La casa roja

Justamente que en estos días en las noticias está en el punto de mira una casa que por su valor histórico debiera ser conservada. La casa roja en Tuen Mun es un antiguo tolau que parece ser tiene lazos con la historia de Sun Yat Sen. Ahora está de por medio una batalla entre el nuevo propietario de la parcela y los inquilinos que llevan bastante tiempo viviendo que se han encontrado con la desagradable noticia de tener que abandonar su hogar así de repente. La esperanza es que el departamento de patrimonio pueda darle el título de vivienda histórica y así pueda conservarse como es debido, evitando que el propietario se salga con la suya destruyendo la vivienda.

El lugar

El anterior párrafo a modo de introducción, y para recordar una visita que hicimos cuando estuvimos en Taipei. La casa roja de Ximen es un claro ejemplo de cómo conservar un edificio histórico que data del año 1908 y era usado como mercado. En la actualidad hace función de museo donde se puede conocer la historia del mismo y también poder tomar un té.

En el interior

El interior está decorado con objetos de lo más variado. Desde un póster de ópera china, discos de vinilo, cartas o el anuncio de un refresco.

posters

vitrinas

signos

La tienda que hay en el interior donde podremos comprar té, bien sea para regalo o para disfrutar allí en el momento.

tienda té

sitio cómodo

detalle bol

sellos

fotos de la historia

Esperemos que se siga conservando tan bien como hasta ahora y que muchas más generaciones puedan disfrutar de su arquitectura, aprendiendo de la historia de una ciudad tan movida como Taipei.
fachada

Hace ya unos añitos desde nuestra última visita a la ciudad, pero seguro que en el futuro volveremos. A pesar de que mi mujer diga que la ciudad no le atrae bastante, creo que es una mezcla muy interesante entre la presencia china y japonesa; además de tener su propia identidad. Y eso que aún nos queda por ver el sur del país.

Justamente que en estos días en las noticias está en el punto de mira una casa que por su valor histórico debiera ser conservada. La casa roja en Tuen Mun es un antiguo tolau que parece ser tiene lazos con la historia de Sun Yat Sen. Ahora está de por medio una batalla entre el nuevo propietario de la parcela y los inquilinos que llevan bastante tiempo viviendo que se han encontrado con la desagradable noticia de tener que abandonar su hogar así de repente. La esperanza es que el departamento de patrimonio pueda darle el título de vivienda histórica y así pueda conservarse como es debido, evitando que el propietario se salga con la suya destruyendo la vivienda.

El lugar

El anterior párrafo a modo de introducción, y para recordar una visita que hicimos cuando estuvimos en Taipei. La casa roja de Ximen es un claro ejemplo de cómo conservar un edificio histórico que data del año 1908 y era usado como mercado. En la actualidad hace función de museo donde se puede conocer la historia del mismo y también poder tomar un té.

En el interior

El interior está decorado con objetos de lo más variado. Desde un póster de ópera china, discos de vinilo, cartas o el anuncio de un refresco.

posters

vitrinas

signos

La tienda que hay en el interior donde podremos comprar té, bien sea para regalo o para disfrutar allí en el momento.

tienda té

sitio cómodo

detalle bol

sellos

fotos de la historia

Esperemos que se siga conservando tan bien como hasta ahora y que muchas más generaciones puedan disfrutar de su arquitectura, aprendiendo de la historia de una ciudad tan movida como Taipei.
fachada

Hace ya unos añitos desde nuestra última visita a la ciudad, pero seguro que en el futuro volveremos. A pesar de que mi mujer diga que la ciudad no le atrae bastante, creo que es una mezcla muy interesante entre la presencia china y japonesa; además de tener su propia identidad. Y eso que aún nos queda por ver el sur del país.

Sobre el autor

Entradas relacionadas

3 Comments on “La casa roja

  1. Pingback: Bitacoras.com

  2. Pau

    Pues a mí si me han hablado bien de Taipei, espero conocerla en el futuro 😀

    Responder
    1. adm

      Yo si que quiero repetir, pero se ve que a mi mujer no le entusiasma tanto como pudiera ser Tokio 😀

      Responder

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *