Etiquetado por:Personal

China extensa

Aunque llevo tiempo por la zona aún quedan sitios por ver en China y es no es una tarea fácil, no sólo por lo extensa y también el tiempo que hay que dedicarle para desplazarse entre ciudades de interior algo más remotas.

No obstante, dando un vistazo atrás de los viajes hechos en este tiempo tampoco puedo quejarme pero uno siempre se queda con la espinita de visitar más rincones. El viaje más presente que tengo es cuando fui con mi amigo Alberto hasta Guilin y Yangshuo, y eso que fue hace 4 años casi por estas fechas al comienzo del veranito. Aún lo recuerdo como si fuera ayer, fue un viaje muy completito.

La primera toma de contacto con China continental fue yendo a Pekín durante un mes que fue toda una experiencia para poder practicar el mandarín aprendido durantes las semanas previas, así como poder visitar algunos de los sitios de interés como la Ciudad Prohibida, el Templo del Cielo o la Gran Muralla. Mucho habrá cambiado la ciudad desde entonces y más aún después de las Olimpiadas celebradas en el verano de 2008.

Uno tampoco tiene que irse demasiado lejos desde Hong Kong para descubrir sitios tan interesantes como Huizhou y que dicen tiene cierto parecido con la Venecia de China (Hangzhou) pero que aún no he tenido la ocasión de ir. Puede que cuando tengamos en mente una futura visita a Shanghai, nos gustaría incluir la visita a esta ciudad.

Desde las zonas con más tradición y paisajes increíbles hasta otras que se han modernizado totalmente en los últimos 20 años como puede ser el caso de Shanghai; se dice que esta ciudad quiere plantarle cara a Hong Kong en lo que al aspecto financiero se refiere y como no, los edificios altos no podían faltar y sin descuidar las zonas históricas de cuando la ocupación francesa.

De Norte a Sur, hay muchos contrastes y eso que sólo he estado en las grandes ciudades porque lo que es el interior, tiene mucho por ver y armarse de paciencia en las conexiones; principalmente en tren (aunque la alta velocidad avanza rápido) o sino en guaguas pero que no van por lindas autopistas y se hacen eternos algunos tramos, es lo que sería la China profunda :)

Seguro que les gustaría poder saborear un poquito de cada cara y sacar conclusiones, ¿verdad? No dejen de visitar mi página de Facebook o Google+ para más información y posts anteriores.

Aunque llevo tiempo por la zona aún quedan sitios por ver en China y es no es una tarea fácil, no sólo por lo extensa y...

Leer más »

Placeres en casa

Los recuerdos que le vienen a uno con unas simples fotos y más si son con comida que también abren el apetito. En parte también mé ha entrado un poco de morriña al acordarme de mi tierra y justo que hoy se celebra el Día de Canarias, parece como si lo hubiera hecho a posta pero no.

Un almuerzo familiar y en un sitio que me trae muchos recuerdos de cuando ibamos bastante cuando pequeñitos, el restaurante “El Campo” en la zona de Tacoronte, un viejo conocido de la zona. En compañía de mis padres y mi sobrino, creo que tenía yo su edad cuando frecuentábamos el restaurante, fue como un flashback en ese momento. Así que, al lío y pedir los entrantes y luego algo de carnita para compartir. Primero con unas clásicas chistorritas y unos huevos estrellados.

2012-08-14 14.04.47
2012-08-14 14.06.56

Ahora me viene a la mente si pedimos o no un tercer entrante, puede que fuesen unas setas a la plancha? que por cierto es otro plato excelente. Así que con esos entrantitos nos quedamos bien; y pasando al segundo con un solomillito troceado con cebollita junto con algo más de papitas fritas para acompañar. Tampoco faltó un toquito de salsa alioli que siempre da su gustito.

2012-08-14 14.28.13

Tampoco podía faltar un buen vinito de la tierra para acompañar como “El Lomo“, el maridaje perfecto no les parece?

2012-08-14 14.26.02

¡Qué ganas de volver a degustar una comidita como esta! sólo de pensar que en cuestión de unos mesescitos se podrá; tendré que hacer una lista de los sitios a los que quiero volver o algunos nuevos que tengo pendientes, tantas cosas por descubrir por casa, a veces parece mentira :)

Desearles feliz fin de semana y ¡feliz día de Canarias a todos mis paisanos!

Los recuerdos que le vienen a uno con unas simples fotos y más si son con comida que también abren el apetito. En parte...

Leer más »

Punto de descanso

Este pasado fin de semana no fue uno de los habituales, y es que hacía ya bastantes meses desde la última vez que me había subido a un avión. En concreto, desde mayo del año pasado cuando estuvimos en Taipei. Se presentó una buena ocasión de juntarse con un buen grupito de gente entre ellos Alberto y Dani que nos los había visto desde la boda de Miguel el año pasado.

El destino elegido fue Phuket, en lo que sería mi primera visita a la isla. Siempre había oido hablar mucho sobre ella, pero se me había resistido el poder ir en todo este tiempo. Llegando el jueves por la noche y hasta el domingo, con un total de 3 días por delante en los que pensar poco y tan sólo disfrutar de descanso en la piscina, playa y con alguna buena marcha.

Lo mejor de todo es el habernos podido quedar un poquito a las afueras del centro, en la tranquilidad de la montaña y con vistas a la ciudad, en Patong.

image

A los que nos tiró más la playa nos desplazamos hasta la playa de Surin que estaba a poco más de veinte minutos en coche. Si que mereció la pena cambiar la villa por unas horas, darse unos baños en el mar y contemplar el atardecer de nuestra última noche en la isla.

image
 
image
 
image

El domingo era el día de las despedidas, algunos sobre el mediodía partíamos de vuelta al aeropuerto y otros en cambio aún podía aprovechar unas cuantas horas más de piscina hasta la tarde-noche. ¿Había cundido el fin de semana? puede que parezcan pocos días, pero aquí lo que se trataba fue de estar en modo relax, echarse unas risas, disfrutar de la comida y en compañía de unas cervecitas; objetivo cumplido totalmente.

En otra ocasión con algo más de tiempo habrá que descubrir un poco la zona norte de la isla y hacer algo de turisteo bien sea con un barquito o ver las panorámicas desde un punto más elevado, pero hasta entonces uno se queda con buenas sensaciones con la escapadita.

Este pasado fin de semana no fue uno de los habituales, y es que hacía ya bastantes meses desde la última vez que me hab...

Leer más »

Repitiendo

image

El haber tenido mi primera experiencia el año pasado y sentir buenas vibraciones, hizo que este año no quisiera dejar de participar en la edición 2014 de la maratón de la ciudad. Así que, levantarse a eso de las cinco y media para ir con tiempo, prepararse el desayuno con calma. Todo en la mochila, camiseta con dorsal puesto y rumbo a coger el metro. En mi estación empezaría a encontrarme algunos corredores más, se distinguían por la bolsa plástica que te dan para meter tus pertenencias y que luego las puedas recoger al terminar la carrera. Yo la llevaba dentro de la mochila y una vez tuviese todo listo iría a dejarla al furgón que tenía asignado.

El móvil conmigo junto con el soporte para llevar en el brazo, ir al baño a desalojar líquidos y hacer el calentamiento pertinente. Mucha más gente iba de un lado a otro, bien haciendo trote suave o haciendo estiramientos. Se respiraba ambiente de carrera, qué ganas de empezar!

image
 
image

Esta vez no cometí el fallo de quedarme demasiado atrás, así que me fui aproximando lo más que podía a la línea de salida. Aún quedaban quince minutos para el comienzo pero por la megafonía estaban animando el ambiente y mientras tanto hacíamos la ola con nuestras voces. Todos estábamos deseosos de ponernos en movimiento; una ligera brisa soplaba por la calle Nathan y es que el día de cielos grises también presagiaba que pudiese llover, pero finalmente se aguantaría. La cuenta atrás estaba al llegar y todos poníamos a punto nuestros relojes y/o móviles. 3,2,1… Piiiiii! Empezaba el trote suave y avanzando la masa mientras se escuchaba el sonido de las pisadas.

image

Por delante los 21 kilómetros hasta la llegada al parque Victoria. Teniendo en mente el tiempo anterior, mi idea era acercarme a las 2horas o si fuera posible bajarlas. En los primeros kilómetros fui cogiendo ritmo suave, adelantando cuando hacía falta y sabiendo que luego podría apretar algo más de cara al final según me viese de fuerzas.

El punto de retorno a la altura del km 6,5 es cuando se vuelve en dirección hacia el túnel de Kowloon Oeste que te permite soltar un poco poco las piernas en el tramo que tiene algo de bajada. Una vez dentro del túnel, que se hace más largo de lo que es, aflojé un poco y sabiendo la pequeña rampa con peralte justo a la salida. Llegados hasta la isla, sólo nos quedan 6 kilómetros por delante pero que tiene algunos sube-bajas interesantes.

En alguna ocasión comprobaba el reloj y viendo el tiempo me iba haciendo una idea de la hora de llegada estimada, creo que iba bastante bien aunque los últimos tres kilómetros si que se me hicieron un poco más pesados pero me centré para hacer el esfuerzo final.

Tiempo final: 1h55m19s. No podía estar más contento y es que había conseguido bajar en casi catorce minutos en relación a mi tiempo del año pasado. Los meses de entrenamiento habían dado sus frutos. Ahora a continuar con el buen hábito.

El haber tenido mi primera experiencia el año pasado y sentir buenas vibraciones, hizo que este año no quisiera dejar de...

Leer más »