Etiquetado por:Rincones

Visita familiar

Con la llegada de las niñas, una visita familiar era inevitable. A parte de la familia de mi mujer, por parte de mi familia también había muchas ganas de conocerlas; fueron mi madre y mi hermana las que vinieron para pasar dos semanitas en la ciudad. La primera semana estuve liado con trabajo y repartí el tiempo entre la oficina, el hospital y pasar tiempo con ellas. En cambio, en su segunda semana la cogí de vacaciones y pudimos aprovechar bastante.

Ni que decir que lo que es la comida les encantó y no tuvieron pegas, son tambien de buen comer como un servidor. La comida asiática fue la protagonista la mayoría de días pero también nos dimos un respirito con otros platos variados.

La primera foto es de la cena de bienvenida con los padres de mi mujer. Una buena muestra en la toma de contacto: verduritas, noodles, siu mei y pescado al vapor.

visita familiar

 

En lo que esperábamos para coger sitio en Din Tai Fung, descubrimos una perlita de restaurante del que salimos muy satisfechos. Cerdo agridulce, arroz frito, dumplings y algún que otro platito mas.

En lo que respecta a la climatologÍa, la verdad que tuvimos de todo. Días nublados, días pasados por agua y días de sol radiante. Como suele ser habitual el factor humedad es lo primero que le afecta a los visitantes, pero con el paso de los días parece que se adaptaron y con ayuda del aire acondiconado cuando visitamos los centros comerciales de rigor.

Tiempo para visitar sitios como el museo del tren en Tai Po.

 

El siempre emblemático barrio de Mongkok (un poquito pasado por agua). Sin dejarnos los mercadillos para comprar algunos recuerditos para la familia y tener que “pelear” un poco con los precios haciéndome valor con mi cantonés.

Uno de los aciertos cuando estuvimos por Tsim Sha Tsui fue meternos en uno de los restaurantes del grupo Super Star y disfrutar de un tranquilo dim sum. Muy bien atendidos y con la comida muy sabrosa, y con té en abundancia (mi madre encantada)

Con nubes nos recbía el skyline pero siempre impresionante para los que tienen su primera vez, aunque para mi hermana fuese su segunda ocasión puesto que estuvo en nuestra boda en 2015.

El convento de Chi Lin y los jardines de Nan Lian, descubriendo otra de las caras de la ciudad. Remanso de paz y sin agobios de las zonas más concurridas de la ciudad. El sonido del agua y los rezos budistas mientras contemplábamos los bonsais y la arquitectura.

Casi como empezamos, el dim sum de despedida en el día que tenían que coger el avión de vuelta. Un último día que aprovecharon para tomarse las cosas con calma, ordenar la maleta con las compritas y no tener que ir con las prisas de última hora para compras adicionales. Creo que aún estaban un poco llenas de la cena de la noche anterior; y es que a veces la hospitalidad local ya se sabe, cuando se trata de comida y uno termina comiendo más de la cuenta, jaja.

Una visita familiar muy completa y en la que los tres disfrutamos mucho. No importa que los primeros días con el consiguiente jet-lag hayan perdido un poquito de tiempo, pero así el cuerpo pudo asimilar los dias que venían por delante.

Creo que fue una visita mas que interesante para mi madre y agradezco de todo corazoón que haya podido venir junto con mi hermana para estar cerquita de los dos nuevos miembros de la familia. Lastima que esta vez no haya podido ser que viniese mi padre con ellas, pero seguro que un poco más adelante podran repetir y volver a revisitar sitios con ellos, y mas cosas que se nos hayan quedado pendiente.

Espero verles prontito, hasta la próxima visita familiar. Los cuatros los estaremos esperando con ganitas 🙂

 

Con la llegada de las niñas, una visita familiar era inevitable. A parte de la familia de mi mujer, por parte de mi fami...

Leer más »

Nostalgia (II)

Uno de esas miradas al pasado de la ciudad que trae mucha nostalgia consigo. El ver cómo se ha transformado con el paso de los años, aunque aún hay zonas que han conseguido mantener digamos intacta esa esencia, pero en cambio otras zonas que se han reinventando totalmente adaptándose al crecimiento de la población y las necesidades de la misma.

Imágenes tanto de la isla como la península, con el agua como protagonista y es que no en vano mucha gran parte de su riqueza ha venido surcando los mares hasta su “puerto fragante” (de ahí viene su nombre). ¿Se imaginan cuando los barcos venían cargados con especias y otras mercancías de muchas partes de la región asiática? A día de hoy el comercio marítimo sigue siendo importante pero ahora el que manda es el tráfico aéreo.

Les dejo para que disfruten de estas imágenes que hablan por sí mismas y con tan sólo mirarlas unos instantes nos pueden transmitir muchas historias, ¿no creen?

portada

pier

mid-levels

kowloon

jardine

hennessy

QueensRoadCentral

central

clock-tower

HappyValley

repulse-bay

aberdeen

cwb

Espero que me digan cúal de todas les ha gustado más y el porqué. También si hay más de una, mejor que mejor. Quieran o no, es también una forma de ir mirando a lo que ha dado de sí este año 2014 que en el mes de diciembre, recién empezado pero que pasa demasiado rápido. Recuerdos en color que a gusto de cada uno podremos darle nuestro toque personal con el poder de la tecnología; asombrados se quedarían los que vivían en el Hong Kong de los años 50 🙂

Uno de esas miradas al pasado de la ciudad que trae mucha nostalgia consigo. El ver cómo se ha transformado con el paso...

Leer más »

Vistas

Apenas hay distinción durante el día y la noche pero si nos fijamos en los detalles, no todo es tan parecido. Es cuestión de gustos, o al menos eso me parece a mi. ¿Pasear bajo los rayos del sol o bien esperar a la tarde-noche? muchos rincones por recorrer en el cercano Mongkok. Más que visitado y revisitado, pero siempre en constante evolución. Lugar en el que se mezclan construcciones de antaño y de repente surgen espigados edificios residenciales mientras conviven a sus pies con los “wet market” de toda la vida.

IMAG0368
IMAG0359
IMAG0370

Basta que rompamos con nuestra rutina y dejemos de ir por unos meses que lo más seguro es que nos encontremos algo cambiado. Esta tienda por la otra o bien un restaurante nuevo, no obstante hay negocios que siguen en su sitio de siempre y fieles a sus clientes aunque en cambio otros deciden mudarse no demasiado lejos y adaptarse a los tiempos. Quizás prefieren cuando cae la noche y son las luces de las tiendas y los restaurantes las que dan vida a la calle. El denominador común como siempre: la gente, que es el motor de la zona.

IMAG0260
IMAG0264

No es por nada, pero estoy especialmente contento por cómo quedó esta foto. Y es que parece de portada de videojuego 🙂

IMAG0262~2

Apenas hay distinción durante el día y la noche pero si nos fijamos en los detalles, no todo es tan parecido. Es cuestió...

Leer más »

Wonton poderoso

No sé por qué pero me había hecho a la idea de que habé antes de este sitio, pero revisando un poco más a fondo el archivo del blog resulta que no estaba en lo cierto. Puede que compartiese alguna foto por alguna red social hace tiempo. El caso es que después de haber ido unas cuantas veces e incluso haber llevado algún invitado como Kailos, llegó un día con que al pasar por allí me llevé la sorpresa con que cerraban el local, noooo!!!

Creo que sería por temas de precio o bien espacio, que los propietarios decidieron hacer un traslado. Al menos era bueno saber que no se iban para siempre y al menos seguirían por el vecindario. Para mi sorpresa, el otro día mi novia me dijo que había dado con su nueva ubicación 🙂 y que casualmente estaba casi frente por frente a la ubicación actual.

IMAG0429

El local está lleno de detalles curiosos como son las estampitas de culturismo repartidas por las paredes o las mesas. Es que los dueños tienen bastante afición, y de ahí el nombre del sitio: “Muscle Man”.

IMAG0428

Y bueno, ¿qué es lo que se come aquí? la especialidad son los noodles con wonton. A parte de una carnita o bien un platito de verduras del día a elegir entre cuatro o cinco variedades.

IMAG0426
IMAG0427

Y para que sea mucho más fácil llegar hasta el sitio, nunca viene mal el mapita con la ubicación. A tan sólo 10 minutos del centro neurálgico de Mongkok y cogiendo la calle Argyle, no tiene pérdida. Aunque si se dejan caer por la ciudad de visita, estaré encantado de poder acompañarles. Igual a los chicos de La Gavete Voladora les apetece 😉

¡Buen fin de semana a todos! salud y buenos alimentos.

No sé por qué pero me había hecho a la idea de que habé antes de este sitio, pero revisando un poco más a fondo el archi...

Leer más »