Mi favorito

 

De entre tantos edificios que pueblan la ciudad, repartidos entre la isla de Hong Kong y la península de Kowloon, hay bastante donde elegir en cuanto a estilos arquitectónicos. Desde los más modernos como el ICC hasta otros que a pesar de su aspecto ya llevan más de 20 años en pie y lucen igual que desde el primer día.

¿Se imaginan cómo sería la ciudad 50 años atrás? desde luego que el panorama era bien distinto del actual. La falta de espacio y el ingenio han hecho de la ciudad una tierra de rascacielos. Cientos de metros que se pierden en el cielo, edificios que dan cabida a: oficinas, negocios y viviendas. Casi a la par con Nueva York, otro de los lugares del planeta conocido por su elevado número de edificios altos.

No sabría decirles cuantas veces habré nombrado este edificio pero seguro que les es más que familiar. Su nombre: International Finance Centre 2 o IFC 2 que se engloba dentro del conjunto formados por el IFC 1, el centro comercial IFC y el hotel Four Seasons. En un día de cielo azul, se alza majestuoso hasta la altura de 415 metros de altura (88 plantas), el segundo edificio más alto de la ciudad.
 

Obra del arquitecto César Pelli y abierto al público en el año 2003. En su interior algunas compañías y bancos de prestigio tienen sus oficinas, tales como: BBVA, Bank of America, BNP Paribas, Ernst & Young… el sitio ideal que está a mano de todo, el corazón financiero de la ciudad. Con buena transporte por parte de la estación de HK (línea de Tung Chung y Airport Express), además de tiendas y otros servicios del centro comercial.

No nos podemos olvidar de su hermano pequeño, el IFC 1, que suele permanecer un poco en la sombra.
 

Desde una de las terrazas que hay a los pies del IFC 2, podemos contemplar el mar de edificios que se extienden hacia el interior de la isla. Yendo desde el distrito de Central y adentrándose hacia Wan Chai y Causeway Bay.
 

Como no, la gente aprovecha los días de buen tiempo como este para disfrutar del solecito mientras toma algo y charla con los amigos, y de paso podemos coger un poco de colorcito. Un sitio ideal para llevarnos nuestro almuerzo y sentarnos en alguna esquinita o bien haciendo uso de las mesas del RED bar que son para uso público, todo un acierto.
 

Ni que decir que las vistas hacia el lado de Kowloon es otro de su punto fuerte. Al fondo, solitario el ICC, el único que la hace sombra. Diseños bien distintos que los hacen únicos en su especie.
 

¿Cuál de los dos elegirían? yo ya lo tengo claro 😀

 

 

De entre tantos edificios que pueblan la ciudad, repartidos entre la isla de Hong Kong y la península de Kowloon, hay bastante donde elegir en cuanto a estilos arquitectónicos. Desde los más modernos como el ICC hasta otros que a pesar de su aspecto ya llevan más de 20 años en pie y lucen igual que desde el primer día.

¿Se imaginan cómo sería la ciudad 50 años atrás? desde luego que el panorama era bien distinto del actual. La falta de espacio y el ingenio han hecho de la ciudad una tierra de rascacielos. Cientos de metros que se pierden en el cielo, edificios que dan cabida a: oficinas, negocios y viviendas. Casi a la par con Nueva York, otro de los lugares del planeta conocido por su elevado número de edificios altos.

No sabría decirles cuantas veces habré nombrado este edificio pero seguro que les es más que familiar. Su nombre: International Finance Centre 2 o IFC 2 que se engloba dentro del conjunto formados por el IFC 1, el centro comercial IFC y el hotel Four Seasons. En un día de cielo azul, se alza majestuoso hasta la altura de 415 metros de altura (88 plantas), el segundo edificio más alto de la ciudad.
 

Obra del arquitecto César Pelli y abierto al público en el año 2003. En su interior algunas compañías y bancos de prestigio tienen sus oficinas, tales como: BBVA, Bank of America, BNP Paribas, Ernst & Young… el sitio ideal que está a mano de todo, el corazón financiero de la ciudad. Con buena transporte por parte de la estación de HK (línea de Tung Chung y Airport Express), además de tiendas y otros servicios del centro comercial.

No nos podemos olvidar de su hermano pequeño, el IFC 1, que suele permanecer un poco en la sombra.
 

Desde una de las terrazas que hay a los pies del IFC 2, podemos contemplar el mar de edificios que se extienden hacia el interior de la isla. Yendo desde el distrito de Central y adentrándose hacia Wan Chai y Causeway Bay.
 

Como no, la gente aprovecha los días de buen tiempo como este para disfrutar del solecito mientras toma algo y charla con los amigos, y de paso podemos coger un poco de colorcito. Un sitio ideal para llevarnos nuestro almuerzo y sentarnos en alguna esquinita o bien haciendo uso de las mesas del RED bar que son para uso público, todo un acierto.
 

Ni que decir que las vistas hacia el lado de Kowloon es otro de su punto fuerte. Al fondo, solitario el ICC, el único que la hace sombra. Diseños bien distintos que los hacen únicos en su especie.
 

¿Cuál de los dos elegirían? yo ya lo tengo claro 😀

 

Sobre el autor

Entradas relacionadas

15 Comments on “Mi favorito

  1. Pau

    También fue de los que más me gustó, pero en una de tus fotos sacas a uno de sus grandes rivales en este apartado, el Bank of China Tower 😀

    1. Cierto que el edificio del BOC es bastante llamativo y especialmente de noche, otro de los símbolos de la ciudad con más años a sus espaldas. Todos conviven con buen feng shui, o se intenta, jeje

  2. Buf, 415 metros, me da vertigo pensarlo… como un dia se queden sin luz para el ascensor vaya tela

    1. La de generadores de emergencia que tendrá, mejor ni pensarlo. Y con tantos ascensores que tiene, uff… mejor que no se vaya la luz 😛

    2. iurgi

      Todos los años al menos una vez hacemos un simulacro de incendios, donde bajar andando las escaleras. Cada uno desde el piso en el que esté. La verdad es que alguno acaba mareado con tanta vuelta 😛
      Una vez al año también hay una carrera benéfica, esta vez para subir todos los pisos hasta arriba del todo.
      Y con la electricidad me extraña que hubiera ningún problema. Es el edificio más preparado que pudiera existir. No por los ascensores, sino porque sin electricidad los sistemas informáticos y por tanto todos los bancos y grandes corporaciones dejarían de funcionar. Solo como dato anecdótico, el IFC2 tiene más cámaras de vigilancia que el aeropuerto. La sala central de seguridad, que he visitado una vez, es lo más parecido a la sala de seguimiento espacial de la Nasa.

      1. Eres un privilegiado habiendo visitado las entrañas del edificio, el centro donde está el ojo que todo lo ve. ¿Y dónde estará ubicada esa sala? mmm… secreto secreto.

        Desde luego que antes que los ordenadores, toda la razón que los sistemas informáticos son lo principal. Con la cantidad de operaciones que se hacen al día, sería un caos, y tu lo sabes bien, seguro 😉

  3. Pingback: Bitacoras.com

  4. Esa última foto casi parece una recreación por ordenador. Y la primera imagen da hasta vértigo 😀

    1. Espera que suba al ICC a su planta 100, tengo unas ganas de ver las vistas desde ahí arriba. Y por cierto, tengo pendiente de visitar la HKMA (Autoridad Monetaria de HK) en la planta 55 del IFC 2. Parece mentira que haya pasado tanto y no haya subido aún…

      1. Yo estuve en la planta 55 del IFC justo antes de quedar contigo

        1. En estos días de buen tiempo, a ver si subo para sacar unas fotitos 😀

  5. Pablo L.

    Buenas Javier, que tal? Casualmente la semana pasada, cruzando la bahía en Ferry, le preguntaba a mi padre, que cual de los 2 edificios le gustaba mas, El IFC ó el ICC y también coincide conmigo en que el IFC se ve mejor.
    Por cierto, ya he vuelto a Spain y lo primero que he hecho ha sido comerme una Paella.

    Un saludo.

    1. Tenías mono de comida española, jeje 😛

      Yo creo que el ICC con una buena iluminación ganaría bastante. Al igual que el Lippo Centre que es donde trabajo, que de noche pasa muy desapercibido y me parece un edificio más que interesante.

      Espero que disfrutaras de la estancia en HK.

      Un saludo.

      1. Pablo L.

        Que tal? Si, si que tenia mono de comida española je,je…es que me encanta la comida china, pero tantos días comiendo casi los mismos platos o sabores, pues como que me harta un poco.
        No me digas que trabajas en el Lippo Centre !!! Que suerte, Estoy obsesionado con ese edificio, me encanta su diseño y creo que es el edificio al que mas le he hecho fotos, incluso desde el HK Park.
        Creo que dentro de 50 años, su diseño será todavía moderno.

        Un saludo

        1. En ese mismo trabajo, a mi también me encanta 🙂 si tuviera una buena iluminación de noche, ganaría mucho más. Seguro que dentro de más años sigue destacando, es lo bonito de los rascacielos.

          Salu2!

Comentarios no permitidos