Etiquetado por:Trailwalker

Buffet japonés

Una forma de premiarnos después de haber logrado con éxito nuestro Oxfam Trailwalker era hacer un almuerzo todo el equipo al completo. Fue además una buena ocasión puesto que Pete tenía unos amigos de visita en la ciudad con lo que fuimos un buen grupito el que se juntó para almorzar en este restaurante con buffet japonés.

Si que estaba animado el restaurante cuando llegamos, a eso de las 2 de la tarde cuando era nuestro turno puesto que hay como dos turnos y así se puede espaciar mejor. Seguro que mucha gente estaba anticipando ya la comida pre-Navidad porque luego entre que hay gente que coge vacaciones y luego las fechas son más apretadas, la gente anda algo justa de tiempo.

wpid-imag3638.jpg

Una buena copita de cava entre bocado y bocado, propicio también para hacer algunos brindis. Ni que decir que todo el sushi y sashimi estaba bien rico, lo suyo era ir a por una segunda ronda del buffet. Y no se crean que sólo había platos fríos sino que también había una zona de pinchitos (yakitori), algunas sopas, costillitas de cerdo y curry.

wpid-imag3639.jpg

Aunque parezca mentira, no sólo se trataba de la zona de buffet en la que uno podía repetir tantas rondas como le apeteciera sino que también se podía elegir un plato principal: un filete a la plancha con algo de guarnición; también había la opción de cordero o pescado que pidieron algunos del grupo. Y sí que disfrutamos de la comida porque cada cual estaba concentrado a su plato en lo que intercambiamos conversaciones sobre la carrera, sobre los planes para las Navidades y también algo de dragonboat, como no.

wpid-imag3640.jpg

Ya se pueden imaginar que había que dejar un hueco para la ronda final del postre, ¿verdad? dos buenas fuentes provistas de fruta, helado y unas copitas de panacotta y mousse de chocolate. Ni falta que decir, que fue la guinda del pastel para terminar de una forma muy dulce nuestro encuentro.

wpid-imag3641.jpg

Un sitio que merece la pena y en el que realmente se disfruta la comida. Zuma bien merece una visita y si es más para una ocasión especial mucho mejor.

¡Feliz fin de semana a todos! y no empiecen a llenarse mucho que en las Navidades hay que cumplir con las reuniones familiares y de amigos, jeje!

Una forma de premiarnos después de haber logrado con éxito nuestro Oxfam Trailwalker era hacer un almuerzo todo el equip...

Leer más »

Oxfam Trailwalker 2015

Creo que no sé por dónde empezar, aunque lo mejor será como todo yendo desde el principio. El gran día para el Oxfam Trailwalker 2015 había llegado. Atrás quedaban 4 meses de preparación con los chicos, tanto a nivel de equipo como a nivel individual. ¿Nervios? Para qué engañarnos.. Pues algo si, pero eramos conscientes de lo que teníamos por delante. Cien kilómetros que nos llevarían desde Sai Kung hasta las afueras de Yuen Long al campamento Po Leung Kuk en Tai Tong. Cruzando monte, playas, asfalto, senderos de roca y muchos escalones.

Con el tiempo suficiente para registrarnos, recoger nuestros dorsales y brazaletes para controlar nuestro tiempo en cada punto de control. Ya sólo quedaba calentar un poco, ver que todo estaba en orden y meternos en el grupo para no salir rezagados. Se notaba que había ganas de salir cuando por la megafonía anunciaban: “15 minutos para la salida”. Sonidos de aplausos y vocerío del resto de participantes dispuestos a empezar.

IMAG3486

Aquí metidos en el mogollón a falta de unos instantes para que se inicie la última tanda de equipos a las 2 de la tarde. Empezamos la cuenta atrás de los diez últimos segundos y se empieza a estirar el grupo a medida que la carretera va ascendiendo ligeramente hacia la zona de la presa. Tenemos suerte que el tiempo acompaña y estaba un poco nublado, porque de la vez anterior mira que sudamos.

IMAG3489

Los primeros kilómetros que sirven a modo de calentamiento hay que tomárselos con calma. A pesar de que esos diez kilómetros de asfalto hasta empezar lo que es sendero se puedan hacer un poco largos, vamos alternando un poco de trote suave en las zonas llanas y tramos de bajada. Poco a poco nos vamos acercando al final de la presa y empieza la parte buena de la carrera: la montaña, y seguidamente bajaremos a la primera de las playas por la que pasaremos.

IMAG3492

Las secciones 1-2 no entrañan mucha dificultad pero es a partir del tercer tramo cuando se vienen algunas subidas con zonas rocosas un tanto técnicas. A eso de las 6 de la tarde ya se ha hecho de noche y toca hacer uso de las linternas, vamos pasando varios grupos como buenamente podemos hasta llegar al punto de control nº3 en la que nos esperan algunos amigos para darnos algo de material que les habíamos dado el día previo. Primero el registro y luego a la zona habilitada, no hay tiempo que perder. Rellenar el tanque y comer algo, entre cinco y diez minutos que se aprovechan al máximo. Ya llevamos 35 kilómetros pero vamos con buena motivación y eso cuenta mucho, más aún a la hora de encarar la subida hacia Ma On Shan.

IMAG3501

Recién habíamos coronado Tai Mo Shan, y era todo un alivio saber que tras pasar las cimas de “Needle Hill” y “Grassy Hill”, se terminaban los ascensos y la parte más dura de la carrera había pasado. La noche no se hizo tan larga como me había imaginado (algo a lo que le había estado dando vueltas los días previos) y con las primera luces del día estábamos de camino por la zona de grandes rocas en la sección 7 tras haber pasado un punto de control previo y habiendo recargado las pilas con un poco de cafecito caliente que entró de maravilla.

IMAG3506

Yendo cuesta abajo todo bien, y con nuestro amigo Jon que se unió para los dos últimos tramos que nos animó con musiquita además de más conversación. Unas secciones aparentemente fáciles pero que también requerían de fortaleza mental para afrontar esos últimos 22 kilómetros, ya casi estaba hecho pero no había que cantar victoria.

IMG-20151121-WA0005

¡Qué felicidad el haber llegado a la meta! y es que los kilómetros finales se ha hecho un poco cuesta arriba, todos estábamos con ganas de terminar porque las fuerzas ya iban fallando. Cada uno sabía por dónde estaba pasando, ser fuertes de moral y seguir tirando hasta el final. Sobre todo Juergen se merece un gran elogio por haber peleado con una de sus rodillas durante casi toda la carrera; entre todos nos hemos apoyado y no distanciarnos demasiado, conversando de lo que sea para mantener la mente distraida y eso no veas lo que ayudaba.

IMG-20151121-WA0004

Nuestro objetivo inicial eran 24 horas, incluso vimos factible el poder ir hacia las 22 horas pero como decía antes en el tramos final con las fuerzas algo justas se alargó un poco más de lo que nos hubiese gustado. No obstante, un tiempo total de 22horas 53 minutos es algo que firmamos con mucha alegría. Lo habíamos conseguido y sobre todo mantener la sonrisa hasta el final. Un sentimiento de satisfacción enorme y hasta alguna lagrimita también se me escapó. ¡Tremenda la experiencia Oxfam Trailwalker 2015! y sobre todo gracias a mis compañeros Ricky, Pete y Juergen por haberlo hecho posible, ¡juntos hasta el final!

Creo que no sé por dónde empezar, aunque lo mejor será como todo yendo desde el principio. El gran día para el Oxfam Tra...

Leer más »

Haciendo kilómetros

A estas alturas seguro que ya sabrán más que de sobra que estamos preparando a fondo nuestra participación en el Oxfam Trailwalker 2015 que tendrá lugar dentro de unas semanas. Unos meses de entrenamiento que han ido de menos a más. Haciendo kilómetros, ganando en intensidad y duración de nuestras salidas conjuntas, y sin olvidar el esfuerzo a nivel individual.

Justamente la carrera que protagoniza este post nos venía como anillo al dedo de cara a nuestra preparación para el gran día. Maclehose Challenge, 45kms que discurrirían entre las secciones 4 a la 8 y terminando al otro lado de Tai Mo Shan. Un buen desafío como bien indicaba su nombre y que nos pondría a prueba.

wpid-imag3290.jpg

La carrera empezaba a eso de las tres de la tarde, un poco más tarde de lo que suele ser habitual pero con el beneficio de una temperatura algo más suave conforme se venía la tarde-noche sobre nosotros mientras atravesamos las montañas de Ma On Shan. Llegando con tiempo de sobra al lugar de salida para hacer los calentamientos previos y ver que estaba todo en orden: comida, hidratación y equipamiento; listos para afrontar la carrera 🙂

La noche antes toca hacer el ritual correspondiente de preparar la ropa y todo lo necesario para la carrera,sin olvidar algo vital: el dorsal.

wpid-imag3295.jpg

A medida que se acercaba la hora de inicio, más corredores se juntaban con ganas de que diese comienzo. Instantes finales para el bocinazo…

wpid-imag3298.jpg

La carrera había empezado con ritmo suave durante la pendiente inicial mientras nos adentramos en el bosque y poco a poco llegaban los primeros escalones junto con algunas secciones rocosas. Adelantando un corredor por aquí y por allá hasta ir cogiendo un ritmo cómodo.

Íbamos a la par hasta que hubo un poco de atasco y seguí con paso firme confiando que me alcanzasen un poco más tarde. Monte abajo de camino al primer punto de control y reponer agua en la mochila; se iban abriendo huecos y había momentos que uno iba solo sin casi escuchar corredores por delante o por detrás y contemplando vistas magníficas en lo que el sol iba pensando en irse a dormir.

wpid-imag3299.jpg

wpid-imag3300.jpg

Las luces sobre Kowloon, lejos y cerca a la vez. Uno se siente insignificante por un instante en lo va dejando atrás la senda y pasan los kilómetros camino arriba y abajo, se nota humedad a pesar de sentir la brisa en zonas más abiertas.

wpid-imag3302.jpg

La organización de la carrera estuvo muy bien con la ayuda de los voluntarios facilitando agua, bebidas isotónicas, refresco junto con algo de pan y fruta. Para nuestra mayor sorpresa en el último punto incluso tenían noodles y Ovaltine calentito. ¡Genial!

wpid-imag3303.jpg

Una vez pasadas la comas de Needle Hill y Grassy Hill, sólo nos quedaba coronar Tai Mo Shan y carretera abajo nos estaría esperando la meta. En el tramo final de ascenso y con una bruma muy espesa, nos fuimos animando mientras conversamos y se iba haciendo más llevadera la rampa de cemento. Vamos chicos que casi está hecho.. este también eran un test para ir haciendo kilómetros adicionales de cara al inminente Trailwalker.

Nos distanciamos en dos grupitos en los tres kilómetros finales y finalmente pudimos hacernos la foto de grupo con nuestra medallita de haber finalizado con éxito en 8h46m el recorrido.

wpid-img-20151101-wa0004.jpg

Conseguimos cumplir el objetivo de terminar antes de media noche. Por suerte el tiempo ayudó y tan sólo hubo lluvia finita llegando a la última cima, y eso ayudó. Misión cumplida por parte del equipo haciendo kilómetros en las piernas de cara a nuestro gran desafío del día 20. Ya les seguiré contando.

A estas alturas seguro que ya sabrán más que de sobra que estamos preparando a fondo nuestra participación en el Oxfam T...

Leer más »

A falta de un mes

¿Había dicho ya que el mes de septiembre se ha pasado muy rápido? Fueron unas semanas bastante ajetreadas entre viajes, preparativos de nuestro día y visita familiar. Fue momento también de hacer una pausa en los entrenamientos, tanto porque los compañeros del equipo tenían otros viajes y nos fue difícil cuadrar para salir todo al completo, pero finalmente este mes de Octubre se ha regularizado y estamos aprovechando las salidas juntos mientras cada uno pone de su parte con su entrenamiento particular. A falta de un mes estamos ya, el tiempo si que ha volado.

Justo echando cuentas para el gran día y que participemos en el “Oxfam Trailwalker 2015″. El entrenamiento continúa y vamos progresando con las distancias. La ruta de la carrera ya nos la conocemos en todo sus tramos, los cuales hemos ido repartiendo a lo largo de distintas salidas.

Finalmente este pasado sábado salimos a hacer las 5 primeras secciones de la carrera, lo que nos llevaría desde Sai Kung donde es la salida y hasta las inmediaciones de la zona de Shatin. Desde la salida en el parque de Pak Tam Chung, nos llevaría a recorrer la presa de “High Island” que iríamos bordeando hasta llegar a la zona del sendero de montaña propiamente dicho a partir del kilómetro 10-11.

IMAG3135

Unos 50 kms. que iban a dar mucho de si, con terreno de lo más variado: asfalto, cemento, rocas, arena y sobre todo un buen número de escalones arriba y abajo. Las vistas a lo largo de todo el recorrido no tienen desperdicio alguno, desde una zona protegida del parque geológico y pasando por varias playas de arena blanca y en lo alto de las montañas en Ma On Shan en los tramos finales.

IMAG3143

A pesar de los días algo más frescos de otoño, el calor apretaba ese día y lo que ello implica: sudar en cantidad. Con suficiente líquido además de barritas energéticas y geles fuimos avanzando los kilómetros e intercambiando conversaciones para que se hiciese más ameno. Nuestro 4º compañero no pudo acompañarnos en esta ocasión y es que justo el día antes había estado participando en la carrera Moontrekker que tenía lugar en Lantau, algo que le serviría también como buen entrenamiento.

IMAG3170

Con Peter y Ricky de camino a la playa de Tai Long Wan.

IMAG3173

Tras haber terminado los tramos 1 al 3, momento para descansar un poco y realizar algunos estiramientos; en ese punto ya habíamos acumulado unos 35 kilómetros pero aún nos quedaba el ascenso hacia las cimas de Ma On Shan, teníamos que aprovechar las horas de luz todo lo que pudiésemos pero siendo conscientes que a medida que pasaban los kilómetros se iba notando el cansancio pero motivándonos entre nosotros y seguir hacia delante.

IMAG3174

El sol se había ido calmando y se notaba menos intensidad, a medida que ascendíamos se agradecía el soplo de brisita y disfrutando de las vistas mientras serpenteábamos desde lo alto divisando a un lado Sai Kung y al otro más al norte de los Nuevos Territorios con el hipódromo de Shatin y alrededores. Una pausita, dar un trago de agua y seguir con paso firme. Vamos chicos que podemos, ¡ya va quedando poquito!

IMAG3178

Finalmente pasadas las siete de la tarde llegaríamos a nuestro punto final para iniciar el descenso de unos tres kilómetros hasta la parada de metro más cercana que era la de Choi Hung. Contentos con el progreso y cómo se había dado el día, pero ni mucho menos acaba aquí todo y debemos apretar los dientes en estas semanas que nos quedan por delante, justamente el fin de semana del 31 de Octubre tendremos la carrera “Maclehose Challenge” que cubrirá los tramos 4 al 8 y nos vendrá de perlas para ultimar nuestra preparación.

Puede que muchos crean que estamos locos ante este desafío, pero también sabemos que hay gente detrás apoyándonos y con lo que contribuyamos entre todos podremos ayudar de forma significativa junto con todo los demás equipos. Si tienen en mente hacer alguna aportación es más que bienvenida, eso nos ayudará y hará que mantengamos la sonrisa durante más kilómetros.

Todos en uno y uno para todos hasta la meta.

¿Había dicho ya que el mes de septiembre se ha pasado muy rápido? Fueron unas semanas bastante ajetreadas entre viajes,...

Leer más »