Etiquetado por:Tradiciones

Clásico

El protagonista de hoy es ideal para tomar sólo o en compañía, al finalizar de un almuerzo o bien como picoteo de merienda. Seguro que no es la primera vez que lo nombro en el blog pero hoy se merece un post enterito. Su nombre gaidanzi o lo que viene siendo como un gofre.

La masa de huevo se coloca en una plancha de metal; va cogiendo su forma redondeadita y colorcito en pocos minutos. El interior es hueco y la textura crujiente, con el toque justo de dulce, pero se me ocurre que con un poquito de nocilla también estaría de vicio :D Una vez hecho se deja enfriar un poquito y listo para comer. Se sirve en una bolsita de papel con lo que resulta muy práctico para ir comiendo mientras vamos en movimiento o bien guardar el resto para casa.

image

Hoy en día la mayoría de sitios usan planchas eléctricas pero aún quedan algunos vendedores ambulantes que siguen la forma más tradicional usando un hornillo con carbón, le da más solera.

Recuerdo como en mi primer año por el vecindario de Sai Ying Pun, había una pareja que se ponía cerca de casa cada domingo por la tarde. Hasta hace poco también había un famoso vendedor por la zona de Causeway Bay-Tin Hau o en la isla de Lantau, Tai O. Seguro que aún quedan algunos más repartidos por el territorio y mantienen viva la tradición.

El protagonista de hoy es ideal para tomar sólo o en compañía, al finalizar de un almuerzo o bien como picoteo de merien...

Leer más »

En el comienzo

Aunque han pasado unos meses ya desde que nos mudamos de piso, tenía en mente haber comentado una de las tradiciones que es característica cuando uno está estrenando casa. El día que oficialmente entramos a vivir, vinieron algunos familiares de mi novia y algunos amigos, pero antes de que llegasen su madre había estado en la cocina preparando una sopa de bienvenida.

Ahora entendía por qué había visto unas barritas de azúcar morena, uno de los ingredientes para preparar la sopa denominada tong tyun (湯圓) y cuyo ingrediente principal son unas bolitas de arroz glutinoso con un relleno de pasta de sésamos, almendras o manises.

Un plato que simboliza la unión de la familia y se suele tomar cuando tienen lugar algunas festividades pero que hoy en día se puede encontrar a lo largo de todo el año en muchos restaurantes, además que, han salido variantes de la receta original adaptándose a nuevos gustos.

image

Se prepararon varios boles con la sopita y tan sólo esperar un poquito a que se enfriase. Y mientras tanto si nos apetece ir picando algunos manisitos y ni tan mal.

image

Y como había bastante cantidad, algunos se animaron a repetir pero aún así sobró bastante pero descuiden que se aprovechó todo el día siguiente. Hasta la siguiente celebración que toque o si apetece en algún restaurante que se precie.

¡Buen lunes y comienzo de semana!

Aunque han pasado unos meses ya desde que nos mudamos de piso, tenía en mente haber comentado una de las tradiciones que...

Leer más »

Ofrendas

En toda festividad china que se precie el aspecto de las ofrendas es muy importante, una forma de honrar a sus antepasados y recordarlos en estas fechas especiales. No sólo la familia se reúne para comer, beber, tirar fuegos artificiales.. sino de visitar el templo y quemar incienso en memoria de los suyos.

Lo malo de esto es que se junta mucha más gente de lo habitual y eso provoca las consiguientes colas. Nos desplazamos hasta un templo en el región de Boluo, cerca del monte Luofu. Apenas media hora de trayecto pero que se incrementaría por la afluencia masiva de vehículos y añadiendo que las normas de tráfico en China se las toman un poco a la ligera, los que hayan estado seguro lo habrán experimentado.

Llegados al lugar en cuestión una de las primeras cosas que llama la atención es este muro lleno de cantidad de estatuillas de dioses, frente a las cuales muchos de los visitantes se detienen para iniciar alguna ofrenda.


 

Lo anterior sólo sería el aperitivo antes de entrar el complejo del templo donde el humo de las varillas del incienso llenaba el ambiente y se escuchaban las voces de unos rezos. Era un continuo ir y venir de gente de un lado para otro que buscaba su rincón particular.


 

 

Un árbol de los deseos tampoco faltaba. Escribir un deseo en un papelito, envolverlo y lanzarlo para que con suerte quede enganchado en una de las ramas.


 

Incluso contaba con una pagoda; un complejo de lo más completito. En lo que los familiares de mi novia estaban con sus ofrendas, me dio tiempo a explorar un poco y de paso hacer también algunos nuevos amigos que quisieron practicar un poco de inglés, además de ofrecerme unas galletas de arroz :)

Los monjes no podían faltar aunque estos no estaban rezando precisamente, sino dando indicaciones a este coche que recién llegaba. Imagino que sería algún conocido o tal vez ¿su maestro? No pude despejar la duda porque no llegue a ver a quien estaba dentro del mismo.

Acabada la visita, momento de volver al coche. Algunos incluso vienen en guaguas y todo, un lugar de peregrinación bastante popular y más por las fechas que nos ocupaban. Vuelta al lío en la carretera..

La verdad que fue interesante poder conocer un sitio nuevo durante las fiestas, puesto que en años anteriores me había limitado a estar por los alrededores del pueblo de los familiares de mi novia. Diría que no me importaría volver en otro momento del año que seguro esté menos masificado.

En toda festividad china que se precie el aspecto de las ofrendas es muy importante, una forma de honrar a sus antepasad...

Leer más »

Repulse Bay

Pequeños rincones que uno creía haber descubierto pero que con el paso del tiempo uno se olvida de su existencia. Así es como pude aprovechar para visitar el templo “escondido” en uno de los laterales de la playa de Repulse Bay en nuestra reciente visita. Las carreras acababan muy cerca de este rinconcito donde se juntaban estatuas de vivos colores; un templo en honor a la diosa Tin Hau que es la protectora de los pescadores y toda la gente del mar.


 

Después del día de competición fue cuando tuve un poco más de tiempo para recorrerlo y siendo un poco más de las 5 de la tarde la marea estaba algo baja dejando al descubierto una pequeña calita justo en frente del templo. Los rayos del sol se reflejaban y el color dorado resaltaba más aún.

Pequeñas figuras de budas a la sombra de los árboles y otras de gran tamaño con todo lujo de detalles, sino fíjense en algunas de las fotos que pongo a continuación. ¿Cuál de ellas les llama más la atención?


 

 

No podían faltar los dragones y hasta incluso se cuelan algunas cabras, mmmm, interesante.


 

 

Todo un trabajito minucioso el de estas estatuas que se componen de muchos pedacitos de mosaico. Un gran trabajo sin duda y que requiere de paciencia, eso me recuerda que tiene un parecido similar al complejo del Parque Güell.


Desde lo alto asoman algunos de los edificios residenciales cercanos que gozan de una vista magnífica, pero claro está, no al alcance de todos los bolsillos. Quien pudiera, no?

También podemos aprender un poco más de la historia del lugar y saber el por qué se denominó al lugar como Repulse Bay. Data del año 1841 cuando los piratas hacían de las suyas por la zona atracando a barcos mercantes que pasaban por allí, pero la intervención de la flota inglesa frenó los ataques de estos.

El nombre en chino: Tsin Shui Wan, que significa agua poco profunda y que también tiene un doble significado que implica longevidad. Me imagino cómo sería por aquel entonces cuando no había nada en los alrededores. Más tarde, casi cien años, llegarían los japoneses hasta estas cosas durante la Segunda Guerra Mundial y uno de los generales nombraría el lugar como: “Green Seaside Beach” por los árboles cercanos a la playa, entorno de arena blanca y aguas transparentes. Desde entonces se intentó potenciar el turismo y hacerlo un lugar atractivo para la gente.

Es bonito contemplar el reflejo del sol a medida que va atardeciendo. Pensar que es parte de la historia de la ciudad, bahía por la que pasaban piratas y buques mercantes, hasta nuestro días en los que se disfruta de una tranquila playa y lugar de paso para los turistas.


 

 

Que se conserve así por muchos años más, aunque sea por otros mil más como su propio nombre indica :)

Pequeños rincones que uno creía haber descubierto pero que con el paso del tiempo uno se olvida de su existencia. Así es...

Leer más »