Pedaleando

Pues mira tu por donde que aún no había ido a dar una vuelta en bici. Así que, el finde pasado me fui con mi chica y unos amigos a dar un paseito. El tiempo no estaba de lo mejorcito que digamos, pero mejor que no hiciera un día caluroso, la brisita que hacía se agradecía.

Y se preguntarán… a dónde nos dirigimos para alquilar las bicis? más concretamente muy cerca de la estación de Tai Wai, cogiendo la línea del KCR, de la que hablé hace muy poquito. Allí se podrán encontrar con unos cuantos establecimientos para alquilar, hasta tenían tándems y todo 🙂

Aprovechando una de las paraditas que hicimos en el camino, miren qué molona la bici que me tocó, jeje y tenía de nombre Martini, sería del Rosso, agitado pero no revuelto 🙂 Como se puede apreciar un poco en el cielo, estaba algo nublaito, y eso sí, que no falten unos buenos rascacielos, para que luego se diga que no estamos en Hong Kong.

Y a ver, qué nos encontramos por el camino? La verdad que el recorrido era de lo más variadito y extenso también. Entre otros: flores…

y hasta un restaurante flotante de marisco… Mira que lo llevaba buscando tiempo, y finalmente pude pasar muy cerquita de él. De noche es todo un espectáculo con la iluminación que tiene, a ver si lo puedo pillar un día con nocturnidad.

El recorrido transcurría hacia al norte en dirección a Shatin y como destino final: Tai Po. Habíamos alquilado las bicis por casi 3 horas y el tiempo se nos había pasando volando, y teníamos que ir volviendo. Aunque yo por mi, por ganas que no fuese, que quise seguir más pa´lante. A ver si en la próxima vuelta llegamos más lejos.

Uno de los cuantos puentes que atraviesan el canal de Shing Mun que va paralelo a la zona de Shatin, bien conocida por tener otro de los dos hipódromos de Hong Kong, visible desde el canal bici.

Y esto es lo que viene a ser la ruta que hicimos ese día, un buen pedazito, no? pero de lo más asequible para cualquier público. Por ahí se veía a gente de todas las edades, desde los más pachangueros hasta los más pros, había de todo.

Ya saben… una alternativa más para pasar un finde diferente por Hong Kong. Bonitos paisajes y disfrutar mientras se hace algo deporte pasando un rato divertido.

Pues mira tu por donde que aún no había ido a dar una vuelta en bici. Así que, el finde pasado me fui con mi chica y unos amigos a dar un paseito. El tiempo no estaba de lo mejorcito que digamos, pero mejor que no hiciera un día caluroso, la brisita que hacía se agradecía.

Y se preguntarán… a dónde nos dirigimos para alquilar las bicis? más concretamente muy cerca de la estación de Tai Wai, cogiendo la línea del KCR, de la que hablé hace muy poquito. Allí se podrán encontrar con unos cuantos establecimientos para alquilar, hasta tenían tándems y todo 🙂

Aprovechando una de las paraditas que hicimos en el camino, miren qué molona la bici que me tocó, jeje y tenía de nombre Martini, sería del Rosso, agitado pero no revuelto 🙂 Como se puede apreciar un poco en el cielo, estaba algo nublaito, y eso sí, que no falten unos buenos rascacielos, para que luego se diga que no estamos en Hong Kong.

Y a ver, qué nos encontramos por el camino? La verdad que el recorrido era de lo más variadito y extenso también. Entre otros: flores…

y hasta un restaurante flotante de marisco… Mira que lo llevaba buscando tiempo, y finalmente pude pasar muy cerquita de él. De noche es todo un espectáculo con la iluminación que tiene, a ver si lo puedo pillar un día con nocturnidad.

El recorrido transcurría hacia al norte en dirección a Shatin y como destino final: Tai Po. Habíamos alquilado las bicis por casi 3 horas y el tiempo se nos había pasando volando, y teníamos que ir volviendo. Aunque yo por mi, por ganas que no fuese, que quise seguir más pa´lante. A ver si en la próxima vuelta llegamos más lejos.

Uno de los cuantos puentes que atraviesan el canal de Shing Mun que va paralelo a la zona de Shatin, bien conocida por tener otro de los dos hipódromos de Hong Kong, visible desde el canal bici.

Y esto es lo que viene a ser la ruta que hicimos ese día, un buen pedazito, no? pero de lo más asequible para cualquier público. Por ahí se veía a gente de todas las edades, desde los más pachangueros hasta los más pros, había de todo.

Ya saben… una alternativa más para pasar un finde diferente por Hong Kong. Bonitos paisajes y disfrutar mientras se hace algo deporte pasando un rato divertido.

Sobre el autor

Entradas relacionadas

6 Comments on “Pedaleando

  1. N

    Un saludo desde el frio canadiense!
    Que lindas fotos! Me encanta tu blog… y volveré!

  2. Javier Sampedro

    @N: Me alegra que te guste el blog. He estado dando un vistazo al tuyo y tus orígenes. Si que has visto mundo, no? 🙂

    Un saludo!

  3. JoCkEy

    La verdad que para hacer turismo prefiero el trasnporte publico, ya me acuesto hecho polvo de no parar en todo el dia, como para ponerme a pedalear xD.

    Saludos!

  4. Javier Sampedro

    @Jockey: Un poquito de deporte no viene mal, y si es en plan relax y bien acompañado. Tomarlo con calma, que el finde se puede aprovechar 🙂

    Saludos!

  5. Pau

    Yo estoy con JoCkEy, además, no sé ir en bici 🙁

  6. Pingback: Río multicolor « Chicharrero por Hong Kong

Comentarios no permitidos