Etiquetado por:Personal

Punta de Teno

Como si se tratase de un triángulo, la punta de Teno vendría a ser uno de los vértices más alejados desde la capital y que tiene un atractivo especial. Llegar hasta el final de la isla, hasta su faro y sentir la brisa del mar; la fuerza del oleaje y sentir ese spray de gotitas que las lleva el viento.

IMAG4191

Para nosotros los isleños que a veces las distancias nos parecen grandes, ir hasta la punta de Teno es como quien va a pasar el día y ya que estamos, uno aprovecha para darse una vueltita por la isla como quien no quiere la cosa. Es una excusa para poder disfrutar del paisaje, de la carretera y algunas paraditas a lo largo del camino para almorzar o echarse un cafecito.

IMAG4198

Los Gigantes fácilmente visibles y el terreno donde se mezcla roca con algo de vegetación. Un sitio que hasta hace poco estaba cerrado debido a las obras de mejora de la carretera, en parte para prevenir los desprendimientos porque lo que se dice respecto al asfalto había unos cuantos buenos agujeros y había que ir con cuidado.

IMAG4196

Una pequeña calita en la que los bañistas disfrutan o bien echarse un rato al si encontramos un hueco entre los callados de la playa. Un poco de viento si que hacía ese día pero un bañito en el mes de Diciembre es todo un lujo.

IMAG4194

Caminando en dirección al faro, el sol está pegando con intensidad pero ya la iba quedando poco gas porque en cuestión de una hora y poco el atardecer estaría por llegar. Como quien no quiere la cosa, nos pegamos casi una horita entre las fotos y el paseo. Nada mejor después de haber almorzado y evitar la clásica modorra, sobre todo para un servidor que se tenía que poner al volante.

IMAG4195

Con las pilas cargadas, emprendemos el camino de vuelta por la carretera y en dirección a las cumbres de Masca para terminar volviendo por la autopista del sur. Lástima no habernos quedado para ver el atardecer que seguro fue todo un espectáculo, aunque desde las alturas si que disfrutamos de un cielo con unas tonalidades increíbles.

IMAG4200
 
IMAG4199

El viaje si que mereció mucho la pena, en parte porque hacía muchísimos años que no había podido estar y porque también fue especial el poder enseñarles a la familia de mi mujer ese rinconcito de la isla.

Como si se tratase de un triángulo, la punta de Teno vendría a ser uno de los vértices más alejados desde la capital y q...

Leer más »

Primera carrera

Apenas había comenzado el año y me proponía empezar con buen pie para no perder la costumbre de correr, aunque esta vez con la desventaja de haber hecho un parón navideño en la rutina habitual de salidas pero confiaba con que retomando la semana antes de la primera carrera de 2016 lo haría sin problemas. Me enteré de la existencia de “The Green Race” en lo que buscaba el calendario de carreras y me llamó la atención por su recorrido que pintaba bastante bien. Tenían dos variantes de 10 y 15kms, siendo esta última a la que me apunté.

La noche antes como es habitual, dejar las cosas preparaditas para la carrera aunque no iría muy cargado porque al tratarse de una distancia ni muy larga ni muy corta podría correr más ligero además que las previsiones del tiempo apuntaba que haría algo de fresquito y nublado pero eso luego cuando empieza a correr arranca a sudar si o si. Botellita de agua en mano y un gel por si acaso.

imag4326.jpg

La carrera daba comienzo desde Braemar Hill que queda en la zona alta de North Point y desde allí ascendía un poco para luego ir llaneando en zig-zag entre la montaña para luego emprender el descenso hacia la presa de Tai Tam, empezar el ascenso hacia Park View y la subida final hacia Mount Butler para terminar en el mismo lugar donde empezamos. A las 8 de la mañana se daba el pistoletazo de salida, vamos allá!

imag4333.jpg

En los metros finales haciendo un poco de sprint para arañar un poco el crono pero no estuvo nada mal hacer 1h47m y sobre todo disfrutando mucho de las vistas a lo largo del recorrido a pesar de tener algunas nubes. Para ser la primera edición de esta carrera, no se me dio nada mal pero seguro que con el tiempo pueden ir puliendo algunos detallitos de organización.

imag4334.jpg

¿Qué tal fueron las sensaciones durante la carrera? La verdad que me encontré bastante bien e intenté ir siempre a mi ritmo sin dejarme llevar por la emoción o salir persiguiendo a otros corredores para pillarles el ritmo que seguro luego me podría pasar factura.

A priori parecía un recorrido fácil por las zonas llanas y de bajada pero había que reservar fuerzas para los tramos de subida, y ahí creo que fue donde más sufrí pero no justamente durante la carrera sino en el día después por las agujetas que tuve en uno de los gemelos; fue cuestión de un par de días y como luego nuevo.

Apenas había comenzado el año y me proponía empezar con buen pie para no perder la costumbre de correr, aunque esta vez...

Leer más »

Al lado del mar

Como quien dice, esto es casi empezar por el final pero también apuramos el último día de visita en la isla hasta el máximo. Día 31 de diciembre y en la víspera de recibir el nuevo año al lado del mar; nos escapamos hasta el sur de la isla que nos recibía con un sol radiante como si se tratase de verano y buena prueba de ello la cantidad de turistas británicos, alemanes, rusos… y demás nacionalidades que estaban tumbados cogiendo rayos; a cada cual con un tono un poco más sonrosadito y mientras tanto nosotros dando un paseo que habíamos iniciado desde la playa del Duque y bordeando la costa llegando hasta casi la caleta de Adeje.

La hora de comer se iba acercando y la gente me iba reclamando ya un sitio para sentarnos y comer. No demasiado lejos podía divisar unos restaurantes y sería cuestión de pocos minutos en llegar a ellos. En lo que me había adelantado para ir dando un vistazo al menú de varios locales, hablaba por teléfono con mi mujer para darle algunos detalles de la carta. Finalmente, asunto resuelto y nos sentamos en una de las mesitas del restaurante “Casa Celso“, con una vista privilegiada al lado del mar.

imag4224.jpg

Vistazo a la carta para empezar con unos entrantitos y luego algo de pescado del día. Tanto les había gustado el cherne de la otra noche cuando estábamos por el Puerto de la Cruz que no dudamos en pedir de nuevo. Los entrantes entre los que estaban: mejillones, pimientos de padrón, pasta marinera y gambitas al ajillo, junto con el pescadito para compartir. Suficiente para contentar al personal, o eso espero y sino… hueco para el postre que siempre hay.

imag4225.jpg
 
imag4227.jpg

La hora del postre fue sagrada y los más golosos de la mesa entre los que nos encontramos la sobrina de mi mujer y un servidor nos acercamos a las neveras a ver cuáles eran las opciones. Quesillo con nata y una tarta de chocolate con nueces, y creo que acertamos de pleno 😀

imag4230.jpg

Ahora para el regreso nos quedaba un paseito como de casi una hora pero con eso de estar haciendo la digestión y demás, seguro que se nos alargaría demasiado. Lo mejor fue que me diese un salto a buscar el coche al aparcamiento donde lo habíamos dejado y recogerlos; el paseito a paso ligero si que me vino bien a mi para que luego no sufriese los efectos de la modorra habitual y que luego teníamos que poner rumbo de vuelta a Santa Cruz.

imag4231.jpg

Fue un día de media jornada pero en el pudimos aprovechar un buen ratito de sol; yo creo que hasta todos cogieron un poco de colorcito y todo. A no ser un día que nos llovió estando por el Sauzal, de resto el tiempo estuvo espléndido hasta el final. Vacaciones de Navidad perfectas y además probando muchas cositas nuevas, y sobre todo para mis parientes que lo experimentaban todo por primera vez.

El jet lag ya está más que superado después de casi dos semanitas desde que nos volvimos. Yo creo que todos disfrutaron mucho de la isla y más aún al lado del mar disfrutando de la brisa y buena comidita local.

¡Feliz fin de semana a todos!

Como quien dice, esto es casi empezar por el final pero también apuramos el último día de visita en la isla hasta el máx...

Leer más »

Resumen navideño

¡Bienvenidos al año 2016!

Por fin estrenando el primer post que sirve a modo de resumen navideño, no obstante han sido unos días un tanto moviditos durante esta primera semana. Primero por el viaje de vuelta después de las vacaciones y el correspondiente “jet lag” que hizo de las suyas en los días posteriores dejándome un poco derrotado (será cosa de la edad? jaja). Poco a poco el cuerpo se ha ido ajustando y también momento de volver a la rutina diaria de oficina y también como no, deporte (quizás lo que más cansa).

IMAG3895

De vuelta en España como el turrón por las Navidades y dispuestos a disfrutar unos días por Madrid. Haría de guía para mi mujer y los suyos puesto que era la primera vez que la visitaban.

IMAG3999

Disfrutamos de unos días de cielos azules y temperaturas algo frescas pero sin esa sensación de frío que podría haber en otras ciudades a estas alturas del año. Fresquito a la sombra y cuando el sol empezaba a ocultarse, pero lo mejor de todo es no tener esa sensación de humedad como la que tenemos en Hong Kong y eso ciertamente marca la diferencia. Desde nuestro alojamiento en la céntrica Gran Vía teníamos una buena vista de la ciudad y muy bien situados para ir moviéndonos por los alrededores. Si que caminamos bastante, sólo cogiendo el metro cuando nos acercamos hasta la zona del Bernabeu.

IMAG3911

Y como no, paseando por el parque de El Retiro con sus bonitos colores de otoño que siempre es un remanso de paz en el que perderse durante unas horitas.

IMAG3934

Pasados casi cuatro días desde nuestra llegada a la capital, ahora le tocaba el turno de Tenerife. El mismo día de Nochebuena por la mañana a coger el avión rumbo a la isla y quedarnos una semanita por allá. Más turisteo con la familia para enseñarles los rincones y claro, que prueben de la gastronomía local.

Por delante poquito más de una semana para ir de Norte a Sur, Centro y dar la vuelta completa. El cuenta kilómetros del coche no engañaba cuando marcaba casi 900 kms. en el transcuros de esos día, lo que se dice aprovechadito :)

IMAG4009

Tanto al lado del mar, como bien metidos en las inmediaciones del Parque Nacional de El Teide y con una genial temperatura de 22ºC de media aunque ya se sabe que más arriba en las alturas… nos bajó hasta casi 6ºC y con algunas ráfagas de viento. Sin olvidarnos de la zona del Norte y también unas pinceladas de nuestro sur más turístico con acento mayormente inglés.

IMAG4029
 
IMAG4042

¿Hace un bañito a finales del mes de Diciembre? y porqué no… lástima que no me llevé el bañador cuando estábamos de paseo por el Puerto de la Cruz en lo que su familia andaba visitando el Loro Parque. Precioso el día que nos hizo, y lo bien que cenamos algo de pescadito por el centro.

IMAG4096

¿Y cuántos barraquitos nos habremos tomado durante el viaje? creo que perdí la cuenta, pero en cada sitio siempre tiene su toque particular y es lo que mejor sienta después de un almuerzo.

IMAG4139

El viaje de regreso lo emprendíamos el día 1 por la mañana, con las consiguientes escalas en Madrid y Dubai sin darnos tiempo a aburrirnos, especialmente en Dubai y aprovechar para dar una vuelta por el centro con toda la calma del mundo.

¿Vacaciones tras las vacaciones? Suele pasar que uno esté más molido de la cuenta pero mereció mucho la pena. Veremos lo que da de si este recién estrenado año e intentar el ritmo de publicaciones de años anteriores, vamos allá!

¡Bienvenidos al año 2016! Por fin estrenando el primer post que sirve a modo de resumen navideño, no obstante han sido u...

Leer más »