Rumbo a Chamonix

Este domingo por la noche estaré saliendo rumbo a Chamonix para una aventura en solitario esta vez, y no serán precisamente unas vacaciones que digamos. Volveré a volar con Qatar hasta llevar a Ginebra y desde ahí luego desplazarme por carretera al valle de Chamonix. Una semanita más o menos será la estancia.

¿Y todo esto por qué viene? El año pasado a raíz de habernos preparado para el Oxfam, una de las carreras que hicimos de preparación daba los puntos necesarios para poder acceder al sorteo de las carreras del UTMB (Ultra Trail de Mont Blanc). Siendo la prueba reina la de 100 millas (unos 170km), hay otras carreras que vienen a ser como sus hermanas pequeñas: CCC, TDS, PTS y OCC.

Me picó la curiosidad por ver si la suerte estaría de mi lado para conseguir una plaza y así fue, con lo que estaré participando en la carrera OCC que cuenta con 53kms de recorrido y 3.300 metros positivos. Una ruta con muy buena pinta aunque tampoco está exenta de sus tramos duros, confiando que no me den mucha guerra.

rumbo a chamonix
 

Habiendo dejado atrás la temporada de dragonboat hace un par de meses, tocaba ponerse de nuevo a darle caña a las piernas y sobre todo el fin de semana en la montaña ganando metros en vertical. Entrenamientos variados: suaves, algunos de velocidad, con cuestas y tiradas largas el fin de semana. Sobre todo haciendo especial hincapié en machacarme en subidas y bajadas que espero de buen resultado. No obstante, soy conservador y me gusta pensar que pueda llevar un ritmo cómodo sin tener que sufrir mucho, pero ya se sabe cuando uno está metido en el ambiente de carrera las cosas se alteran un poco.

Aquí tienen como es la salida de la carrera madre como es el UTMB, es espectacular la energía que desprenden nada más salir y pensar que tienen por delante ese recorrido brutal que les llevará por tres países a través de las montañas.

salida utmb

Imagen sacada de Irunfar

Para los que me quieran seguir, podrán hacer el seguimiento a través de la web LiveTrail y con mi dorsal que es el 9239. Ahí estaré en la salida el día 25 a las 8 de la mañana local y vibrar con el ambiente desde la salida hasta el final.

Este domingo por la noche estaré saliendo rumbo a Chamonix para una aventura en solitario esta vez, y no serán precisame...

Leer más »

Comida italiana

No hay nada más cierto cuando se dice que la comida italiana no defrauda, será que el compartir el estilo mediterráneo con la comida española ya es un plus.

Nuestras comidas durante el viaje fueron variaditas pero al final uno recurre a los estándares: pizza, pasta y algo de carne o pescado. Sin olvidarme tampoco de las ensaladas caprese o bien un carpaccio. La comida italiana no llega a ser pesada, aunque eso dependerá de la ración como no pero nos quedamos siempre satisfechos. Ni demasiados llenos ni con la sensación de vacío, equilibrio perfecto.

comida italiana
 
pizza

Estando ya en Florencia y después de que un amigo nos dijese: “tienen que probar el filete estilo florentina“, estaba claro que no ibamos a dejar pasar la ocasión. Eché mano de Foursquare para ver los restaurantes de los alrededores y ver cuáles eran las recomendaciones. Casualmente uno de los restaurantes que le ponían buenas críticas estaba como quien dice a la vuelta de la esquina.

Menuda pintaza el filete, que aunque no lo parezca era de 1kg (es el estándar mínimo para hacerlo a la florentina). La carne estaba en su punto, muy sabrosa y tierna.

filete

Para nuestra última noche antes de partir a la mañana siguiente rumbo a Milán, otra de las recomendaciones cerca de la plaza de la basílica. Un ambiente muy agradable en una mesa exterior y la comida del diez. Diría que una de las mejores comidas del viaje y acompañada con un buen vinito Chianti. En esta ocasión pedimos unos raviolis y bruschetta de entrantes, y como segundo un plato de carne para compartir.

cena despedida

Los postres también fueron protagonistas en alguna que otra ocasión, y es que lo dulce siempre sienta bien da igual sea almuerzo o cena. Un tiramisú con muy buena presentación o bien una copita de gelato para hacer de digestivo.

tiramisu

Confieso que llegamos a comer gelato hasta dos veces al día, y la culpa también es del calor que prestaba a ello. Los sabores de frutas como: melón, fresa, frutos del bosque o limón entre nuestros favoritos. Muy refrescante.

gelato

¿Cuáles son sus platos preferidos en lo que a comida italiana se refiere? ¿Algo que probasen estando de viaje que les haya sorprendido tanto para bien como para mal? no hay muchos secretos, a veces arriesgarse con algún plato nuevo pero por seguro no nos va a defraudar demasiado.

Como siempre que uno se pone a hablar de comida es inevitable que le entren unas ganas locas de comer. Lástima el no estar almorzando luego una buena pizza/pasta y con un postrito para rematar 🙂

No hay nada más cierto cuando se dice que la comida italiana no defrauda, será que el compartir el estilo mediterráneo c...

Leer más »

Refrescante

No será la primera vez que les nombre un sitio muy refrescante en los Nuevos Territorios. Las cataratas de Ng Tung Chai son el sitio perfecto para estar en un entorno privilegiado dentro del parque de Tai Mo Shan a las afueras de Tai Po.

A pesar de la dureza de algunos tramos en la ruta, la excursión merece mucho la pena. Justamente cuando fui el fin de semana pasado me encontré bastante gente subiendo y eso que hacía un calor importante, por suerte el tramo a través del bosque se agradece pero el factor humedad si que no te lo quita nadie.

IMAG0762

A medida que vamos subiendo nos encontraremos con distintas secciones de las cataratas: baja, media, alta y la del final (por decirlo de alguna forma). En las dos primeras tenemos que salirnos un poco de la ruta bajando unos metros para acceder a ellas. Sin embargo, cuando llegamos a la principal tenemos que “atravesarla” casi y nos regala una vista magnífica del agua cayendo. Momento refrescante donde los haya y poder afrontar el último tramo de subida a través de la zona de piedras que se nos viene.

refrescante

Quedarnos un rato contemplando cómo cae el agua y el bonito efecto de los rayos del sol atravesando las gotitas de agua en suspensión. En ese momento estaba completamente solo, pero seguro que no tardaría en animarse con los grupos que había pasado algo más abajo.

catarata grande

Pasado lo más gordo, el último tramo que discurre entre rocas de cierto tamaño nos permite experimentar otro tipo de subida. Rodeados de vegetación muy diversa, incluso alguna platanera. Por si no lo había dicho antes, nos encontramos casi a 500 metros de altura.

IMAG0767

Ya podemos respirar tranquilos tras divisar el último tramo de catarata, el camino se relaja un poco y empieza a llanear hasta llegar a un cruce. Dos opciones: seguir subiendo un poco más en dirección a Tai Mo Shan o bien coger el camino alternativo de vuelta a la carretera principal. Nos vamos montaña abajo para darle caña a las piernas.

último trozo

Una excursión hecha con calma que nos llevaría sus 2-3 horitas y también se tercia para un picnic cerca de alguna de las cataratas. Consejo: sean previsores con el tiempo antes de salir de casa para que no les pille desprevenidos con una tormenta o bien con el sol intenso; sobre todo algo que no debe faltar es agua en abundancia y también algo de comida. De resto, a disfrutar con el trayecto.

Y antes de despedirme quería aprovechar para presentarles una web que se ha puesto en funcionamiento desde hace bien poquito: HK Outdoor Adventures. Un espacio que pretende ser un punto de encuentro para conocer los rincones más recónditos del territorio de Hong Kong; en un fin de semana se pueden montar excursiones muy chulas y es Iurgi quien nos trae de la mano de esta web. Espero se pasen a darle un vistazo.

¡Buen fin de semana a todos!

No será la primera vez que les nombre un sitio muy refrescante en los Nuevos Territorios. Las cataratas de Ng Tung Chai...

Leer más »

Paseo por el lago

Nada mejor que empezar el día con un paseo por el lago antes de ir a desayunar. No hay excusa que valga para salir a recorrer el caminito que empieza a pocos metros de nuestro hotel y va bordeando el lago hasta meterse más adentro en parte del bosque. Con un poco de brisa y los rayos del sol que van calentando lo que sería otro día caluroso y de cielo espectacular.

paseo por el lago
Las montañas

Con las montañas de testigo al fondo atravesando campos verdes. Mirar a un lado teniendo el lago cerquita y justo en el opuesto las montañas casi a tiro de piedra. Un muy bien sitio para los amantes de la naturaleza bien sea para correr, bicicleta, montañismo o remo.

prados verdes

De la abundante vegetación podemos destacar desde los omnipresentes olivos, pasando por otros arbustos de diverso tamaño o bien hierbajos bastante creciditos. Me imagino que de vez en cuando les den una buena poda porque seguro que con el tiempo empiezan a adueñarse del camino, jeje; aunque justamente esta sección tenía anchura considerable.

siguiendo la senda
El bosque

Mucha tranquilidad en lo que atravesamos el bosque, tan sólo el clásico zumbido de algunos insectos que suelen ser bien madrugadores. No somos los únicos que han decidido disfrutar de la naturaleza de buena mañana. Nos cruzamos con varias personas que vienen casi de terminar su salida a correr (yo haría lo propio al día siguiente).

atravesando el bosque

un día de calor

Realmente imponente esta montaña, el pico más alto de la zona. Si no me equivoco, se trata del monte Legnone. Y la verdad que invitaba a poder hacer una rutita hasta la cima, quizás en otra ocasión.

caballos en el campo

El lago proseguía hacia la izquierda pero justo en un lateral había este riachuelo que se adentraba hasta que poco a poco iba perdiendo anchura por lo que pude ver en el mapa. En paralelo seguía el caminito-carril bici para continuar hasta la siguiente población con unos cuantos kilómetros por delante pero totalmente en llano. Seguro que cuando bajan las temperaturas y en época otoñal el paisaje tiene que verse muy bonito.

riachuelo

Volviendo sobre nuestros pasos en nuestro camino de vuelta al hotel. Como había puesto la aplicación del móvil registrando nuestro paseo, salió que habíamos hecho unos 6 kilómetros que no está nada mal.

de vuelta al hotel

Lo bueno de haber estado en un lugar así es evadirte durante unos días. No obstante, dando un paseo hacia el pueblo había un par de restaurantes y gelaterías que disfrutamos durante esos días. De esta forma, no teníamos que coger el coche necesariamente para ir a comer algo y eso se agradece.

Nada mejor que empezar el día con un paseo por el lago antes de ir a desayunar. No hay excusa que valga para salir a rec...

Leer más »