. En concreto, desde mayo del año pasado cuando estuvimos en Taipei. Se presentó una buena ocasión de juntarse con un buen grupito de gente entre ellos Alberto y Dani que nos los había visto desde la boda de Miguel el año pasado.

El destino elegido fue Phuket, en lo que sería mi primera visita a la isla. Siempre había oido hablar mucho sobre ella, pero se me había resistido el poder ir en todo este tiempo. Llegando el jueves por la noche y hasta el domingo, con un total de 3 días por delante en los que pensar poco y tan sólo disfrutar de descanso en la piscina, playa y con alguna buena marcha.

Lo mejor de todo es el habernos podido quedar un poquito a las afueras del centro, en la tranquilidad de la montaña y con vistas a la ciudad, en Patong.

image

A los que nos tiró más la playa nos desplazamos hasta la playa de Surin que estaba a poco más de veinte minutos en coche. Si que mereció la pena cambiar la villa por unas horas, darse unos baños en el mar y contemplar el atardecer de nuestra última noche en la isla.

image
 
image
 
image

El domingo era el día de las despedidas, algunos sobre el mediodía partíamos de vuelta al aeropuerto y otros en cambio aún podía aprovechar unas cuantas horas más de piscina hasta la tarde-noche. ¿Había cundido el fin de semana? puede que parezcan pocos días, pero aquí lo que se trataba fue de estar en modo relax, echarse unas risas, disfrutar de la comida y en compañía de unas cervecitas; objetivo cumplido totalmente.

En otra ocasión con algo más de tiempo habrá que descubrir un poco la zona norte de la isla y hacer algo de turisteo bien sea con un barquito o ver las panorámicas desde un punto más elevado, pero hasta entonces uno se queda con buenas sensaciones con la escapadita.

Este pasado fin de semana no fue uno de los habituales, y es que hacía ya bastantes meses desde la última vez que me hab...

Leer más »

Repitiendo

image

El haber tenido mi primera experiencia el año pasado y sentir buenas vibraciones, hizo que este año no quisiera dejar de participar en la edición 2014 de la maratón de la ciudad. Así que, levantarse a eso de las cinco y media para ir con tiempo, prepararse el desayuno con calma. Todo en la mochila, camiseta con dorsal puesto y rumbo a coger el metro. En mi estación empezaría a encontrarme algunos corredores más, se distinguían por la bolsa plástica que te dan para meter tus pertenencias y que luego las puedas recoger al terminar la carrera. Yo la llevaba dentro de la mochila y una vez tuviese todo listo iría a dejarla al furgón que tenía asignado.

El móvil conmigo junto con el soporte para llevar en el brazo, ir al baño a desalojar líquidos y hacer el calentamiento pertinente. Mucha más gente iba de un lado a otro, bien haciendo trote suave o haciendo estiramientos. Se respiraba ambiente de carrera, qué ganas de empezar!

image
 
image

Esta vez no cometí el fallo de quedarme demasiado atrás, así que me fui aproximando lo más que podía a la línea de salida. Aún quedaban quince minutos para el comienzo pero por la megafonía estaban animando el ambiente y mientras tanto hacíamos la ola con nuestras voces. Todos estábamos deseosos de ponernos en movimiento; una ligera brisa soplaba por la calle Nathan y es que el día de cielos grises también presagiaba que pudiese llover, pero finalmente se aguantaría. La cuenta atrás estaba al llegar y todos poníamos a punto nuestros relojes y/o móviles. 3,2,1… Piiiiii! Empezaba el trote suave y avanzando la masa mientras se escuchaba el sonido de las pisadas.

image

Por delante los 21 kilómetros hasta la llegada al parque Victoria. Teniendo en mente el tiempo anterior, mi idea era acercarme a las 2horas o si fuera posible bajarlas. En los primeros kilómetros fui cogiendo ritmo suave, adelantando cuando hacía falta y sabiendo que luego podría apretar algo más de cara al final según me viese de fuerzas.

El punto de retorno a la altura del km 6,5 es cuando se vuelve en dirección hacia el túnel de Kowloon Oeste que te permite soltar un poco poco las piernas en el tramo que tiene algo de bajada. Una vez dentro del túnel, que se hace más largo de lo que es, aflojé un poco y sabiendo la pequeña rampa con peralte justo a la salida. Llegados hasta la isla, sólo nos quedan 6 kilómetros por delante pero que tiene algunos sube-bajas interesantes.

En alguna ocasión comprobaba el reloj y viendo el tiempo me iba haciendo una idea de la hora de llegada estimada, creo que iba bastante bien aunque los últimos tres kilómetros si que se me hicieron un poco más pesados pero me centré para hacer el esfuerzo final.

Tiempo final: 1h55m19s. No podía estar más contento y es que había conseguido bajar en casi catorce minutos en relación a mi tiempo del año pasado. Los meses de entrenamiento habían dado sus frutos. Ahora a continuar con el buen hábito.

El haber tenido mi primera experiencia el año pasado y sentir buenas vibraciones, hizo que este año no quisiera dejar de...

Leer más »

No lo creo

Hoy yendo por la calle me llamó la atención algo. A veces uno se puede encontrar pequeños graffitis o pegatinas en lugares como muros, postes de la luz o bien en buzones de correo, este último fue donde me encontré la siguiente pegatina que podremos ver algo más de cerca en la segunda foto.

El mensaje de la misma es claro y contundente: “Hong Kong está muriendo”; algo que le hace a uno reflexionar el por qué de esta frase.

image
 
image

Hay varios aspectos a tener en cuenta para valorar la situación actual de la ciudad:

- Coste de vida.

Siempre que uno llega nuevo a una ciudad, uno de los aspectos que suele ser más propicio comentar es el coste de vida. En lo que respecta a transporte, no hay quejas puesto que la ciudad cuenta con una buena red de metro, líneas de guagua y buena flota de taxis. Los precios son económicos, es una ciudad bien conectada. Y la comida, ¿qué puedo decir? Estando en Asia y teniendo también influencia occidental, hay para todos los gustos y bolsillos. Desde un tazón de noodles hasta un buen filetako.

- Medio ambiente.

Los niveles de contaminación son tema de preocupación en ciertas épocas del año. Bien es conocida la actividad industrial del Delta del río Perla, pero a ello hay que sumar el tráfico rodado y las congestiones que se forman en puntos de la ciudad como Central, Mongkok, Tuen Mun o Kwun Tong. Mucha gente se piensa mucho el venir a la ciudad por el bienestar de su salud. Sin embargo, un punto a favor es la gran cantidad de parques naturales y el poder disfrutar de ellos, aunque a veces con la bruma reinante pueda desmejorarlo.

- Vivienda.

En cambio, la vivienda es algo que a veces se antoja difícil y aunque hay precios de mucnos rangos, por lo general se consideran altos. Además hay una alta demanda de vivienda pública y hay larga lista de espera. Parece que el gobierno está intentando mejorar la situación, y el mercado parece haberse estabilizado con cierta tendencia a bajar los precios.

- Política.

A pesar de ser una región administrativa especial, los lazos con el gobierno central no se pueden obviar. Este último jefe ejecutivo tiene una clara inclinación hacia el gobierno de Pekín, y como la elección del mismo no es del todo democrática ya que no parte del voto de los ciudadanos, hay bastantes quejas. Se espera que las cosas cambien para que la decisión caiga en manos del pueblo y no de los dirigentes en la capital, de hecho ahora están haciendo campaña para recabar información y saber la opinión general sobre sufragio universal y la futura elección de un nuevo jefe ejecutivo de cara al 2017.>

- Relaciones sociales.

Una ciudad que es multicultural y multiracial, donde se funde lo oriental con lo occidental. Lo bueno de ambas partes se combina, pero no todo es un camino de rosas y surgen tensiones. La relación entre los hongkoneses y sus vecinos del resto de China a vecssr hace que salten chispas. Un turismo que deja importantes ingresos en la ciudad pero que a la vez genera inconvenientes por su forma particular de comportarse en público, algo que no gusta.

También la relación que une a muchas familias dependientes del sector de empleadas del hogar, en su mayoría de Filipinas e Indonesia. De muy reciente actualidad por un caso que está sacudiendo los medios.

Puntos a favor que dan una imagen de ciudad apetecible para vivir y para visitar, pero a la vez otros puntos que enturbian esa imagen y haya dudas de cómo se desarrollarán las cosas si no se corrigen a tiempo. Lo suyo sería buscar un equilibrio para evitar caer en el pesimismo y devolver la ilusión. El mensaje habría que enfocarlo de otra forma:

“Hong Kong, más viva que nunca”.

¿No les parece mejor? Seguro que también pueden aplicar este ejemplo a sus lugares de residencia. Cosas que no ven con buenos ojos pero en cambio otros aspectos positivos que compensan. Da que pensar desde luego.

Hoy yendo por la calle me llamó la atención algo. A veces uno se puede encontrar pequeños graffitis o pegatinas en lugar...

Leer más »

Apuntes

Entre las primeras tareas del año que todos nos solemos proponer es: “hacer limpieza y ordenar un poco”. También es cierto que con la mudanza de hacer un par de meses siempre se cuelan cosas que luego hay que revisar con más calma y como no, es una buena práctica de cara a finales de mes con la llegada del año chino y viene bien hacer limpieza.

Algo de cablerío, revistas y algunos bloc de notas a medio usar. Precisamente en un bloc, algo infladito, rescaté algunos papeles que me trajeron bastantes recuerdos. Entradas a monumentos, folletos informativos o billetes de tren. Todos ellos se remontan a los primeros viajes entre China, Japón y Vietnam.

Esto me ha dado una idea para rescatar parte de estos viajes, de los cuales escribí en su momento pero seguro que algo se me quedó en el tintero. Parte de mis memorias viajeras que no viene mal rescatar.

image

¿Qué les llama más la atención de la foto anterior? ¿Han estado en alguno de los sitios que puedan identificar?

Creo que tengo material suficiente para ir elaborando las historias poco a poco y mientras rebusco en mi galería de fotos. Ahora sólo me queda fijar un día y hacerlo una costumbre, esperando que no me estanque. A ver qué tal sale el rescate de estos apuntes :)

Entre las primeras tareas del año que todos nos solemos proponer es: "hacer limpieza y ordenar un poco". También es cier...

Leer más »

Punto y seguido

No puede ser que haya estado sin bloguear desde el año que pasado y nada de excusas con que las vacaciones, porque ya han terminado para muchos en los que me incluyo. Por un lado, una semana algo atípica con un parón al medio con la llegada del nuevo año 2014. La sensación de empezar de nuevo otro lunes cualquiera pero con el buen sabor de boca tras un par de días tranquilos, la llegada de otro fin de semana y para los que están en España supondrá también el ajetreo final antes de la Noche de Reyes.

Una entrada de año que la pasamos tan tranquilamente en casa mi novia y yo después de haber tenido una pequeña cena familiar. Este año no podía quedarme sin comerme las uvas, lo que no calculé bien fue el tamaño y también con lo rápido de la cuenta atrás (difiere mucho de campanadas) pues sólo alcancé a comer la mitad de las doce, pero bueno, el resto me las tomé tranquilamente después de hacer un brindis por el nuevo año y disfrutar de los bonitos artificiales que no faltan en la bahía de puerto de Victoria.

image
 
image

Es también una época en la que apenas han terminado las Navidades, lo más inmediato en el calendario es la celebración del Año Nuevo Chino a finales de mes. Los canales de televisión no se olvidan de recordarlo con su batería de anuncios correspondientes. Cuando no son protagonistas los actores de una conocida serie que echan por la noche, son otros que promocionan los productos de una cadena de supermercados. Ya te ves a la gente que empieza a hacer las compras para aprovisionarse; bien sea ropa, galletas o chocolates y también licores / vinos. No en vano es la verdadera celebración del año nuevo que viven en China y otros muchos países asiáticos.

image

Un post que no sólo da comienzo al año blogueril sino que también quiere desear a todos un buen año por delante. ¿Y los propósitos para este año?

  • Mantener un buen ritmo de posts y hacer un lavado de cara al blog.
  • Progresar con el cantonés.
  • El buen hábito de salir a correr, y no sólo para carreras puntuales.
  • Retomar las fotos con la reflex.
  • Imprimir fotos de los viajes y hacer un libro.
  • Hacer alguna escapadita viajera a un país nuevo.

No quiero extenderme con demasiados puntos porque a veces se suele cumplir el clásico dicho, y mejor no abarcar demasiado. El resto irá viniendo o se podrán hacer variantes. ¿Para ustedes que propósito ven más ambicioso? o mejor aún, me encantaría que compartan algunos de sus propósitos o retos para este nuevo año. Buen finde a todos!

No puede ser que haya estado sin bloguear desde el año que pasado y nada de excusas con que las vacaciones, porque ya ha...

Leer más »