Etiquetado por:Wan Chai

Pasando por aquí

Otro de los indicadores que nos recuerdan hasta donde llegaba el mar hace muchos años atrás y es que era por donde discurre la calle Johnston con sus tranvías la frontera entre el mar y la tierra. Wan Chai

que era un pueblecito pesquero se ha ido transformando con el paso del tiempo, mezclando tradición e introduciendo elementos más modernos y con partes diferenciadas. El nuevo Wan Chai que conforma la zona reclamada al mar (entre los años 1921-1929) por donde hay hoteles, centro de convenciones y edificios de oficinas / residenciales; la parte que da más hacia el interior que conserva su templo, la antiguüa oficina de correos y los mercadillos que se mantienen en activo.

Poco a poco, como si de champiñones se tratase, hay edificios que desaparecen para dar paso a nuevas estructuras. En la actualidad diría que hay como tres o cuatro ubicaciones con edificios residenciales a punto de terminar, mientras tanto se intenta conservar algunos de los edificios históricos que le dan carácter al barrio.

IMAG0610_1
IMAG0609_1

Es muy interesante el pararse un rato y leer estos cartelitos, creo que no se les presta toda la atención que se debiera. En ellos nos desvelan datos curiosos del pasado como era la popularidad de las casas de té en la zona que con el tiempo fueron extinguiéndose poco a poco para dar paso a otros negocios. Una mezcla entre dispensarios, tiendas de pescado seco, casas de empeño, puestitos varios y bastante oferta donde comer.

¿Se suelen fijar en los detalles como estos cuando hacen turismo? O bien, van a tiro hecho cuando quieren visitar un lugar. Creo que es importante no perder nunca la capacidad de asombro ante los pequeños detalles, es una buena práctica. Da igual que vivamos en un sitio o estemos de paso, mantener siempre los ojos en alerta.

Otro de los indicadores que nos recuerdan hasta donde llegaba el mar hace muchos años atrás y es que era por donde discu...

Leer más »

Casualidades

No hay nada de extraño en coger un callejón para acortar un poco las distancias o bien para improvisar de forma que cambiemos alguna de nuestras rutas habituales. Creo que no había pasado hasta ahora el fijarme en un detalle en concreto y además en tan corto espacio de tiempo. Detalles que uno archiva en su mente y cuando ve una coincidencia la alarma salta en nuestros sentidos.

Terminada la hora del almuerzo aprovecho para hacer unas diligencias para la oficina, la temperatura es agradable para pasear porque sopla un poco de brisa a pesar de que anda medio nublado, en lo que decido a travesar un callejoncito y a medida que lo atravieso observo que algunos garabatos, porque digamos que no son exactamente unos graffitis pero sin que pase nada extraordinario. Incluso con número de teléfono en caso que tengamos problemas de cañerías o desagües.

image
image

Es a la vuelta cuando regreso hacia la oficina cuando veo en este poste algo que me hace recordar sobre el callejón de hace un rato. ¿Lo vieron?

image

El denominador común es el carácter 正 y que significa “positivo”. Puede que esté en lo cierto o no, pero si que me saltó a la vista que se repitiese. Digamos que entre un sitio y otro, apenas hay diez minutos caminando. Una forma de delimitar el territorio del autor o simplemente una seña de que estuvo de paso por el lugar.

Algo que sucede a nivel global en muchas otras ciudades, alguien que quiere darse a conocer con su firma particular pero sin que le podamos poner un nombre o un rostro. ¿Qué opinan?

No hay nada de extraño en coger un callejón para acortar un poco las distancias o bien para improvisar de forma que camb...

Leer más »

Los barracones

La historia de la ciudad nunca deja de sorprendernos con pequeños elementos del pasado. Casualmente suelo pasar por delante del sitio en cuestión cuando voy a almorzar algo hacia Wan Chai, pero pocas veces me he parado a mirar con más detenimiento aunque seguro que no habré sido al primero que le pasa y son muchos los que no conozcan lo interesante del lugar.

Haciendo un poco de investigación al respecto, he dado con este artículo que cuenta sobre los barracones Victoria cuya construcción data de 1870. Por aquel entonces fue una mejora respecto a los barracones de Murray y Wellington. Estaban constituidos por cinco bloques y orientados hacia el muelle de la Armada Real y la bahía. Con el tiempo la zona iría sufriendo muchas transformaciones hasta nuestro días en que queda tan sólo un muro de piedra y una zona vallada que delimita parte del recinto donde estaban.

image

Es al comienzo de la calle Queens Road East y que delimita el distrito de Admiralty con Wan Chai donde podemos observar este muro. En él, hay una puerta bloqueada que daba acceso hacia a los barracones mediante unos túneles. Tiene cierto misterio por lo que cuenta el artículo anterior y a fecha de hoy no se sabe si estos túneles puede que interconectasen algunos edificios, que están colina arriba y pertenecen al gobierno, sigan siendo usados o bien sea un secreto que pertenezca a los militares que lo controlaban.

image

De los tiempo cuando la ocupación inglesa y comienzos de la colonia. Historias de las tropas que ocupaban los barracones y los túneles que en su día serían bastante transitados, en secreto por supuesto. Una vía de acceso rápido y silenciosa que ojalá un día se pueda destapar.

La historia de la ciudad nunca deja de sorprendernos con pequeños elementos del pasado. Casualmente suelo pasar por dela...

Leer más »

Legado

Teniendo tan cerca de la oficina el barrio de Wan Chai, es habitual que me suela escapar a la hora de comer y quieras que no se agradece estirar las piernas para disfrutar de una atmósfera distinta. El cambio que hay desde Admiralty lo empezamos a notar una vez iniciamos la calle Johnston por donde transcurre el tranvía y se va adentrando en pleno centro del núcleo de este barrio tan activo.

Es justo en esta calle y antes de pasar por la esquina de las canchas, que nos encontramos con un edificio histórico y donde en la actualidad tenemos un restaurante que ocupa las plantas superiores y con una tienda de decoración en los bajos.

Por lo que he podido leer, este edificio data de principios de los años 40. Aunque la edificación actual se compone como un todo, anteriormente era cuatro unidades individuales; cada unidad se denomina tong lau (唐樓), que es el nombre con el que se conoce a un este tipo de vivienda con balcones y para uso comercial o bien residencial. Y el nombre del restaurante en cuestión se debe a que había una casa de empeños en uno de los pisos. Fue en el año 2007 cuando se abriría este establecimiento.

image

Yendo por otra de las arterias del barrio pero más pegada hacia el interior, la calle Queens Road East también tiene algún ejemplo más de edificación de este estilo. Muchos meses atrás la fachada estaba cubierta por unas redes, pero parece que casi está disponible del todo. Se ha respetado la estructura tradicional de balcones, mientras que en sus alrededores han levantado unas nuevas torres residenciales. En el bajo de este “tong lau” pondrán algún negocio tipo boutique o tienda de decoración, uno de los negocios que más florecen en la zona.

image

No es que la ciudad tenga una extensa fama en conservación de edificios, y es que uno se da cuenta al ver las fotos antiguas lo que ha sido el antes y el después. Es importante mantener el legado de la ciudad con sus construcciones y que las nuevas generaciones puedan verlas por ellos mismos y no sólo en los libros, y Wan Chai es una buena muestra de fusión.

Teniendo tan cerca de la oficina el barrio de Wan Chai, es habitual que me suela escapar a la hora de comer y quieras qu...

Leer más »