Etiquetado por:Wan Chai

Efecto

Hay fotos que de por sí nada más salir de nuestras cámaras, no hacen falta que se le de retoque alguno. Algo que pueda parecer fácil pero a veces dista mucho lo que vemos a través de la pantalla o el visor y el resultado final. En lo que respecta a la fotografía móvil cuando contamos con segundos escasos al ver una escena que queremos retratar, pues el resultado puede ser de lo más variado. Ahora bien, un procesado posterior siempre ayuda para darle ese efecto que visualizamos en nuestra mente.

Imagínense la situación: es la hora de comer y me dispongo a ir hasta Wan Chai, toca hacerle una visita a mi restaurante vietnamita preferido. Buena ración de pollo con arroz y de vuelta hacia la oficina, el paseito para estirar las piernas aprovechando para hacer la digestión. eN En esto que paso por una de las callecitas y me llama la atención el encuadre de la foto, con el edificio Central Plaza al fondo. Saco el móvil y en cuestión de segundo, plass, captura hecha con el resultado que ven a continuación.

IMAG1453-EFFECTS (1)

Seguir con la rutina de la tarde hasta que la jornada laboral llega a su fin. De vuelta en casa, una de las costumbres que tengo es poner el wifi y sincronizar el contenido de forma que las fotos sacadas durante el día se copian en Google Photos y así prevenir que las pueda perder algún día si el teléfono tuviera algún percance, esperemos que no.

Una de las funciones adicionales que tenemos es el “Autoawesome”. Elige una foto de una forma algo aleatoria, le aplica un efecto a través de un filtro con algunos ajustes y voilá! tu foto con un aspecto diferente y sin haber hecho nada. Como pueden ver, en este “auto-impresionante” ha cambiado a blanco y negro, además de añadirle un marco (aunque un poco grueso para mi gusto). No obstante, me gusta el resultado y me hace recordar a las fotos que le gusta sacar a Ricard en su blog

IMAG1453-EFFECTS

Ante estas dos fotos, ¿cuál de las dos les gusta más, con o sin efecto? ¿quizás la primera pero ajustando un poco el brillo, saturación..? ¿o están más a favor del blanco y negro para las fotos de la calle? Es un poco a gusto del consumidor y lo que a uno le transmita más.

Hay fotos que de por sí nada más salir de nuestras cámaras, no hacen falta que se le de retoque alguno. Algo que pueda p...

Leer más »

Curry doble

Parece que la primavera se va dejando ver tímidamente pero el tiempo no termina de arrancar. Las mañanas pueden amanecer medio soleadas pero luego a la tarde se mete fresquito, y quieras que no en función de la temperatura del día esto condiciona a la hora de la comida. Algo fresquito como unos vermicelli vietnamitas o una ensalada pero también a veces apetece algo más calórico digamos, un plato de curry como el que les he puesto más abajo.

Un sitio más para la lista de descubrimientos en Wan Chai y con un nombre de lo más curioso: Cat’s Eyes. Situado en una callecita muy tranquila, transversal a Johnston road por donde pasa el tranvía. La vez anterior me pasé con un compañero nos quedamos con las ganas porque llegamos un poco tarde y estaban por cerrar, así que esta vez nos aseguramos de ir algo más temprano.

Un local con capacidad como para 20 personas como mucho, especialidad en curry con distintas combinaciones. Lo mejor de un negocio es la especialización y con eso te aseguras la clientela, desde luego. Más aún si ciertos elementos del menú los producen en cantidad limitada como un curry con hamburguesa.

2015 - 1

El curry japonés nunca decepciona y sabiendo que no es del todo picante. Por un lado curry de cerdo y al otro como un estofado de ternera y la tortillita con el arroz debajo. Veredicto: muy rico y la cantidad más que adecuada.

¿Qué tipo de curry les gusta más a ustedes? Hasta se me ocurre que podría hablar de otros tipos de curry en el futuro. Mejor lo dejo aquí, que me entran ganas de comer :D

Las indicaciones para dar con el sitio siempre de la mano de Open Rice

Parece que la primavera se va dejando ver tímidamente pero el tiempo no termina de arrancar. Las mañanas pueden amanecer...

Leer más »

Algo inevitable

Somos animales de costumbres y más si a la hora de comer tenemos varios sitios a los que solemos ir durante la semana y habiendo uno de ellos en el que repetimos, es mi caso al menos. Cuando hay un sitio donde a uno lo atienden bien y la relación calidad/precio de la comida es razonable pues es normal que nos guste repetir, ¿verdad?

Sin embargo, hay días que salgo de la oficina y digo: “¿Y hoy qué será de comer?” entonces es cuando caigo en la cuenta de algunos sitios que tengo anotados mentalmente desde hace tiempo para ir pero entre una cosa y otra pues es algo inevitable que uno se olvide y el tiempo pase.

IMAG1121

A ver si este plato de “char siu” pasa la nota de corte :) En lo que respecta al servicio, bastante eficiente y amable. Y buen dato es que tengan el menú en inglés aunque más o menos me apaño si ya sé de entrada el plato que me gustaría pedir.

IMAG1120

Sería que llevaba ganas de comer puesto que había tenido que ir a hacer unas gestiones por la zona y antes de regresar a la oficina decidí hacer un paradita para comer. Y vaya si me supo el plato. Después en lo que me terminaba el cafecito con hielo me dio por dar un vistazo al menú y junto con lo que observé que iban pidiendo otras mesas, algunos platos bastante apetecibles; así ya sé para la próxima.

Curiosamente le comenté a una amiga que trabaja por la zona si conocía el sitio y me dijo que suele ir a veces a desayunar antes de ir a la oficina; está bien saber que si se tercia para un té con leche y un sandwich de huevo para empezar el día, sienta de maravilla.

Uno de esos sitios con tradición en el vecindario y que habían pasado más de 7 años pasando en cantidad de ocasiones por su puerta, pero no fue hasta hace poco que finalmente les hacía una visita que tenía pendiente. Y claro que repetiré.

Para ver su ubicación pueden ver los detalles aquí

Somos animales de costumbres y más si a la hora de comer tenemos varios sitios a los que solemos ir durante la semana y...

Leer más »

Manos a la obra

Las ciudades evolucionan y con el tiempo necesitan adaptarse a las nuevas necesidades bien sea por parte de los ciudadanos o los vehículos. Siempre tiene que haber un equilibrio entre ambos, aunque a veces no se cumpla al cien por cien y haya más barreras para los ciudadanos cuando no debiera ser así. Tanto para bien o para mal hay que sufrir los inconvenientes de las obras, pero siempre hay formas y formas de llevarlas a cabo; basta con ver claros ejemplo de eficiencia en el país vecino de Japón donde hay obras que son vistas y no vistas.

Es interesante poder observar cómo tu barrio o bien la zona cercan a tu lugar de trabajo se transforma. De esta forma, en el último año a lo largo de la transitada Johnston Road en Wan Chai he ido observando bastante cambios. Edificios a punto de ser terminados, otros que van desapareciendo con el tiempo sin darnos cuenta y también algunas zanjas en la calle. Dudo que aquí se hayan olvidado de poner un cable… Las obras tienen algo más de cabeza pero siempre pudiera darse el caso de alguna pifia.

wpid-imag0914.jpg

Ya se podrán imaginar cuando tras muchos meses vuelvo a pasar por Central y descubro muchos cambios para mi asombro. De todas formas, parece que la gente se integra bastante bien con las obras porque pocas veces he visto situaciones tensas al respecto.

¿Qué es lo más notorio para ustedes sobre las obras? Molestas por el ruido, el polvo, poca coordinación.. Siempre se pueden minimizar los efectos laterales y hacerlo un poquito más cómodo para todos, casi como si fuese algo transparente. Buen ejemplo se me ocurre respecto a los programas informáticos y tecnología en general, que funcionan las cosas pero el usuario no se entera del trasfondo, sólo importa que se cumpla el cometido de la forma más natural posible.

Las ciudades evolucionan y con el tiempo necesitan adaptarse a las nuevas necesidades bien sea por parte de los ciudadan...

Leer más »