Categoría:Comida

Al lado del mar

Como quien dice, esto es casi empezar por el final pero también apuramos el último día de visita en la isla hasta el máximo. Día 31 de diciembre y en la víspera de recibir el nuevo año al lado del mar; nos escapamos hasta el sur de la isla que nos recibía con un sol radiante como si se tratase de verano y buena prueba de ello la cantidad de turistas británicos, alemanes, rusos… y demás nacionalidades que estaban tumbados cogiendo rayos; a cada cual con un tono un poco más sonrosadito y mientras tanto nosotros dando un paseo que habíamos iniciado desde la playa del Duque y bordeando la costa llegando hasta casi la caleta de Adeje.

La hora de comer se iba acercando y la gente me iba reclamando ya un sitio para sentarnos y comer. No demasiado lejos podía divisar unos restaurantes y sería cuestión de pocos minutos en llegar a ellos. En lo que me había adelantado para ir dando un vistazo al menú de varios locales, hablaba por teléfono con mi mujer para darle algunos detalles de la carta. Finalmente, asunto resuelto y nos sentamos en una de las mesitas del restaurante “Casa Celso“, con una vista privilegiada al lado del mar.

imag4224.jpg

Vistazo a la carta para empezar con unos entrantitos y luego algo de pescado del día. Tanto les había gustado el cherne de la otra noche cuando estábamos por el Puerto de la Cruz que no dudamos en pedir de nuevo. Los entrantes entre los que estaban: mejillones, pimientos de padrón, pasta marinera y gambitas al ajillo, junto con el pescadito para compartir. Suficiente para contentar al personal, o eso espero y sino… hueco para el postre que siempre hay.

imag4225.jpg
 
imag4227.jpg

La hora del postre fue sagrada y los más golosos de la mesa entre los que nos encontramos la sobrina de mi mujer y un servidor nos acercamos a las neveras a ver cuáles eran las opciones. Quesillo con nata y una tarta de chocolate con nueces, y creo que acertamos de pleno 😀

imag4230.jpg

Ahora para el regreso nos quedaba un paseito como de casi una hora pero con eso de estar haciendo la digestión y demás, seguro que se nos alargaría demasiado. Lo mejor fue que me diese un salto a buscar el coche al aparcamiento donde lo habíamos dejado y recogerlos; el paseito a paso ligero si que me vino bien a mi para que luego no sufriese los efectos de la modorra habitual y que luego teníamos que poner rumbo de vuelta a Santa Cruz.

imag4231.jpg

Fue un día de media jornada pero en el pudimos aprovechar un buen ratito de sol; yo creo que hasta todos cogieron un poco de colorcito y todo. A no ser un día que nos llovió estando por el Sauzal, de resto el tiempo estuvo espléndido hasta el final. Vacaciones de Navidad perfectas y además probando muchas cositas nuevas, y sobre todo para mis parientes que lo experimentaban todo por primera vez.

El jet lag ya está más que superado después de casi dos semanitas desde que nos volvimos. Yo creo que todos disfrutaron mucho de la isla y más aún al lado del mar disfrutando de la brisa y buena comidita local.

¡Feliz fin de semana a todos!

Como quien dice, esto es casi empezar por el final pero también apuramos el último día de visita en la isla hasta el máx...

Leer más »

Buen grill

Viernes y anticipo de fin de semana pero es que también es el comienzo de las vacaciones de Navidad. Se imaginan cómo se pondrá el metro con toda la gente saliendo de la oficina deseando llegar a casa para preparar la maleta de cara a un viaje inminente (en nuestro caso para el domingo) o bien juntarse con los amigos para celebrar alguna cena o almuerzo propio en estas fechas. Además, como el tiempo está fresquito y apetece entrar en calor no hay nada mejor que abrir el apetito con un sitio de yakiniku que descubrimos hace poquito cuando estuvimos disfrutando de unos días en Osaka. Un buen grill para terminar la jornada de aquel día y que nos supo a mucho.

Éste es el aspecto que presenta la sala principal del restaurante con varias mesitas distribuidas y cada una de ellas cuenta con un extractor justo encima de forma que cuando uno empiece a hacer la carne en la parrilla se puedan absorber los humos sobre la marcha, y es muy cómodo la verdad. Además, lo mejor de todo es que el sitio estaba la mar de tranquilo y es que habíamos intentado entrar en un par de establecimientos anteriormente pero no hubo suerte porque estaban bastante llenos y tocaba esperar o bien no disponían de menú en inglés. Ciertamente en este sitio con las fotos nos apañamos bastante bien aunque el inglés era un poco regulero, pero menos mal.

wpid-imag2854.jpg

En lo que la comida llegaba, momento para celebrar un brindis con cerveza y también una buena forma de acompañar la carne que vendría en un rato.

wpid-imag2857.jpg
 
wpid-imag2858.jpg

En lo que respecta al surtido de carnes, venía bastante variado entre pollo y ternera. Había de un tipo de venía ya como adobado y otro que tenían distintos grados; si uno se fijaba bien podía ver que la textura de la carne era distinto y luego a la hora de comer también si que se notaba.

En todo momento, los camareros estuvieron muy amables e hicieron verdaderos esfuerzos por intentar comunicarse de la mejor forma posible. Me imagino el apuro al intentar explicarnos las cosas, pero al final con unos pocos gestos todo arreglado :)

wpid-imag2862.jpg
 
wpid-imag2863.jpg

Para no perder el tiempo, momento de ir poniendo varios trozos de carne para que se vaya cocinando. Cuestión de hacerlos vuelta y vuelta porque con lo finitos que son, se hacen en seguida.

wpid-imag2864.jpg

wpid-imag2865.jpg

Uno de esos sitios que uno escoge de casualidad y resulta ser un acierto total. Malo sería que nos hubiese salido el tiro por la culata, pero menos mal que no fue así y para los que hayan estado en Japón, rara será la vez que uno coma mal.¿A quién le apetece un buen grill para estas fiestas?

Viernes y anticipo de fin de semana pero es que también es el comienzo de las vacaciones de Navidad. Se imaginan cómo se...

Leer más »

Buffet japonés

Una forma de premiarnos después de haber logrado con éxito nuestro Oxfam Trailwalker era hacer un almuerzo todo el equipo al completo. Fue además una buena ocasión puesto que Pete tenía unos amigos de visita en la ciudad con lo que fuimos un buen grupito el que se juntó para almorzar en este restaurante con buffet japonés.

Si que estaba animado el restaurante cuando llegamos, a eso de las 2 de la tarde cuando era nuestro turno puesto que hay como dos turnos y así se puede espaciar mejor. Seguro que mucha gente estaba anticipando ya la comida pre-Navidad porque luego entre que hay gente que coge vacaciones y luego las fechas son más apretadas, la gente anda algo justa de tiempo.

wpid-imag3638.jpg

Una buena copita de cava entre bocado y bocado, propicio también para hacer algunos brindis. Ni que decir que todo el sushi y sashimi estaba bien rico, lo suyo era ir a por una segunda ronda del buffet. Y no se crean que sólo había platos fríos sino que también había una zona de pinchitos (yakitori), algunas sopas, costillitas de cerdo y curry.

wpid-imag3639.jpg

Aunque parezca mentira, no sólo se trataba de la zona de buffet en la que uno podía repetir tantas rondas como le apeteciera sino que también se podía elegir un plato principal: un filete a la plancha con algo de guarnición; también había la opción de cordero o pescado que pidieron algunos del grupo. Y sí que disfrutamos de la comida porque cada cual estaba concentrado a su plato en lo que intercambiamos conversaciones sobre la carrera, sobre los planes para las Navidades y también algo de dragonboat, como no.

wpid-imag3640.jpg

Ya se pueden imaginar que había que dejar un hueco para la ronda final del postre, ¿verdad? dos buenas fuentes provistas de fruta, helado y unas copitas de panacotta y mousse de chocolate. Ni falta que decir, que fue la guinda del pastel para terminar de una forma muy dulce nuestro encuentro.

wpid-imag3641.jpg

Un sitio que merece la pena y en el que realmente se disfruta la comida. Zuma bien merece una visita y si es más para una ocasión especial mucho mejor.

¡Feliz fin de semana a todos! y no empiecen a llenarse mucho que en las Navidades hay que cumplir con las reuniones familiares y de amigos, jeje!

Una forma de premiarnos después de haber logrado con éxito nuestro Oxfam Trailwalker era hacer un almuerzo todo el equip...

Leer más »

Brunch español

Siempre es una alegría saber que lo español sigue tirando cada día con más fuerza y muchos sitios apuestan por introducir tapas o algunos platos de nuestra gastronomía en sus menús y eso es más que de agradecer. De unos años para acá, el número de restaurantes españoles ha ido creciendo con lo que se hace un poquito más difícil elegir sobre todo para el público local pero es una sana competencia y además demostrar de qué es capaz cada uno de estos restaurantes. Los hoteles tampoco se quieren quedar atrás y apuestan por tener un brunch con sabor español como el protagonista de este post.

En el corazón de Mongkok, de sobra conocido el Langham Place en el que se encontraba hasta hace poco el hotel Langham pero que se ha visto sustituido por una nueva cadena: Cordis. Aprovechado el cambio de imagen, en uno de sus restaurantes, el Alibi concretamente, han presentado no hace mucho un nuevo menú de brunch español durante el fin de semana. Mi mujer que siempre está con la vista puesta en el tema gastronómico, no dudo en pillar uno de estos domingos atrás un hueco para ir a almorzar y ver qué tal era la experiencia.

Empezando con los entrantes en los que dar buena cuenta de embutidos y quesos variados, algunas ensaladas, pincho de tortilla, pan con tomate y varios tipos de paella (uno de los platos estrella del buffet). Estaba bastante completito, aunque si que eché en falta que tuviesen algunas tapas del estilo albóndigas, gambas o champiñones al ajillo entre otros; entiendo que para este último plato, mantenerlo calentito es esencial para asegurar un buen sabor y quizás eso puede que lo hayan tenido en cuenta a la hora de elegir los platos, aunque seguro que con el tiempo con las sugerencias de los clientes pueden ir haciendo algunas variaciones. Y sin olvidarme de la bebida de acompañamiento: sangría de vino tinto y vino blanco o en su defecto jugos de frutas para el resto. La de vino blanco si que tenía mejor puntito, y entraba demasiado fácil. Un buen acompañamiento con la comida desde luego.

IMAG3244

Un selfie obligado antes de empezar con el plato principal después de haber dado buena cuenta del buffet de entrantes, que por cierto es un peligro si uno no se pone un límite porque todo estaba francamente bueno. Su plato principal era un bistec a la plancha y yo en cambio me decidí por un pollito al horno. Ni que decir, tuve que ayudarla a terminar parte de la carne porque los aperitivos le pasaron un poco factura, jeje.

IMAG3247

Lo mejor siempre queda para el final como es el caso de los postres, y para ello una muestrita de lo que tenían. Justo llegué en el momento cuando estaban reponiendo los churros con chocolate. Café o té para terminar, y más que servidos.

IMAG3248

La próxima vez que se les venga a la cabeza la idea de un brunch español, no se olviden que en Mongkok también es posible. Como siempre, para más información pueden darle un vistazo a su página de Facebook y deleitarse con las fotos de sus platos, y no sólo del brunch sino de la variada ofertas que tienen en el resto de restaurantes. Seguro que les sorprende gratamente como a nosotros tras este cambio de denominación.

¡Buen fin de semana a todos en el recién estrenado mes de Noviembre, promete!

Siempre es una alegría saber que lo español sigue tirando cada día con más fuerza y muchos sitios apuestan por introduci...

Leer más »