Etiquetado por:Restaurantes

Comida a domicilio

Para romper el silencio después de que se haya iniciado el mes de Mayo, un post que aunque habla de comida (reservado para los viernes) también tiene el enfoque tecnológico de las startups. Un ecosistema que es cada vez más diverso y que apuesta por dar servicios de lo más variado: desde conseguir un taxi, hacer reservas de restaurantes o también tener comida a domicilio.

El reparto de comida no es un servicio nuevo ni mucho menos pero con la pegada de las nuevas tecnologías ha dado un pasito más para convertirse más útil y cómoda a golpe de un toque desde nuestro smartphone. Si bien el primer servicio que se empezaba a hacer un hueco había sido FoodPanda, no sin antes abrirse terreno haciendo algunas adquisiciones locales para ganar más mercado.

foodpanda

Parece que la competencia de la mano de Deliveroo ha empezado con fuerza y han hecho un buen despliegue de medios para que la gente lo conozca: reparto de folletos, publicidad en revistas, en tranvías…

deliveroo

Personalmente aún no he podido sacarle partido a este servicio y es que teniendo Wan Chai tan cerquita de la oficina con bastante oferta de restaurantes locales. La variedad que tienen tanto FoodPanda como Deliveroo está orientada a restaurantes de nivel medio-alto y también lo veo como cuando uno tenga un antojo de algún plato especial saber que lo tiene más fácil y sin tener que desplazarse. Y fuera de horario de oficinas, para una reunión de un grupo de amigos en casa tampoco es mal plan.

Seguro que no acaba aquí la “guerra” entre ambos y habrá que ver cuál de los dos termina por ser el preferido del público. Por lo pronto, siguen con sus campañas de promoción y de atraer más miradas. Quien sabe si me decida a probar un día y ver qué tal la experiencia. ¿Ustedes han probado algún servicio similar? sé por ejemplo que Just Eat es otro que pega bastante fuerte en Europa.

Para romper el silencio después de que se haya iniciado el mes de Mayo, un post que aunque habla de comida (reservado pa...

Leer más »

Pollo frito

Para no hacerles pasar mucha hambre, vamos a despertar el comienzo del fin de semana con una ración de pollo frito. Aunque no es original de Hong Kong sino del vecino Taiwán; en nuestra última visita a Taipei y concretamente en el mercado de Shilin no pasó desapercibido este puesto en el que había una cola considerable, lo que despertó nuestro interés por probarlo entre una de las muchas ofertas culinarias que uno puede encontrar por los alrededores.

En Hong Kong también gustamos de aperitivos variados, que sean fáciles de comer y para llevar sobre la marcha. El pollo frito no iba a ser menos y parece que ha irrumpido con fuerza abriendo varios locales en distintos puntos del territorio. Hasta ahora he contado con ubicaciones en Wan Chai, Mongkok o Sham Shui Po. La curiosidad me ha llevado a hacer una búsqueda un poco más exhaustiva y de la mano de Open Rice he podido sacar una lista más completa

Pollo Wan Chai

Entre las opciones del menú podemos elegir entre: filete (mediano/grande), muslo o sino también a modo de pinchito entre otros.

Pollo Sham Shui Po

Si les apetece un aperitivo rápido y se encuentran con una de estas tiendas de pollo frito, yo que ustedes hacía una paradita para repostar un ratito en el camino.

¿Y si les entra un poco de sed? justo al ladito del establecimiento en Sham Shui Po tienen una tienda de bebidas frías y con especialidad en el té con leche + sago, esta en cuestión es Gong Cha una de las más populares y que casualmente también es de origen taiwanés. Así que no es casualidad que el pollo frito vaya de la mano con esta conocida cadena.

Parece que las lluvias no dejan de hacer de las suyas pero casi en la recta final ¡Buen fin de semana a todos! y ya en el ecuador del mes de Abril casi sin darnos cuenta.

Para no hacerles pasar mucha hambre, vamos a despertar el comienzo del fin de semana con una ración de pollo frito. Aunq...

Leer más »

Buen grill

Viernes y anticipo de fin de semana pero es que también es el comienzo de las vacaciones de Navidad. Se imaginan cómo se pondrá el metro con toda la gente saliendo de la oficina deseando llegar a casa para preparar la maleta de cara a un viaje inminente (en nuestro caso para el domingo) o bien juntarse con los amigos para celebrar alguna cena o almuerzo propio en estas fechas. Además, como el tiempo está fresquito y apetece entrar en calor no hay nada mejor que abrir el apetito con un sitio de yakiniku que descubrimos hace poquito cuando estuvimos disfrutando de unos días en Osaka. Un buen grill para terminar la jornada de aquel día y que nos supo a mucho.

Éste es el aspecto que presenta la sala principal del restaurante con varias mesitas distribuidas y cada una de ellas cuenta con un extractor justo encima de forma que cuando uno empiece a hacer la carne en la parrilla se puedan absorber los humos sobre la marcha, y es muy cómodo la verdad. Además, lo mejor de todo es que el sitio estaba la mar de tranquilo y es que habíamos intentado entrar en un par de establecimientos anteriormente pero no hubo suerte porque estaban bastante llenos y tocaba esperar o bien no disponían de menú en inglés. Ciertamente en este sitio con las fotos nos apañamos bastante bien aunque el inglés era un poco regulero, pero menos mal.

wpid-imag2854.jpg

En lo que la comida llegaba, momento para celebrar un brindis con cerveza y también una buena forma de acompañar la carne que vendría en un rato.

wpid-imag2857.jpg
 
wpid-imag2858.jpg

En lo que respecta al surtido de carnes, venía bastante variado entre pollo y ternera. Había de un tipo de venía ya como adobado y otro que tenían distintos grados; si uno se fijaba bien podía ver que la textura de la carne era distinto y luego a la hora de comer también si que se notaba.

En todo momento, los camareros estuvieron muy amables e hicieron verdaderos esfuerzos por intentar comunicarse de la mejor forma posible. Me imagino el apuro al intentar explicarnos las cosas, pero al final con unos pocos gestos todo arreglado 🙂

wpid-imag2862.jpg
 
wpid-imag2863.jpg

Para no perder el tiempo, momento de ir poniendo varios trozos de carne para que se vaya cocinando. Cuestión de hacerlos vuelta y vuelta porque con lo finitos que son, se hacen en seguida.

wpid-imag2864.jpg

wpid-imag2865.jpg

Uno de esos sitios que uno escoge de casualidad y resulta ser un acierto total. Malo sería que nos hubiese salido el tiro por la culata, pero menos mal que no fue así y para los que hayan estado en Japón, rara será la vez que uno coma mal.¿A quién le apetece un buen grill para estas fiestas?

Viernes y anticipo de fin de semana pero es que también es el comienzo de las vacaciones de Navidad. Se imaginan cómo se...

Leer más »

Buffet japonés

Una forma de premiarnos después de haber logrado con éxito nuestro Oxfam Trailwalker era hacer un almuerzo todo el equipo al completo. Fue además una buena ocasión puesto que Pete tenía unos amigos de visita en la ciudad con lo que fuimos un buen grupito el que se juntó para almorzar en este restaurante con buffet japonés.

Si que estaba animado el restaurante cuando llegamos, a eso de las 2 de la tarde cuando era nuestro turno puesto que hay como dos turnos y así se puede espaciar mejor. Seguro que mucha gente estaba anticipando ya la comida pre-Navidad porque luego entre que hay gente que coge vacaciones y luego las fechas son más apretadas, la gente anda algo justa de tiempo.

wpid-imag3638.jpg

Una buena copita de cava entre bocado y bocado, propicio también para hacer algunos brindis. Ni que decir que todo el sushi y sashimi estaba bien rico, lo suyo era ir a por una segunda ronda del buffet. Y no se crean que sólo había platos fríos sino que también había una zona de pinchitos (yakitori), algunas sopas, costillitas de cerdo y curry.

wpid-imag3639.jpg

Aunque parezca mentira, no sólo se trataba de la zona de buffet en la que uno podía repetir tantas rondas como le apeteciera sino que también se podía elegir un plato principal: un filete a la plancha con algo de guarnición; también había la opción de cordero o pescado que pidieron algunos del grupo. Y sí que disfrutamos de la comida porque cada cual estaba concentrado a su plato en lo que intercambiamos conversaciones sobre la carrera, sobre los planes para las Navidades y también algo de dragonboat, como no.

wpid-imag3640.jpg

Ya se pueden imaginar que había que dejar un hueco para la ronda final del postre, ¿verdad? dos buenas fuentes provistas de fruta, helado y unas copitas de panacotta y mousse de chocolate. Ni falta que decir, que fue la guinda del pastel para terminar de una forma muy dulce nuestro encuentro.

wpid-imag3641.jpg

Un sitio que merece la pena y en el que realmente se disfruta la comida. Zuma bien merece una visita y si es más para una ocasión especial mucho mejor.

¡Feliz fin de semana a todos! y no empiecen a llenarse mucho que en las Navidades hay que cumplir con las reuniones familiares y de amigos, jeje!

Una forma de premiarnos después de haber logrado con éxito nuestro Oxfam Trailwalker era hacer un almuerzo todo el equip...

Leer más »