Yo soy gallo

Este fue uno de los primeros símbolos en lo que a publicidad se refiere. De mano de una conocida marca de chocolates, un tranvío decorado enterito con el símbolo de un gallo dorado. ¿Sabían que yo soy gallo? No hay mejor forma de dar la bienvenida al Año Nuevo Chino con algo dulce, ¿no les parece? No será la primera ni la última marca, todo es cuestión de captar el mayor número de miradas posibles.

yo soy gallo

Ya en el metro, momento para avistar la campaña de promoción de un billete conmemorativo del Año del Gallo que es el que está por venir. En los años previos le había tocado el turno al mono, la cabra, tigre… ¿saben ya qué animal les corresponde a cada uno?

De camino a Wan Chai a hacer unas diligencias, me llamó la atención este vinilo en un hotel que me venía de paso. La decoración para celebrar la llegada del Año Nuevo Chino llena todos los rincones de la ciudad. Muy chulo.

Estos sobrecitos colgando del árbol de cerezo en un centro de compras cerca de casa me parecieron muy monos. Muchos diseños y originales para estas fechas. A nosotros nos tocará preparar los sobrecitos de “lai si” para los más pequeños y también para los no casados, jeje. Ya se nos acabó el chollo a nosotros.

 

Pues en las vísperas de las celebraciones, la gente se afana en tenerlo todo preparado y no dejar nada para el último momento. Desde limpiar la casa, comprar comida, decoraciones, tener el dinero para los “lai si”… creo que no se me queda nada por el camino. Contando los días para celebrar con una buena traca de petardos y algún que otro fuego artificial.

Momento de reunirse con la familia de mi mujer en la zona de Dongguan a eso de 1 horita y poco entre tren/coche. Días de desconexión (por eso de tener poca wifi) visita de familiares, comida aquí y allá. Habrá que contenerse porque con las abundantes cantidades entre almuerzos y cenas, además de los aperitivos varios entre horas.

Este fue uno de los primeros símbolos en lo que a publicidad se refiere. De mano de una conocida marca de chocolates, un tranvío decorado enterito con el símbolo de un gallo dorado. ¿Sabían que yo soy gallo? No hay mejor forma de dar la bienvenida al Año Nuevo Chino con algo dulce, ¿no les parece? No será la primera ni la última marca, todo es cuestión de captar el mayor número de miradas posibles.

yo soy gallo

Ya en el metro, momento para avistar la campaña de promoción de un billete conmemorativo del Año del Gallo que es el que está por venir. En los años previos le había tocado el turno al mono, la cabra, tigre… ¿saben ya qué animal les corresponde a cada uno?

De camino a Wan Chai a hacer unas diligencias, me llamó la atención este vinilo en un hotel que me venía de paso. La decoración para celebrar la llegada del Año Nuevo Chino llena todos los rincones de la ciudad. Muy chulo.

Estos sobrecitos colgando del árbol de cerezo en un centro de compras cerca de casa me parecieron muy monos. Muchos diseños y originales para estas fechas. A nosotros nos tocará preparar los sobrecitos de “lai si” para los más pequeños y también para los no casados, jeje. Ya se nos acabó el chollo a nosotros.

 

Pues en las vísperas de las celebraciones, la gente se afana en tenerlo todo preparado y no dejar nada para el último momento. Desde limpiar la casa, comprar comida, decoraciones, tener el dinero para los “lai si”… creo que no se me queda nada por el camino. Contando los días para celebrar con una buena traca de petardos y algún que otro fuego artificial.

Momento de reunirse con la familia de mi mujer en la zona de Dongguan a eso de 1 horita y poco entre tren/coche. Días de desconexión (por eso de tener poca wifi) visita de familiares, comida aquí y allá. Habrá que contenerse porque con las abundantes cantidades entre almuerzos y cenas, además de los aperitivos varios entre horas.

Sobre el autor

Entradas relacionadas

5 Comments on “Yo soy gallo

  1. Pingback: Bitacoras.com

  2. Genial, esperando esas fotos de comida y celebraciones 😀

    Responder
    1. Por fin estamos de vuelta tras el gran firewall. Han sido días “intensos” de comer y dormir para no variar. Se agradece estar de vuelta en HK.

      Responder
  3. Pau

    Yo no sé lo que duran allí las celebraciones, pero el pasado domingo en Valencia todavía me encontré una fiesta multitudinaria de la comunidad china

    Responder
    1. Una semana lo mínimo, pero seguro que hay gente que lo alarga un poquito más. Una vez al año, hay que aprovechar.

      Responder

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *