Etiquetado por:Tenerife

Al lado del mar

Como quien dice, esto es casi empezar por el final pero también apuramos el último día de visita en la isla hasta el máximo. Día 31 de diciembre y en la víspera de recibir el nuevo año al lado del mar; nos escapamos hasta el sur de la isla que nos recibía con un sol radiante como si se tratase de verano y buena prueba de ello la cantidad de turistas británicos, alemanes, rusos… y demás nacionalidades que estaban tumbados cogiendo rayos; a cada cual con un tono un poco más sonrosadito y mientras tanto nosotros dando un paseo que habíamos iniciado desde la playa del Duque y bordeando la costa llegando hasta casi la caleta de Adeje.

La hora de comer se iba acercando y la gente me iba reclamando ya un sitio para sentarnos y comer. No demasiado lejos podía divisar unos restaurantes y sería cuestión de pocos minutos en llegar a ellos. En lo que me había adelantado para ir dando un vistazo al menú de varios locales, hablaba por teléfono con mi mujer para darle algunos detalles de la carta. Finalmente, asunto resuelto y nos sentamos en una de las mesitas del restaurante “Casa Celso“, con una vista privilegiada al lado del mar.

imag4224.jpg

Vistazo a la carta para empezar con unos entrantitos y luego algo de pescado del día. Tanto les había gustado el cherne de la otra noche cuando estábamos por el Puerto de la Cruz que no dudamos en pedir de nuevo. Los entrantes entre los que estaban: mejillones, pimientos de padrón, pasta marinera y gambitas al ajillo, junto con el pescadito para compartir. Suficiente para contentar al personal, o eso espero y sino… hueco para el postre que siempre hay.

imag4225.jpg
 
imag4227.jpg

La hora del postre fue sagrada y los más golosos de la mesa entre los que nos encontramos la sobrina de mi mujer y un servidor nos acercamos a las neveras a ver cuáles eran las opciones. Quesillo con nata y una tarta de chocolate con nueces, y creo que acertamos de pleno 😀

imag4230.jpg

Ahora para el regreso nos quedaba un paseito como de casi una hora pero con eso de estar haciendo la digestión y demás, seguro que se nos alargaría demasiado. Lo mejor fue que me diese un salto a buscar el coche al aparcamiento donde lo habíamos dejado y recogerlos; el paseito a paso ligero si que me vino bien a mi para que luego no sufriese los efectos de la modorra habitual y que luego teníamos que poner rumbo de vuelta a Santa Cruz.

imag4231.jpg

Fue un día de media jornada pero en el pudimos aprovechar un buen ratito de sol; yo creo que hasta todos cogieron un poco de colorcito y todo. A no ser un día que nos llovió estando por el Sauzal, de resto el tiempo estuvo espléndido hasta el final. Vacaciones de Navidad perfectas y además probando muchas cositas nuevas, y sobre todo para mis parientes que lo experimentaban todo por primera vez.

El jet lag ya está más que superado después de casi dos semanitas desde que nos volvimos. Yo creo que todos disfrutaron mucho de la isla y más aún al lado del mar disfrutando de la brisa y buena comidita local.

¡Feliz fin de semana a todos!

Como quien dice, esto es casi empezar por el final pero también apuramos el último día de visita en la isla hasta el máx...

Leer más »

Resumen navideño

¡Bienvenidos al año 2016!

Por fin estrenando el primer post que sirve a modo de resumen navideño, no obstante han sido unos días un tanto moviditos durante esta primera semana. Primero por el viaje de vuelta después de las vacaciones y el correspondiente “jet lag” que hizo de las suyas en los días posteriores dejándome un poco derrotado (será cosa de la edad? jaja). Poco a poco el cuerpo se ha ido ajustando y también momento de volver a la rutina diaria de oficina y también como no, deporte (quizás lo que más cansa).

IMAG3895

De vuelta en España como el turrón por las Navidades y dispuestos a disfrutar unos días por Madrid. Haría de guía para mi mujer y los suyos puesto que era la primera vez que la visitaban.

IMAG3999

Disfrutamos de unos días de cielos azules y temperaturas algo frescas pero sin esa sensación de frío que podría haber en otras ciudades a estas alturas del año. Fresquito a la sombra y cuando el sol empezaba a ocultarse, pero lo mejor de todo es no tener esa sensación de humedad como la que tenemos en Hong Kong y eso ciertamente marca la diferencia. Desde nuestro alojamiento en la céntrica Gran Vía teníamos una buena vista de la ciudad y muy bien situados para ir moviéndonos por los alrededores. Si que caminamos bastante, sólo cogiendo el metro cuando nos acercamos hasta la zona del Bernabeu.

IMAG3911

Y como no, paseando por el parque de El Retiro con sus bonitos colores de otoño que siempre es un remanso de paz en el que perderse durante unas horitas.

IMAG3934

Pasados casi cuatro días desde nuestra llegada a la capital, ahora le tocaba el turno de Tenerife. El mismo día de Nochebuena por la mañana a coger el avión rumbo a la isla y quedarnos una semanita por allá. Más turisteo con la familia para enseñarles los rincones y claro, que prueben de la gastronomía local.

Por delante poquito más de una semana para ir de Norte a Sur, Centro y dar la vuelta completa. El cuenta kilómetros del coche no engañaba cuando marcaba casi 900 kms. en el transcuros de esos día, lo que se dice aprovechadito 🙂

IMAG4009

Tanto al lado del mar, como bien metidos en las inmediaciones del Parque Nacional de El Teide y con una genial temperatura de 22ºC de media aunque ya se sabe que más arriba en las alturas… nos bajó hasta casi 6ºC y con algunas ráfagas de viento. Sin olvidarnos de la zona del Norte y también unas pinceladas de nuestro sur más turístico con acento mayormente inglés.

IMAG4029
 
IMAG4042

¿Hace un bañito a finales del mes de Diciembre? y porqué no… lástima que no me llevé el bañador cuando estábamos de paseo por el Puerto de la Cruz en lo que su familia andaba visitando el Loro Parque. Precioso el día que nos hizo, y lo bien que cenamos algo de pescadito por el centro.

IMAG4096

¿Y cuántos barraquitos nos habremos tomado durante el viaje? creo que perdí la cuenta, pero en cada sitio siempre tiene su toque particular y es lo que mejor sienta después de un almuerzo.

IMAG4139

El viaje de regreso lo emprendíamos el día 1 por la mañana, con las consiguientes escalas en Madrid y Dubai sin darnos tiempo a aburrirnos, especialmente en Dubai y aprovechar para dar una vuelta por el centro con toda la calma del mundo.

¿Vacaciones tras las vacaciones? Suele pasar que uno esté más molido de la cuenta pero mereció mucho la pena. Veremos lo que da de si este recién estrenado año e intentar el ritmo de publicaciones de años anteriores, vamos allá!

¡Bienvenidos al año 2016! Por fin estrenando el primer post que sirve a modo de resumen navideño, no obstante han sido u...

Leer más »

En el azul

Ahora que el verano queda un poquito atrás pero que los días de otoño aún nos brindan cielos azules, es bueno recordar nuestro reciente viaje de vuelta en Tenerife y en el que pudimos descubrir cosas nuevas.

Así que nos fuimos hasta la zona de Los Gigantes puesto que desde allí partía la excursión en barco que había reservado justo después de nuestra estancia en por Buenavista. La combinación no pudo ser mejor. Salimos con tiempo puesto que la carretera es bastante movidita pero el paisaje bien merece la pena una vez se va ganando altura.

gigantes1

Una vez llegados al puerto deportivo, dejamos el coche dentro del parking interior y como teníamos tiempo nos dimos una vuelta por los alrededores para hacer una paradita para unos barraquitos 🙂

puerto

Llegada la hora, rumbo al barco y a echarnos a la mar. ¡Estábamos expectantes ante la excursión!

vista-atras

Y en verdad uno se siente diminuto a medida que nos vamos acercando a los acantilados son imponentes, unos gigantes como bien dice su nombre. No en vano se alzan hasta 500 metros de altura.

acantilado
pano
costa
yate

“Ahí, ahí…!” decía uno de los miembros de la tripulación. Justo hacia la derecha fue por donde aparecieron los primeros. Estuvieron muy simpáticos y nos deleitaron con unas cuantas vueltas por los alrededores del barco en lo que girábamos lentamente con el movimiento del agua.

vista

Pudimos verlos fugazmente pero luego volverían a asomarse un poquito más sobre la superficie.

aleta

delfin

Uno tenía que ser bastante rápido sacando las fotos si quería capturarlos en lo que salían del agua. Por suerte una lente zoom siempre ayuda y estar con el punto de mira preparado. Creo que hubo algún delfín que incluso llego a saltar pero todo sucedió demasiado rápido.

cerquita

Después del avistamiento de los delfines nos dirigimos hacia una calita cercana que justamente es a donde va a dar la bajada desde Masca. Mucha gente opta por hacer este pateo y luego coger un barquito en el muellito para llevarles de vuelta al puerto deportivo de donde habíamos partido nosotro.

relieve
azul

Casualmente un buen amigo ese día estaba con su novia haciendo la ruta pero por poco no coincidimos en la zona, pero sí más tarde cuando íbamos con rumbo a Santa Cruz e hicimos una paradita en la caleta de Adeje.

montaña
muelle

Las 2 horas de paseo en barco se pasaron volando y nos teníamos que regresar a tierra firme después de la paradita y habiéndonos dado un baño refrescante. Estuvo genial el que fuese un grupo tan reducido y así poder estar sin agobios en el barco; una experiencia que nos supo a mucho.

espuma

Puede que les parezca mentira pero hasta aquel entonces nunca había hecho una excursión para avistar delfines o cetáceos en el mar. Era algo que a mi novia le llamaba la atención y a mi no se me había presentado la ocasión anteriormente, así que fue un buen momento para disfrutar de un tiempo genial ante la mirada de los Gigantes.

Para los que se pregunten con quién contratamos la excursión fue con la gente de El Cardón Experience. Hay una gran variedad de ofertas y empresas, además podemos ir directamente por el puerto y contratarlo si quedan plazas libres aunque a veces es mejor una reserva a tiempo.

Ahora que el verano queda un poquito atrás pero que los días de otoño aún nos brindan cielos azules, es bueno recordar n...

Leer más »

Arriba energía

Una de las cosas que uno echa de menos es disfrutar de desayunos como este. Puede que el café o los jugos quizás se puedan igualar, pero lo que no tiene ni punto de comparación son los bocadillos. Sin duda es el conjunto de estar en casa, en un sitio que apenas ha cambiado desde que abrió, con los mismos camareros casi y es como si el tiempo no hubiese pasado. Recordar algunas tardes con amigos disfrutando de una merienda después de haber dado una vuelta o bien cogiendo unos bocadillos para llevar e irnos directos a la playa a pasar unas horitas de sol.

Una carta donde poder elegir entre bocadillos, sandwiches, croissant o montaditos; ya en función del gusto de cada uno pues entre carne mechada, pollo, lomo, vegetal, americano y creo que alguno más se me queda. Buena variedad de jugos y batidos naturales, y también con un servicio siempre atento y eficaz.

wpid-imag1760_1.jpg

Es raro que me pidiese uno de carne mechada porque por lo general me gusta más de pollo, pero ambos están muy buenos. Lo bueno es si vas con alguien puedes compartir y comer medio de cada 😀 Con esto ya tenemos para ir tirando tan tranquilamente hasta Buenavista

wpid-imag1759_1.jpg

No podían faltar unos juguitos para rematar un buen desayuno. Naranja y frutas del bosque, ¿adivinan cuál tomé yo?

wpid-imag1758.jpg

Un lugar que lleva mínimo unos 12 años abierto y ya forma parte del centro santacrucero; seguro que habrá poca gente que no conozca el bar-zumería “Doña Papaya“, a tan sólo pocos metros de la céntrica Plaza Weyler y comienzo de la Calle Castillo. Me acuerdo cuando trabaja por la zona que siempre hacía una escapadita con algún compañero para tomar el bocadillito de media mañana y seguir el resto de la jornada con energía, lo bien que sentaba!

Seguro que ustedes también tienen ese sitio de confianza y que suelen frecuentar para un cafecito, desayuno o lo que se tercie; donde los conocen y seguro nada más entrar por la puerta saben lo que suelen pedir, qué bien sienta empezar así el día. Espero compartan alguna de sus experiencias. ¡Buen finde y que no falte energía!

Una de las cosas que uno echa de menos es disfrutar de desayunos como este. Puede que el café o los jugos quizás se pued...

Leer más »